Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

miércoles, 8 de junio de 2016

¿Está realmente el Gobierno de Ahora Madrid frenando la economía de Madrid?; ¿es una acusación fácil por parte de la oposición y de aquellos que están en contra o, incluso, temen todo lo que tenga algo que ver con Podemos?; ¿o realmente hay datos que así lo señalan? Pues la realidad, casi un año después de que Manuela Carmena relevara a Ana Botella como alcaldesa de la capital de España, es que sí: hay datos que así lo corroboran.
La Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) explica que "las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2016 muestran que la tasa de paro de la ciudad de Madrid es de 17,1%, mientras que en la región es de 16,8%". Esta circunstancia, la de que la capital presente una tasa de paro superior a la del conjunto de la Comunidad, es totalmente atípica. De hecho, la primera vez que se produjo en la historia fue "en la EPA del tercer trimestre de 2015", cuando "la diferencia era de una sola céntima, ya que la tasa en la ciudad ascendió a 16,28% mientras que en el resto de la región se situaba en un 16,27%", explican desde CEIM.
Ante estas cifras puede que haya quien señale, y no sin parte de razón, que en el tercer trimestre del pasado año Carmena apenas llevaba unos meses como regidora municipal. El problema es que en los siguientes datos, que sí son atribuibles a la gestión de Ahora Madrid, la situación no sólo no se ha revertido,sino que se ha visto acentuada.
En la inversión extranjera, por su parte, también se ha producido un cambio sustancial desde que se produjo el relevo en el Consistorio. "De momento, sólo contamos con datos desagregados por comunidades autónomas correspondientes al año 2015, pero las cifras disponibles no son nada optimistas", explica Juan Ramón Rallo, doctor en economía y director del Instituto Juan de Mariana. «En la Comunidad de Madrid, donde evidentemente la ciudad de Madrid lleva la voz cantante, la inversión extranjera se desplomó un 33% durante el segundo trimestre de 2015 con respecto al mismo período de 2014, mientras que en ese mismo periodo en el resto de España se produjo un aumentó en este aspecto del 0,7%», desarrolla Rallo. «Y eso que durante el primer semestre de 2015 la inversión foránea venía creciendo a un muy buen ritmo, cercano al 60%», añade.
Esta caída, por lo tanto, coincide con la llegada de Carmena al Palacio de Cibeles y, entre otros aspectos, el inicio de los problemas con Wanda por la remodelación del Edificio España. El desencuentro con el hombre más rico de China, además del consiguiente ruido mediático, ha provocado que otros muchos inversores de este país estén a la espera a conocer su resolución para decidir si realizan nuevas apuestas en la región e, incluso, el país. Así lo ha afirmado la embajadora china, Luy Fan, tal y como publicaba Expansión el pasado viernes.
Pero no menos importante que esta cuestión ha sido el fracaso de la operación Chamartín. En este punto, los defensores de la gestión de Carmena señalarán que no se le puede culpar de ser incapaz de llevar a cabo en un año un proyecto que el PP no selló en casi 25. Pero lo cierto es que en economía no sólo son importantes los hechos, sino que también la sensación, la confianza y la imagen trasmitida tienen una gran importancia. Y, en este punto, lo que ha quedado entre buena parte de la comunidad inversora es que Ahora Madrid ha echado por tierra un proyecto que parecía encarrillado.
Preguntado por este respecto, Rafael Doménech, economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, evitó pronunciarse de manera directa durante la presentación del informe Situación Madrid que ayer llevó a cabo. Pero lo que sí afirmó es que "todo lo que se haga por ganar certidumbre atraerá empleo e inversión" y advirtió de que la economía de la Comunidad de Madrid está creciendo tres décimas menos por la "incertidumbre política".
Publicar un comentario