Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

miércoles, 22 de junio de 2016

JJOO.- Matan a tiros a Juma, el jaguar que acompañaba a la antorcha en Brasil

JUEGOS OLÍMPICOS

Matan a tiros a Juma, el jaguar que acompañaba a la antorcha en Brasil

Los soldados abrieron fuego contra el animal para evitar que saliera de la zona de control

La jaguar Juma, durante el acto de paso de la antorcha olímpica por Manaos. VIDEO: REUTERS / FOTO: JAIR ARAUJO (AFP)

Juma, una jaguar de casi nueve años que participó en la ceremonia del paso de la antorcha olímpica en la ciudad de Manaos, capital del estado brasileño de Amazonas, fue abatida a tiros este martes para evitar que saliera de una zona de control. El animal supuestamente intentó atacar a un soldado, según ha informado el Ministerio de Defensa brasileño. Su muerte ha abierto una nueva polémica que salpica a los Juegos de Río 2016 y ha puesto sobre la mesa el absurdo de una tradición permitida por la ley: el desfile de animales salvajes en los acontecimientos militares en esta región.
No era la primera vez que esta jaguar, mascota del primer Batallón de Infantería de la Selva, participaba en una ceremonia. El paso de la antorcha se celebró en el Centro de Instrucción de Guerra. Una vez que había finalizado, el animal se escapó durante un traslado e hizo un amago de atacar a su cuidador. Los militares intentaron sin éxito controlar sus movimientos disparándole dardos tranquilizantes, pero como no tuvieron éxito pasaron a los disparos. La muerte de Juma ha provocado una ola de críticas en las redes sociales. Más de 25.000 personas han apoyado una declaración bajo el lema "Justicia para Juma".
Símbolo nacional, el jaguar está en la lista de especies en peligro de extinción desde 2003. Se trata del mayor felino del continente americano y vive en libertad. Aunque habita por todo Brasil su población está especialmente concentrada en el estado de Amazonia. Según datos del Instituto de Conservación y Biodiversidad Chico Mendes hay unos 10.000 jaguares en la selva tropical del Amazonas. En otras zonas, como el Pantanal, se han contabilizado apenas 1.000.
La organización de los Juegos Olímpicos, que se celebran en el estado de Río de Janeiro, ha pedido disculpas. "Nos equivocamos al permitir que la antorcha olímpica, símbolo de paz y unión entre pueblos, fuera exhibida al lado de un animal salvaje encadenado. Esta escena es contraria a nuestras creencias y valores", ha explicado Río 2016 en un comunicado, difundido a través de su cuenta oficial de Twitter.
"Estamos muy tristes por lo que ocurrió después del paso de la antorcha", ha continuado, antes de concluir garantizando que "no se verán situaciones similares durante los Juegos de Río 2016". Cerca de 90.000 personas se han sumado, hasta el momento, a una petición en la plataforma Change.org en la que se exige "justicia" para el animal que, en palabras del impulsor de la iniciativa, "fue sacado de su hábitat natural para servir de imagen de los patéticos Juegos Olímpicos que solo generan pérdidas a Brasil". "Una actitud irresponsable que se cobró la vida de un animal inocente", añade.
Al escándalo social se añade la posibilidad de que el Comando Militar de la Amazonia (CMA) reciba una sanción porque no tenía permiso para que Juma fuera exhibida en ese acto público. El Instituto de Protección Ambiental de Amazonas (IPAAM), encargado de autorizar la participación de animales en desfiles ha declarado a través de su oficina de prensa que el permiso para ese evento estaba a nombre de otro jaguar, un macho llamado Simba. Según Agencia Brasil, el CMA podría enfrentarse a una multa de hasta de cinco millones de reales —cerca de 1,3 millones de euros—.
El coronel Luiz Gustavo Evelyn, de la CMA, asegura que la historia de la Juma es similar a de los otros 10 jaguares que viven con el Ejército brasileño. "Son rescatados de su cautiverio, después de haber sufrido malos tratos y los atiende el equipo de veterinarios de nuestro complejo militar", relata. En total se atienden más de 200 animales, algunos se pueden reinsertar en su hábitat y otros no. Este fue del caso de Juma. El coronel cree que la participación del animal en el evento "no tiene nada que ver con el intento de fuga y ataque" que ocurrió después. "Estaba acostumbrada a este tipo de eventos. Cuando trató de escapar, el equipo veterinario que la acompañó le lanzó dardos tranquilizantes, pero como no se calmaba, no hubo otra alternativa ", añade. El personal militar encargado de sus cuidados ha difundido imágenes con el animal y manifestaciones de pesar. "Hemos pedido un guerrero", aseguran. 
Publicar un comentario