Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

sábado, 14 de mayo de 2016

La CUP dice que usar compresas no es ecológico, ni sostenible, ni moderno, ni ná.

Sabíamos que la CUP no tiene límites, más allá de sus pretendidas fronteras, pero como la capacidad política de empeorar cualquier expectativa -ya sea del déficit, de los datos del paro o de desacuerdos varios- crece últimamente de forma exponencial, los amigos de la Unitat Popular salieron ayer con que el Ayuntamiento de Manresa pretende decir a las mujeres y de paso a todas las demás) ahora dice que usar compresas y tas no es ecológico, ni sostenible, ni moderno, ni ná.
La cosa suena de chiste y lo es, pero también es tan cierta como el mensaje de su portavoz en el Congreso, "Quiero tener muchos hijos y criarlos en tribu".  A este adefesio no la cubren ni los perros de la Colau. Vaya que hoy van a presentar una moción a favor de -pausa dramática, redoble de tambores- las esponjas marinas, las compresas de ropa y las copas menstruales.Tiemblo. Y no por la chorrada, que también; ni siquiera por que en un ayuntamiento no tengan asuntos más apremiantes, que además. Tiemblo por que lo preocupante, lo que no da tanto la risa, es la capacidad infinita de algunos para meterse en la vida de los demás (en este caso las), su habilidad para confundir gobernar con mangonear.
El ridículo es lo de menos. Lo ‘de más’ es que de querer prohibir el tampax (con perdón por usar como genérico una marca comercial: se ve que el demonio capitalista me ha poseído) a implantar un modelo único de corte de pelo no hay tanto trecho. Ahora falta que les hagamos caso. O que les mandemos de paseo. A Corea, por ejemplo, a ver a qué huelen allí las nubes, como en aquel anuncio de compresas (con perdón de nuevo).
Publicar un comentario