Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

sábado, 7 de mayo de 2016

Procesados los captores de la joven letona Agnese Klavina


La joven Agnese Klavina en una de las imagenes difundidas para encontrarla

El auto no incluye el cargo de homicidio al no haberse encontrado el cadáver, ni restos 
A los dos procesados se les acusa de retención ilegal
La historia de la desaparición de la joven letona Agnese Klavina la madrugada del 6 de septiembre de 2014 en Marbella se acerca a su resolución en la vía judicial, al menos a la hora de señalar claramente a los culpables del caso.
El Juzgado de Instrucción número 5 de esta localidad costasoleña ha decretado mediante un auto el procesamiento de Westley Capper (38 años) y Craig Porter (34 años) como autores de una retención ilegal de la desaparecida mientras que éstos han respondido en las últimas horas no ingresando los 300.000 euros que se les añadía como fianza de responsabilidad civil y exponiéndose a un embargo.
La desaparición de esta joven más bien parece la trama de un thriller con, por lo pronto final trágico, al que se suman un par de personajes, como sospechosos de su desaparición, que poco tienen que ver con el mundo del hampa, más bien al de las acaudaladas fortunas radicadas en Marbella que se creen con carta blanca para todo. Todo apunta a que a éstos la finalización de una noche de fiesta, con drogas y prostitución, se les fue de las manos.
Lo que tampoco esperaban estos dos captores de Klavina es que la acusación contratara a dos de los abogados más prestigiosos del país como son Fernando Scornik y Enrique Bacigalupo, este último el abogado del futbolista Lionel Messi en su caso de evasión fiscal y ex del Supremo.
«Estas dos personas se exponen a una pena similar a la de asesinato. Estamos contentos por ello. Pero vamos a esperar a ver lo que decide la Audiencia porque han apelado. La pena por este delito, del que ahora les acusa un juez, estaría tipificado en unos quince años de prisión», resumió Scornik a ELMUNDO.es.
Así las cosas, habría que recordar que por lo pronto los británicos Capper y Porter están acusados de no dejar salir de su coche a la joven rubia Agnese Klavina la última noche en la que se tienen noticias de ella en torno a las 6 de la mañana. Hechos que se supieron gracias a un vídeo de las cámaras de seguridad de la exclusiva discoteca marbellí, Aqwa Mist, por la que desfilan algunas celebridades en el verano y de la que son socios dos ex futbolistas ingleses como David Bentley y Dean Austin. Al parecer Klavina se introdujo en el coche de estos dos individuoscon señales evidentes de estar bajo los efectos del alcohol.
Su pandilla de amigos la habría dejado en la discoteca momentos antes de estos hechos. Posteriormente los acusados reconocieron estar con ella -«en una noche en la que habíamos consumido cocaína e ído a un burdel»- como consta en la declaración de ambos, la llevaron en su coche y luego dejarla en dos lugares distintos, según sus contradictorias versiones. Porter, restó gravedad a ello al decir que se quedó dormido en el asiento trasero.
Otro de los los hechos que llevaron a la policía a perseguir la pista de estos individuos es un segundo vídeo, tomado días después, en el que varios hombres arrastran una gran maleta y embarcan en la lancha de la familia de uno de los sospechosos, que zarpó después desde esta cercana localidad a Marbella dirección a Murcia. La misma embarcación habría sido más que peinada con la intención de encontrar algún resto de ADN que llevara a la conclusión de que en ella se portó a Klavina hasta alta mar para ser luego arrojado su cuerpo a las aguas como se sostiene que pudo pasar.
La ausencia de pruebas contundentes de que hubiera sido asesinada, y la ausencia de cadáver, han llevado al juez a decretar una opción de máximos sobre este oscuro caso: la retención ilegal. La familia lo celebró en las redes sociales.

Las claves de un caso oscuro

  1. Fin de fiesta A las seis de la mañana del pasado 6 de septiembre de 2014 se pierde la pista de Klavina en la discoteca Aqwa Mist de Marbella. El vídeo interno del local la visualiza intentando salir del coche de Porter y Capper sin conseguirlo.
  2. Otro vídeo incriminador Unas cámaras de seguridad del Puerto de la Duquesa de Manilva captaron días después a varios hombres portando una gran maleta y cargándola al barco propiedad de Jhon Capper, el archimillonario padre de Westley.
  3. Auto judicial El Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella señala a sus captores como autores de un delito de retención ilegal. Les pide una fianza de responsabilidad civil de 300.000 euros, que estos no han pagado.


Publicar un comentario