Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 25 de julio de 2016

El ser humano no está diseñado para resistir choques a gran velocidad. Solo Graham puede hacerlo.

El rostro de Graham, con mayor capa protectora (TAC)
Más de 1.200 personas fallecieron el año pasado, sólo en España, a consecuencia de un accidente de tráfico. En el mundo la cifra se dispara a más de un millón doscientas mil víctimas mortales. 
El ser humano no está diseñado para resistir choques a gran velocidad. Pero, ¿sería posible salir siempre con vida? ¿Cómo tendríamos que ser para sobrevivir a los accidentes de tráfico? 
Las autoridades de tráfico del estado australiano de Victoria han diseñado al ser humano capaz de sobrevivir a los choques en carretera. Les presento a Graham.


Ver fotos


¿Qué le hace diferente a nosotros? Graham tiene el cráneo rodeado de cápsulas de aire -algo parecido al plástico con burbujas de aire que usamos para envolver cosas delicadas-. No tiene cuello -para no sufrir lesiones cervicales- y su nariz se ha reducido a dos orificios. 



Ver fotos


En el pecho, Graham ha desarrollado cápsulas de aire para que le sirvan como airbags en caso de colisión. 

Ya que el ser humano no va a evolucionar para resultar inmortal en caso de accidente de tráfico, igual tenemos que empezar a pensar en no provocarlos. 
Publicar un comentario