Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 11 de julio de 2016

La DGT financió tres proyectos al marido de su directora general (María Seguí)

"El marido de María Seguí nos ofreció contratos a dedo con la DGT"

La Dirección General de Tráfico financió tres proyectos de investigación de Francisco López Valdés, el marido de su directora general, María Seguí. El ex jefe de López Valdés en la Universidad de Zaragoza, Juan José Alba, ya alertó en EL MUNDO que el esposo de la máxima responsable de Tráfico le había ofrecido "contratos a dedo con la DGT" para desarrollar simuladores de conducción para la Guardia Civil. Pues bien, según una serie de documentos a los que ha podido acceder este periódico, López Valdés fue beneficiado con recursos públicos por el organismo público en unos años en los que Seguí ya era máxima responsable.
En 2012, la DGT financió el proyecto Evaluación en colisiones y de dispositivos de seguridad infantil para niños con discapacidad cuyos autores fueron Juan José Alba y Francisco López Valdés pertenecientes al equipo de investigación I3A y dependiente del Instituto Universitario de Investigación en Ingeniería de Aragón de la Universidad de Zaragoza. Sus nombres aparecen en los informes de adjudicación de la DGT y López Valdés incluso se vanaglorió del respaldo económico dado por la institución de su mujer. Pero la cosa no acabó ahí. En el mismo año, el ente concedió recursos públicos al Estudio naturalístico de las situaciones de desplazamiento fuera de posición de niños con discapacidad. Y ya en 2013, el equipo del que formaba parte López Valdés volvió a recibir recursos para el desarrollo del Estudio piloto de evaluación del comportamiento de dispositivos de seguridad infantil en vehículos reales. En esta ocasión, al grupo de investigadores se sumó también Óscar Juste de la Universidad de Zaragoza.
El ex jefe de López Valdés en la Universidad de Zaragoza, Juan José Alba, denunció al matrimonio Seguí-López Valdés por los presuntos delitos de "tráfico de influencias y cohecho" y, según asegura, fue apartado acto seguido de su laboratorio. "Supongo que a la Universidad no le interesaba tener un problema institucional con la DGT y perder subvenciones", comenta. Su comentario no es baladí porque al margen de la financiación que recibió el grupo de investigación de López Valdés por parte de la DGT, el mismo organismo público también subvencionó al Instituto Universitario de Investigación en Ingeniería de Aragón de la Universidad de Zaragoza, del que depende el grupo del marido de Seguí, tal y como ha adelantado OK Diario. Los responsables de este instituto prefirieron mantener a López Valdés en su puesto y prescindir de Juan José Alba. La Universidad de Zaragoza también podría ser receptora de más fondos de la DGT dado que ha solicitado subvenciones para tres proyectos de investigación y que se resolverán este 2016.
Cabe recordar que la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), que es adjudicataria de la DGT, también financió con 20.000 euros un proyecto del marido de Seguí y le invitó "a todo lujo" a Cancún. Desde la aparición de estas noticias, Seguí se ha mantenido en silencio. Sólo decidió destituir a la responsable de Formación Vial, Marta Carrera, y protagonista de la conversación con el presidente de la CNAE, José Miguel Báez, en la que supuestamente acordaba los pliegos del concurso público para la adjudicación de la gestión de los cursos de recuperación de puntos.
Publicar un comentario