Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 20 de junio de 2016

Entrevista a Pablo Iglesias.

El líder de Unidos Podemos siente el viento a favor de los sondeos y redobla la presión al PSOE para pactar cuidándose mucho de no incomodar. Su cambio no es sólo estético, también de discurso, porque se ha vuelto "pragmático". "El arte de lo posible" le ha mostrado que gobernar implicará que será difícil hacer muchas cosas.

Se le está viendo muy contenido. ¿Su máxima está siendo no cometer errores y jugar con la ventaja que dan las encuestas?
Hemos aprendido mucho en dos años. Un tono más pedagógico y calmado funciona mucho mejor. Llama la atención la madurez que se nos nota en fondo y forma.
El PSOE le está dando duro, pero usted también lo fue con ellos. ¿Queda algún puente a salvo?
Debe quedar porque nos estamos jugando el futuro de España. Todo el mundo tiene claro que no vamos a tener mayoría absoluta. Cualquier fórmula de Gobierno implica un acuerdo y no concibo un escenario diferente al de uno con el PSOE. Pese a los reproches y las palabras duras, a partir del 26 tenemos que mirar hacia adelante. Espero compartir con el PSOE la visión de que estamos obligados a entendernos y que España requiere de un acuerdo.
Está dando por hecho el sorpasso. ¿Cree de veras que el PSOE le haría presidente? Porque no parece que le tenga mucha simpatía...
La alternativa es hacer presidente a Rajoy. Y eso no lo entenderían sus votantes. Si optaran por el PP sería una desgracia para el país y un problema grave para el PSOE.
Usted tampoco ha ayudado. Impidió que un socialista fuera presidente, dio a Rajoy una nueva oportunidad y nunca ha ocultado que quieren arrebatar al PSOE su lugar.
Lo que queremos es gobernar con ellos. Lo que llevo planteando varias semanas es que la construcción de un nuevo espacio socialdemócrata lo tenemos que hacer con la vieja socialdemocracia, el PSOE.
¿Le ha dicho Zapatero si él está a favor de un pacto con Podemos?
No hablamos de ese tipo de cuestiones. Nunca mezclamos cuestiones que tienen que ver con los marrones que tiene que asumir el secretario general de una formación. Hablamos de política internacional.
¿Sería más fácil un acuerdo con Sánchez o sin Sánchez?
Los secretarios generales tienen que estar por encima de su propia condición personal. Representan a un partido. Estaré obligado a entenderme con cualquiera que sea el secretario general. No le oculto que a veces determinados feelings personales pueden ayudar, pero como no voy a decir quién es el secretario general, pues trataré de entenderme con el que haya.
Pues mucho feeling personal con Sánchez no tiene.
Siempre ha sido un tipo cordial conmigo. No le pongo ninguna pega. Entiendo que se equivoca cuando ha hecho un diseño de campaña en la que nos ha situado como su principal adversario. Es un error político, estratégico y creo que es una torpeza en campaña.
Justificó su renuncia a la Vicepresidencia porque su figura era un obstáculo. ¿Haría lo mismo con la Presidencia para facilitar un pacto?
La Presidencia en el marco de un Gobierno de coalición tiene que ser de la fuerza más votada. Hay que respetar lo que la gente ha votado. Hemos tenido un debate entre cuatro candidatos. Entiendo que uno de esos cuatro tiene que ser presidente.
¿Se reuniría con Felipe González si ayudara a acercarse al PSOE?
Incluso si no. Cuando tuve la oportunidad de saludarle le dije que me encantaría tomar algo y conversar. Tendría mucho interés en hablar con una figura histórica, de las más importantes en el siglo XX español.
Si Podemos-PSOE no suman, ¿buscará a los independentistas?
Habría que abrir un diálogo. No para formar Gobierno, pero sí para buscar apoyos en la investidura. Están el PNV o fuerzas catalanas. No hay que establecer ningún cordón sanitario. Sería razonable dialogar.
¿Se están disfrazando, como asegura el PP, de algo que no es?
