Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 20 de junio de 2016

Último sondeo. Gobierno PP/PSOE.

El PP rompe la barrera del 31% y Podemos es ya la única alternativa
PP y la ejecutiva del PSOE han pactado dar el Gobierno de la nación al PP a cambio de dejar en todas las instituciones y comisiones de Gobierno tal y como estaban. Acierto total para ambos paridos.El último «tracking» de NC Report para  confirma el cataclismo del PSOE en las elecciones generales del próximo domingo. Unidos Podemos sigue creciendo en intención de voto y en perspectiva de escaños, y el PSOE continúa sin remontar, e incluso pierde una décima más en intención de voto. Los de Pablo Iglesias afianzan el adelantamiento al PSOE en votos y también en diputados, ya que podrían sumar entre dos y cuatro más. En la proyección más alta, la coalición que lidera Pablo Iglesias y los socialistas podrían alcanzar juntos los 170 escaños. La mayoría absoluta en el Congreso está en los 176 escaños. En el bloque del centro derecha, el PP mantiene su tendencia al alza y superaría el 30 por ciento de los votos, el listón que se han fijado en el comité de campaña. Y en el mejor de los escenarios Mariano Rajoy conseguiría aumentar ocho escaños con respecto a las elecciones de diciembre.

El PSOE se situaría . entre los 80 y los 83 escaños. En diciembre, con el 22 por ciento de los votos logró los 90 escaños. La coalición de Unidos Podemos subiría casi un punto más desde el último «tracking», del 24,8 por ciento al 25,4 por ciento, confirmando su tendencia al alza desde que se formalizó la alianza de Iglesias con Alberto Garzón. Si a Sánchez el debate a cuatro del pasado lunes no le sirvió para mejorar posiciones, a Iglesias, sin embargo, parece que también le ha sentado bien. De momento, al menos según coinciden todos los sondeos, la jugada parece que está a punto de salir redonda. La última mejoría en intención de voto le coloca al alcance una horquilla de entre 82 y 87 escaños. Esto confirma el intercambio del peso parlamentario entre el PSOE y Unidos Podemos. Por cierto, las confluencias territoriales se mantienen como en el último sondeo, salvo la catalana, En Común Podemos, que se deja otra décima de apoyos.

A los socialistas  se le agota el tiempo para conseguir que la campaña le ayude a aglutinar voto útil alrededor de sus siglas y el pánico se consolida en el equipo socialista. Si los datos que apuntan este sondeo se cumplen el domingo que viene, la tragedia se hará realidad en el socialismo. Su líder, Pedro Sánchez, afronta esta delicada situación sin ninguna voluntad de dar un paso atrás si se confirma la catástrofe. Ésa es la teoría que airean desde su entorno. Aunque un escenario como el que dibuja esta encuesta lo deja todo en el aire. La lógica apunta a que la confirmación del «sorpasso» obligaría a que salte la actual dirección del Partido Socialista en la misma noche electoral, pero la dimensión de la crisis interna también puede disminuir las ganas de las «alternativas».

La entrada de la coalición de izquierdas afecta a todos los partidos en la aplicación de la Ley D’Hont. Así, el PP, con el 31,1 por ciento de los votos sacaría prácticamente los mismos escaños que con el 30,6 por ciento del anterior «tracking». Si acaso sólo uno más. La barrera del 30 por ciento ya fue el objetivo que los populares se fijaron en las anteriores elecciones, pero se quedaron en el 28,72 por ciento de los votos y 123 diputados. Ahora, aplicando el nuevo reparto de los restos, esa subida en votos otorgaría a Mariano Rajoy entre 126 y 131 escaños. Al candidato popular, a diferencia del socialista Pedro Sánchez, sí parece que le ha venido bien el efecto que haya podido tener el debate a cuatro en una campaña anodina y sin novedades ni en los discursos ni en los programas. Si consigue afianzar esa subida en votos y en escaños, Mariano Rajoy tendría más fuerza en la negociación para forzar una abstención socialista y de Ciudadanos que le dejase, al menos, gobernar en minoría. Aunque no es un escenario que esté tampoco muy claro. Cuanto más mejore su posición con respecto a diciembre, más podrá resistir las presiones en la negociación postelectoral. .

C´s tampoco saca rédito de la primera semana de campaña. Según esta encuesta, la última que se puede publicar, Albert Rivera estaría en el 13,2 por ciento de los votos, cinco décimas menos que en el último «tracking». En escaños, tendría entre 33 y 35, en el mejor de los casos cinco diputados menos que en diciembre. La suma del PP y Ciudadanos se movería en la horquilla de entre 156-166 escaños. En la más optimista de las proyecciones, a 9 escaños de la mayoría absoluta. En las elecciones de diciembre, Rivera obtuvo el 13,93 por ciento de los votos.

Albert Rivera, líder de la formación naranja ha ido acentuando su oposición a Rajoy, personalizada con mucha dureza en su figura, según avanzaba la campaña. Hasta dar a entender que cierra la puerta a un entendimiento con el PP si su candidato a la investidura es el mismo que lidera la lista con la que los populares se presentan a las elecciones. En la recta final electoral, ni los socialistas ni Ciudadanos dan signos de haber conseguido rentabilizar a su favor entre su electorado el acuerdo de gobernabilidad que firmaron tras las últimas elecciones generales. Les permitió mucho protagonismo, ocupar mucho espacio en el debate político e incluso, como ocurrió con Rivera, dar a sus escaños una relevancia que en sí no tenían, porque ni con PSOEni con PPeran suficientes como para formar gobierno. Pero aquel acuerdo no les está dando resultados en votos según todas las encuestas.

En este último sondeo de NC Report, la participación sube otras dos décimas con respecto al anterior «tracking», colocándose en el 64,6 por ciento. En el pasado mes de diciembre fue del 73,2 por ciento.




Publicar un comentario