Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 20 de junio de 2016

Albert Rivera la lía ante la escasez de votos.


"No les votes, que no vale para nada". Es el mensaje que centra el comienzo de la recta final de la campaña. PP y Ciudadanos convierten sus actos en una suerte de recomendación para no votar al rival. "Pido a los votantes de Ciudadanos que no tiren su voto", ha dicho este lunes Mariano Rajoy, quien ha expuesto que votar a Ciudadanos en 25 provincias "no sirve para nada".
Albert Rivera, que ha hecho parada en Vigo, ha contestado al líder del PP: "El voto a los viejos partidos no sirve para nada. No tiremos los votos con partidos que ponen los sillones por delante", ha expuesto, en clara alusión a Rajoy.
Rajoy continúa la OPA hostil a Ciudadanos, a la caza de sus votantes para aglutinar todo el apoyo del centro derecha y hacer frente a Unidos Podemos. Cada día sube un peldaño. Hoy en Malagón (Ciudad Real), donde Santa Teresa de Jesús estuvo varias para fundar el Convento de San José, el candidato del PP y presidente en funciones ha hecho una llamada explícita a quienes en diciembre se decantaron por Ciudadanos. Sin rodeos.
El aspirante popular ha explicado que en Ciudad Real un 12% de electores apoyó a Ciudadanos. Y eso significó, ha dicho, "cero diputados". El partido de Albert Rivera no consiguió ningún escaño. "No sirvió para nada", ha insistido. Los populares lograron 3 parlamentarios pero el último por sólo 2.000 votos. El riesgo ahora es que pase a Unidos Podemos en el reparto de restos. Por eso el candidato del PP ha reclamado al 12% de personas que en diciembre eligieron a C's que "sumen esfuerzos". Y que si quieren que ganen los moderados, los reformistas, los que representan a grandes partidos como los europeos, "sumen su voto al nuestro". "La unión hace la fuerza". "Los moderados tenemos que ir unidos", ha reiterado Rajoy.
El presidente en funciones ha señalado que las elecciones del domingo no son como las que se han celebrado hasta ahora porque hay una fuerza política (Podemos) que "quiere destruirlo todo", incluso el modelo de conciencia que alumbró la Constitución de 1978. Por ello, de manera machacona ha repetido ante un auditorio de unas 500 personas, congregadas en una plaza al lado del Convento de San José, que "no tiren ningún voto", que "no den votos que luego no sirven para nada".
"Si todos vamos juntos ganaremos al extremismo si no se beneficiará el extremismo", ha asegurado Rajoy. "Tenéis que ayudarnos, decirle a la gente que hay que sumar". En una intervención previa la secretaria general del PP y presidenta de los populares manchegos ha defendido que "la izquierda radical ahora nos quiere gobernar y no le podemos dejar". El candidato del PP ha vuelto a repetir la idea de que Cospedal no continuó como presidenta autonómica por los votos que se fueron a Ciudadanos.
El PP tenía totalmente planificado este final de campaña, centrado en una llamada clara al voto útil y a concentrar todo el respaldo del centro derecha en detrimento de C's y en la presencia de Rajoy en provincias prioritarias, donde el último diputado se logró por muy pocos votos y es vital mantenerlo o el PP no lo consiguió por un margen muy pequeño.


La alianza de IU y Podemos, Unidos Podemos, amenaza con zarandear aquellas provincias de España donde el último escaño está muy disputado, donde tener un diputado se juega por apenas 1.000 votos. PP y Ciudadanos rivalizan con la formación liderada por Pablo Iglesias en muchas provincias. De ahí que apelar al voto útil sea ya el himno oficial de la campaña. Cualquier apelación es válida,incluso a la Corona, como ha hecho Rivera.
"Votar a PP o PSOE no desencalla la situación porque ni siquiera se dan la mano, se escuchan. Pido un esfuerzo para que votemos útil. No tiremos los votos con quien dice que o es presidente o nada. Eso no sirve de nada", ha sido la respuesta del candidato de Ciudadanos desde Vigo.
El pulso por el voto útil supone una escalada más en la tensión dialéctica entre Ciudadanos y PP. El veto de Rivera a Rajoy, que dice no contemplar ni siquiera la abstención si el presidente del Gobierno en funciones quiere repetir, es la semilla del enfado en las filas populares -y de cierto desconciertos en las de Ciudadanos-. Ahora, el voto útil sube la tensión. "Voy a ser respetuoso, pero el voto útil es cambiar las cosas y el único partido capaz de llegar a acuerdos somos nosotros. Allí donde el PP y el PSOE han estado en minoría, sin acuerdo con Ciudadanos no habría habido Gobierno. Hemos demostrado ser los más útiles".
A su paso por Vigo, Rivera ha reivindicado un nuevo reparto de cuotas pesqueras en España, y en la UE, con el objeto de aumentar las pertenecientes a Galicia. "Queremos un reparto más justo de las cuotas de pesca, tanto internamente como en Europa. Galicia sale perjudicada en ese reparto interno. Queremos que sea una propuestas más equitativa".

Nueva oferta al PSOE

Horas antes de su participación en el acto de Ciudad Real Rajoy ha lanzado de nuevo al Partido Socialista su oferta de gran coalición para formar un Gobierno sólido y estable a partir del 27 de junio. Lo ha hecho en una entrevista en TVE, donde ha destacado que quiere "descartar las terceras elecciones" pero para ello, ha advertido, sería necesario trabar un pacto entre fuerzas moderadas al estilo del que existe en otros países europeos. En este sentido ha urgido a los socialistas a "explicar los beneficios" de una operación que sólo ha tenido como resultado "colocar a los extremistas en segunda posición y largar al PSOE a la tercera".
Según Rajoy una alianza entre populares y socialistas serviría no sólo para hacer reformas que duraran 25 años sino también para "acabar con muchos tabúes y mitos".
El candidato popular se ha referido constantemente a las encuestas publicadas por los medios de comunicación que sitúan al PSOE hasta cinco puntos por detrás de Unidos Podemos. Y ha asegurado que esto ha sucedido porque Sánchez dijo "no" a la oferta que él le lanzó tras el 20-D. Si la hubiera aceptado, ha dicho, "ahora estaríamos en otra situación".
Pero, ha añadido, "los socialistas al final no tienen ninguna alternativa". En su opinión, tras el próximo domingo, no habrá "ninguna razón para que de nuevo digan no". Él considera que PP y PSOE "coinciden en lo esencial".
"Yo quiero" ha recalcado, "descartar las terceras elecciones. No podemos volver a eso por el capricho de algunos".
El candidato del PP ha dado por hecho tras el 26-J las distintas fuerzas políticas que ahora ponen líneas rojas "tendrán que negociar".
Rajoy ha explicado el ascenso fulgurante de Unidos Podemos como una consecuencia lógica de la crisis durísima que ha vivido el país durante siete años y ha afirmado: "La gente entendió que los dos grandes partidos éramos los culpables de muchas cosas". No obstante, también ha recordado que España en los últimos 40 años ha experimentado el mayor progreso de la historia y lo han llevado a cabo PP y PSOE.
Por último, en relación con la cuestión catalana, el líder del PP ha calificado de "torpedo en la línea de flotación de la Constitución" la propuesta de Podemos de propiciar un referéndum en Cataluña para que decidan si quieren o no seguir en el Estado español
Publicar un comentario