Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 4 de julio de 2016

El socialismo o mal de las vacas locas, muere de codicia.


Los ingratos y depredadores del obrero, los sindicatos vaticinaron hasta la saciedad que la reforma laboral de Mariano Rajoy multiplicaría el paro. La realidad ha dado una rotunda colleja a los dirigentes sindicales que, naturalmente, en lugar de enrojecer de vergüenza tratan de disimular su equivocación con pataleos pueriles. Aún más, reitero lo que he dicho en varias ocasiones. Como ha explicado José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos, el desempleo aumentó al comienzo de la crisis por la actitud sindical, cuyas exigencias concluyeron con el cierre de decenas de miles de empresas.

España, hoy tiene 124.349 parados menos que hace un mes y  98.000 cotizantes más en la Seguridad Social. Poner trabas al éxito de la política económica de Mariano Rajoy sería negar la evidencia. En el año 2011, España estaba en la frontera de ser intervenida por la troika, a causa de la crisis, sí, pero también de la delirante política económica de José Luis Rodríguez Zapatero. La prima de riesgo alcanzó los 638 puntos.

Con buen criterio, Rajoy impuso una política de austeridad que era imprescindible. España crece hoy por encima de las más fuertes naciones europeas. La prima de riesgo está en el entorno de los 100 puntos y el número de personas paradas se ha reducido hasta la cifra de 3.767.054.

Casi todo está siendo aciertos en materia de economía. Mariano Rajoy no ha sabido atender a las exigencias políticas. Con mayoría absoluta, se ha dejado en el tintero la reforma de la ley electoral, ha permanecido inoperante ante la gravísima crisis catalana y no ha sido capaz de poner en marcha la reforma constitucional.


Creo que es imprescindible añadir que cerca de cuatro de millones de parados es una tragedia social. Será necesario continuar aplicando, de acuerdo con Europa, todas las medidas necesarias para que continúe disminuyendo la cifra atroz hasta límites digeribles para la salud de España.
Publicar un comentario