Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

viernes, 3 de junio de 2016

Aznar un indigente de la política, pide el cese de Rajoy.

Rajoy ha tragado tolda la herencia de corruptos heredada de Aznar y ha sido fiel a los principios del partido.   En cambio, el abulense le ha declarado la guerra, el mal solo por que ha tenido que pagar unos impuestos mínimos, lo que demuestro que cuando era jefe, no PAGABA IMPUESTOS.  
Lo ha dicho en un foro público, de forma indirecta pero con la suficiente claridad para que todo el mundo lo entendiera. José María Aznar se teme que, tras las elecciones del 26, el obstáculo para que el Partido Popular pueda formar Gobierno sea la persona de Mariano Rajoy, rechazada incluso por los partidos más próximos.

El presidente en funciones ha llevado a cabo una formidable tarea en el terreno económico durante los últimos cuatro años. Su éxito se ha reconocido internacionalmente.

Provoca, sin embargo, Mariano Rajoy un rechazo generalizado incluso en el partido Ciudadanos que, según las encuestas, resultará imprescindible para facilitar la permanencia del PP en Moncloa. Albert Rivera se ha expresado de forma rotunda: sí al Partido Popular, no a Rajoy. Ante esta situación José María Aznar considera necesarios los “sacrificios personales”, para evitar el ascenso de Podemos. Es una posición comprometida y difícil que el expresidente ha asumido, tal vez porque nadie en el partido se atreve a decirle a Mariano Rajoy que, en determinadas circunstancias, debe admitir que lo conveniente para España y para el partido es que abandone Moncloa.

Las declaraciones de Aznar han recibido elogios generalizados. He conversado con algunos dirigentes del entorno monclovita y la opinión en aquella casa, sin embargo, es rotunda y sin fisuras: no está en los planes de Mariano Rajoy apartarse del poder. Que no se cuente con él para dar un paso atrás.
Lo ha dicho en un foro público, de forma indirecta pero con la suficiente claridad para que todo el mundo lo entendiera. José María Aznar se teme que, tras las elecciones del 26, el obstáculo para que el Partido Popular pueda formar Gobierno sea la persona de Mariano Rajoy, rechazada incluso por los partidos más próximos.


El presidente en funciones ha llevado a cabo una formidable tarea en el terreno económico durante los últimos cuatro años. Su éxito se ha reconocido internacionalmente.

Provoca, sin embargo, Mariano Rajoy un rechazo generalizado incluso en el partido Ciudadanos que, según las encuestas, resultará imprescindible para facilitar la permanencia del PP en Moncloa. 

Albert Rivera se ha expresado de forma rotunda: sí al Partido Popular, no a Rajoy. Ante esta situación

 José María Aznar considera necesarios los “sacrificios personales”, para evitar el ascenso de Podemos. Es una posición comprometida y difícil que el expresidente ha asumido, tal vez porque nadie en el partido se atreve a decirle a Mariano Rajoy que, en determinadas circunstancias, debe admitir que lo conveniente para España y para el partido es que abandone Moncloa.


Las declaraciones de Aznar han recibido elogios generalizados. He conversado con algunos dirigentes del entorno monclovita y la opinión en aquella casa, sin embargo, es rotunda y sin fisuras: no está en los planes de Mariano Rajoy apartarse del poder. Que no se cuente con él para dar un paso atrás
.
Publicar un comentario