Nos hemos convertido en una fuerza de Gobierno. Cuando tu ámbito de intervención no es la universidad, tienes que asumir que la política es el arte de lo posible. En este momento, la opción alternativa a las políticas del dogmatismo neoliberal es un elenco de opciones de corte socialdemócrata. Eso es pragmatismo. Si se es presidente en el marco del sur de Europa, de la UE, con una serie de condicionantes a nivel internacional, se tienen las opciones que se tienen. Reconocer esto es saber lo que puedes hacer. Gobernar en muchos casos es decepcionar e implica que muchas cosas que quieres hacer van a ser muy difíciles. Hemos demostrado enorme pragmatismo. Independientemente del origen de cada uno, yo estoy orgulloso del mío, para ser presidente uno puede hacer lo que puede hacer.
Ese pragmatismo que dice, ¿es estrategia para ganar a toda costa o la consecuencia de asumir que no hay margen para otras políticas?
Es una estrategia para gobernar. Es el reconocimiento de que es el juego que se puede hacer. Si al Atlético de Madrid del Cholo Simeone le acusan de que cuando va ganando 2-0 retira las filas atrás, le podrán decir «oye, por qué no atacas». Pues porque quiero ganar.
Monedero dice en el documental de Aranoa que «el éxito de Podemos es negarse a sí mismo». ¿Hasta qué punto es fiable un partido que cambia tanto de postura?
No comparto esa afirmación. Creo que siempre hemos sido enormemente coherentes.
Dijo que el referéndum en Cataluña era «imprescindible» y ahora que sólo es una propuesta. ¿Está dando marcha atrás?
No lo creo. El referéndum es la mejor propuesta. Tarde o temprano habrá uno en Cataluña. Pero a una negociación se va sin líneas rojas. Estamos dispuestos a escuchar otras.
Entonces, ¿estaría dispuesto a dejarlo aparcado para garantizar su investidura?
Defenderemos que tiene que haber un referéndum, pero eso no quiere decir que no escuchemos otras propuestas. ¿Por qué vamos a aparcar una propuesta que es la mejor, que es mayoritaria entre la sociedad catalana y que serviría para asegurar una notable estabilidad en el próximo cuarto de siglo? Ganaríamos el referéndum por mucho. No tenemos intención de aparcarlo.
¿Qué implica exactamente reconocer los derechos nacionales de Cataluña, como prometió? ¿Soberanía, justicia propia, bilateralidad...?
Dar una expresión jurídica a la plurinacionalidad del Estado. No es una cosa tan extraña. Ocurre en otros país de nuestro ámbito, como Reino Unido, que es un Estado plurinacional en el que paradójicamente hay menos elementos que de alguna manera construyen esa plurinacionalidad. En España hay esa pluralidad lingüística que no existe allí con la misma intensidad. Y hasta los estamos viendo jugar la Eurocopa con equipos diferentes. A selecciones que forman parte del mismo Estado. Qué mayor expresión puede haber de la nación que eso.
O sea, que le parecería bien que Cataluña compitiera en esta Eurocopa al margen de España.
Es una cosa que se podría discutir. A mí me gusta más ver a la selección española, no lo puedo evitar, y me encanta ver a Piqué o Cesc jugando con la camiseta de España. Pero es un tema que se puede hablar.
Tsipras ha tenido que incumplir muchas de las principales promesas: pensiones, privatizaciones... ¿No saca ninguna lección?
Es diferente. A De Guindos se le escapó el otro día algo muy revelador. Dijo «vamos a decidir en la reunión del Eurogrupo una rebaja aún mayor de las pensiones». Vamos a decidir, no el Gobierno griego. Por desgracia, Grecia es un protectorado con un Gobierno que no puede tomar decisiones.
¿Reniega de aquel «aguanta Alexis que ya llegamos»?
No. Ha hecho todo lo que ha podido. Espero que la situación cambie y que Syriza pueda aplicar su programa. Pero hablamos de un protectorado y es terrible que en el marco de la UE haya un país sin soberanía en el que le gobiernan. No es el caso ni será el caso de España.
¿Por qué se niega a colaborar con la comisión de investigación del Parlamento venezolano?
Si se nos acusa de un delito de financiación ilegal, los competentes para investigar son los tribunales españoles. Respondemos ante ellos, no a asambleas legislativas de terceros países. Hasta cinco veces hemos sido denunciados y se ha archivado.
Publicar un comentario