Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

viernes, 6 de mayo de 2016

Manuela Carmena: “Si tengo ganas de abandonar la política es por dejar de ser como Ada Colau”

Haciendo honor a  aquella famosa frase Adenauer, según la cual en política hay “adversarios, enemigos y compañeros de partido” que ha vuelto a ponerse de moda. Aunque quién no sabe que en Podemos todo es posible. A mi, tampoco me gustaría ser compañero de la Ada, miss política de Barcelona. 

La verdad es que a la catalana no la traga ni el Führer de la secta, Pablo Iglesias. Ha habido “compañeros de partido PSOE” que, lejos de disimular sus desavenencias, las han aireado, reconociendo públicamente que ni siquiera se hablan. Y no se trata de militantes de base, sino de dirigentes como el propio secretario autonómico del PSOE, Julio Villarrubia, quién ha contado que durante toda la crisis desatada por la moción de Ponferrada no cruzó palabra con Óscar López, el secretario federal de Organización.
 
Bien conocido es el pequeño margen de autonomía que Podemos (PI) da a las ejecutivas provinciales, por ejemplo,  Euskadi, para elegir sus candidatos hizo que la campaña electoral estuviera dirigida por una gestora. Sin embargo, lejos de obtener un “voto castigo” de los votantes vascos, Podemos obtuvo un resultado extraordinario en este territorio, siendo la segunda fuerza en votos para sorpresa de los propios dirigentes estatales.

Pascual, que ha indicado que en estos días desde su destitución ha hablado asiduamente con Errejón, ha reconocido que si durante los primeros días hubiera reaparecido en público hubiera dicho cosas "mucho más gruesas", pero tras reflexionar ha entendido que "hay que ser responsable y seguir" sin "entrar en barros de patio de colegio". "Acato la decisión de Iglesias pero no la comparto".
 

Como primicia informativa Manuela Carmena, se ha dejado oír con “Las cuentas del Ayuntamiento de Madrid marchan más mal que bien” y yo añado, Podemos tiene tres reintegros de la caja del Ayuntamiento a nombre de un testaferro de Podemos que….Mañana más.
Publicar un comentario