Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

jueves, 9 de junio de 2016

OCDE: La contaminación de aire aumentará drásticamente las muertes prematuras


La contaminación del aire podría causar entre 6 y 9 millones de muertes prematuras y suponer un coste de alrededor de 2,6 billones de dólares (2,3 billones de euros) al año para 2060 a menos que se tomen medidas, dijo el jueves la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En la imagen, el distrito financiero de financial de Shanghai, China, cubierto de polución, 14 de abril de 2016. REUTERS/Aly Song

LONDRES (Reuters) - La contaminación del aire podría causar entre 6 y 9 millones de muertes prematuras y suponer un coste de alrededor de 2,6 billones de dólares (2,3 billones de euros) al año para 2060 a menos que se tomen medidas, dijo el jueves la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
En un informe publicado el jueves, la OCDE analizó las consecuencias económicas de la contaminación del aire y encontró que podría costar un uno por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) - o 2,6 billones al año - para 2060.
Los costes económicos asociados a la factura sanitaria anual aumentarían a 176.000 millones de dólares desde 21.000 millones en 2015, mientras que los días de trabajo perdidos aumentarían a 3.700 millones desde 1.200 millones.
La reducción de las cosechas como resultado de un aire sucio también lastrarían las economías de la mayoría de los países, mostró el informe.
"El número de vidas acortadas por la contaminación ya es terrible y el posible aumento de las próximas décadas es escalofriante", dijo el director de medio ambiente de la OCDE, Simon Upton.
"Si esto no es suficiente motivación para actuar, este informe también muestra que habrá un fuerte coste económico si no se hace nada", añadió.
La contaminación del aire provocó más de 3 millones de muertes prematuras en 2010, pero la cifra podría duplicarse o triplicarse para 2060, dijo el informe.
Las mayores tasas de mortalidad por la polución del aire se prevén en India, China, Corea y países de Asia central como Uzbekistán, donde el aumento de las población y la congestión de las ciudades expone a más gente a emisiones de plantas de energía y al humo de los tubos de escape del tráfico.
Publicar un comentario