Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

martes, 7 de junio de 2016

Los ricos comen más y mejor que los pobres y es legal...¡Manda huevos¡

Hay un pequeño detalle que diferencia a los ricos de verdad de los demás. Ellos piden raciones de jamón cuando van a los restaurantes. No se trata de una observación sin fundamento. En muchas casas, se tiene el jamón como antes se tenía a los santos. Para la genuflexión y las fiestas de guardar. ¿Cómo vas a pedir jamón si te lo puedes comer en casa sin el sobrecargo del restaurante y el IVA de Montoro?, razonan las madres. Y si aplicamos criterios estrictamente económicos tienen razón. Sin embargo, en la mayoría de las decisiones, la lógica puede ser un factor importante pero casi nunca resulta decisivo. Basta con mirar las encuestas y el mundo sin mayúsculas.
No sé cómo sería nuestro régimen si aplicáramos el jamón en lugar de la socialdemocracia de Marx y Engels. Cambien su papeleta por un jamón; voten sí a la renta universal de 2.300 euros mensuales que acaban de rechazar los suizos. Imaginen el resultado de haberse propuesto ese referéndum en España. "¡Casi ná! /para comprarse un vagón de jamones, / después de trincar, / y una cama con siete colchones / para luego dormir la tajá", cantaría Lola Flores.
El problema es (y solo cito algo de Sloterdijk en Los Latidos del mundo) es que hemos dejado que los circos romanos se invistieran de academias ¡la complu! y los inteletuales sean ahora los gladiadores y bufones. Pero ¿qué se puede esperar? Se ha producido un cambio fundamental en nuestra sociedad. Antes a los niños se les vedaba el marisco. "Niño, tú no comas cigalas que no las aprecias". Se les daba un bocadillo de chorizo naranja con mantequilla (que está buenísimo por cierto) y a callar. No era tanto que a los niños no les gustara chupar la cabezas sino que era difícil que valorasen los esfuerzos del pescador y el comprador para que la fuente de langostinos estuviera en la mesa. Ahora los chiquillos se hinchan de cigalas y les dejan preguntar a los candidatos a la presidencia del Gobierno "porque tenemos mucho que aprender de ellos". Se acabarán comiendo el jamón de las casas; los ricos siempre pueden pedirlo en los restaurantes.
Publicar un comentario