Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

jueves, 19 de mayo de 2016

La Comunidad de Castilla y León prohíbe matar al Toro de la Vega



El Gobierno regional de Castilla y León aprobó el jueves un decreto-ley por el que prohíbe la muerte de reses en espectáculos taurinos populares y tradicionales como en el caso del polémico Toro de la Vega, una norma que supone un triunfo para los defensores de los derechos de los animales. En la imagen, un lancero durante el Toro de la Vega, el 11 de septiembre de 2012. REUTERS/Joseba Etxaburu
 El Gobierno regional de Castilla y León aprobó el jueves un decreto-ley por el que prohíbe la muerte de reses en espectáculos taurinos populares y tradicionales como en el caso del polémico Toro de la Vega, una norma que supone un triunfo para los defensores de los derechos de los animales.
El pueblo vallisoletano de Tordesillas, donde se celebra este festejo de origen medieval, ha sido durante años el centro de grandes enfrentamientos entre antitaurinos y defensores de la fiesta tradicional de Toro de la Vega en la que un toro es lanceado hasta la muerte.
La Junta de Castilla y León, gobernada por el Partido Popular, pone fin de esta manera a la polémica y se une a la corriente de otras administraciones locales españolas de limitar la fiesta taurina o retirarle las subvenciones.
"Yo creo que las tradicionales hay que adaptarlas a la sociedad actual, a la sensibilidad y a la cultura del siglo XXI para que perduren en el tiempo", dijo José Antonio de Santiago-Juárez, consejero de Presidencia de la Junta, en la rueda de prensa posterior a la aprobación de la medida.
La primera referencia que se conoce al Toro de la Vega proviene de 1.534, cuando se menciona un toro de Tordesillas al que se le dio muerte, según explicó el consejero.
"Lo que hacemos es proteger la tradición. Y lo que hemos hecho con este decreto es proteger una tradición de más de 500 años", añadió, señalando que el espectáculo no tendrá que desaparecer, sino adaptarse a la nueva normativa que impide la muerte del animal.
Además del festejo de Tordesillas, la medida afecta a encierros, capeas y otros tipos de espectáculos con reses que se celebren en territorio castellanoleonés.
Las protestas contra el Toro de la Vega han ido en aumento a medida que crecía la concienciación frente a la crueldad animal, pese a que corridas de toros y encierros siguen siendo uno de principales protagonistas de las fiestas patronales de toda España.
"Este paso histórico nos acerca a nuestro objetivo de la total prohibición de los festejos con animales", dijo el partido animalista PACMA, una de las organizaciones más activas contra el Toro de la Vega, tras conocer la noticia.
Hay más de 15.000 fiestas en las que participan toros cada año en España, especialmente durante el verano.
Publicar un comentario