Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 23 de mayo de 2016

Pedro Sánchez:«Si dependo de los votos de Iglesias no seré nunca presidente del Gobierno»


A su juicio, el líder de Podemos solo querrá pactar con el PSOE si es él
 quien gana, lo que demuestra que «no hay nada que ame más que a sí
 mismo»
12

El candidato del PSOE, Pedro Sánchez, se ha mostrado hoy convencido de que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, no apostará «nunca» por un presidente socialista: «Si dependo de los votos de Iglesias no seré nunca presidente del Gobierno», ha aseverado en un desayuno informativo en Madrid.
Sánchez, que ha vuelto a defender que el PSOE es la «única garantía de cambio» el 26J y que, si el PSOE no gana, no habrá cambio posible en España, ha dicho que no duda de que Iglesias quiera poner fin al «mal gobierno» de Rajoy, pero ha alertado de que a eso va a anteponer siempre «que no haya un presidente socialista».
A su juicio, Iglesias solo querrá pactar con el PSOE si es él quien gana, lo que demuestra que «no hay nada que ame más que a sí mismo».
Tras prometer que él, sin embargo, será «generoso» si es presidente y «no vetará» a ninguna de las fuerzas del cambio, ha insistido en pedir el voto para un cambio «sin intermediarios».
«Recargo de solidaridad» para las pensiones 
Pedro Sánchez ha avanzado que si consigue formar gobierno tras las elecciones del próximo 26 de junio impondrá un «recargo de solidaridad» a las rentas y patrimonios más altos para poder sostener el sistema de pensiones que arrastra un «déficit preocupante».
En su intervención en el Fórum Europa, Sánchez ha reconocido que su ejecutivo no podrá bajar los impuestos, pero sí ha garantizado que no subirá «ni un céntimo» la fiscalidad de las clases trabajadoras.
Sánchez ha reprochado al presidente del Gobierno en funciones,Mariano Rajoy, que en España prometa rebajas de impuestos pero en Bruselas se comprometa al mismo tiempo a reducir el déficit público.
«Le pido a Rajoy que no mienta sin pudor», ha denunciado el líder del PSOE, que ha anunciado que su primer compromiso como presidente del Gobierno será garantizar el estado del bienestar, manteniendo las partidas para el gasto social.
Sánchez ha avanzando que su gobierno hará una auditoría del gasto público para suprimir «cualquier gasto superfluo» y una reforma fiscal que cargue el esfuerzo en las rentas más altas y los grandes patrimonios.
Reconstruir el Pacto de Toledo sobre las pensiones será otra de sus prioridades, con la creación de un nuevo «recargo de solidaridad» que permita financiar el sistema en el futuro
Publicar un comentario