Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

martes, 10 de mayo de 2016

La Nueva cláusula de rescisión de Neymar Jr. con el FC Barcelona....

  • La intención del club azulgrana es aumentar su cláusula de rescisión para blindarlo todavía más
  • Con idea de firmar la renovación del crack en julio hasta 2021, la línea roja es que las cifras sean inferiores a las de Mess
Neymar, celebrando su gol al Espanyol
Neymar, celebrando su gol al Espanyol 
El FC Barcelona sigue trabajando en la concreción del nuevo contrato que debe servir para ampliar su relación con Neymar, que actualmente concluye el 30 de junio de 2018. El club azulgrana tiene la intención de ampliarlo hasta el año 2021, cuando el brasileño tendría 29 años. Los pasos se van sucediendo y uno de ellos es el de fijar la cláusula de rescisión del brasileño, un asunto que no es baladí dado que ya ha habido un club, el Manchester United, que se ha dirigido al FC Barcelona para pagar el actual precio de Neymar, que es de 190 millones de euros.
La intención del Barça es elevar esa cláusula, ya de por sí al alcance de muy pocos. Los planes del club pasan por dejarla, al menos, en 220 millones, lo que supondría un incremento de 30 ‘kilos’ sobre el actual, tal y como han confirmado a MD fuentes de la negociación. Y si el club pudiese subir más la cláusula, lo haría. De hecho, si hasta el momento de la firma puede subirla algo más, no dudará.
Precisamente las negociaciones sobre las cláusulas suelen ser uno de los puntos de fricción entre las partes. El club siempre quiere ponerlas lo más elevadas posibles, mientras los futbolistas prefieren que no sean altas y si se las suben, quieren a cambio que la ficha también experimente un aumento.
La cláusula de Messi está en 250
Eso sí, hay una línea roja que no se desea ultrapasar por razones obvias: la cláusula de Neymar, como la de cualquier otro futbolista del equipo, debe estar por debajo de la de Leo Messi, que es de 250 millones de euros. Los galones pesan y nadie en el equipo puede tener una ficha más alta que el crack argentino, igual que tampoco nadie puede tener una cláusula más elevada que la suya.
Las conversaciones siguen su curso en buena línea, tal como transmiten desde el club. Las negociaciones con el entorno de Neymar ya comenzaron el año pasado y la intención del FC Barcelona era darles un gran impulso durante el pasado mes de enero. Este impulso se produjo y el nuevo contrato de Neymar ha ido tomando forma y lo han supervisado con lupa los directivos responsables del área económica, con la vicepresidente Susana Monje al frente.
Un contrato que tampoco es sencillo dado que, como pidió el padre de Neymar, el club le debía dar garantías jurídicas y tributarias para seguir jugando en el Barça y en la Liga española sin exponerse a más problemas. Unas garantías que se materializarían en un compromiso firme del club en respaldar al jugador en caso de que finalmente fuese sancionado por la justicia española y obligado a pagar una multa. Y ese ‘respaldo’ sería que el Barça le ayudase a hacer frente a esa hipotética penalización. En todo caso, en el Barça hay optimismo de cara a cerrar la renovación de Neymar tal como empiece julio, dado que por motivos de tesorería y de cuadratura de las cuentas la firma no puede computarse en el actual ejercicio
Publicar un comentario