Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

domingo, 15 de mayo de 2016

Entrevista a Pablo Echenique. Sin desperdicio. Metamorfosis de un gusano en gusarapo.

"Aspiramos a lograr el millón de votos que faltó para el 'sorpasso' al PP"

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, se muestra convencido de que la “potencialidad” de la alianza con IU, que mantendrá su identidad y su programa propios en la campaña y en el Congreso, y las confluencias les permitirá desbancar al PP como lista más votada



El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique. EFE/ TONI GALÁN
ZARAGOZA .- “El resultado habla por sí solo”, señala el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, sobre el cierre de las negociaciones con Izquierda Unida (IU) para crear Unidos Podemos, una alianza que, en su opinión, abre un horizonte electoral de sorpasso no solo al PSOE sino también al PP como lista más votada en España.

“Ha sido un proceso complejo, pero en todo momento ha primado el interés general por encima del partidista”, explica. “Todo el tiempo tuvimos en la cabeza que tenía que salir –añade-, y la reacción que hemos visto en la gente ha sido de alegría desbordada y de ilusión en toda la organización”. El acuerdo fue apoyado por el 87,8% de la militancia de IU ( ) y por el 98% en el caso de los morados.

¿Qué ha hecho posible ahora el acuerdo que no lo fue en diciembre?

Ha habido un cambio de actitud por ambas partes, las dos fuerzas hemos estado más abiertas a un acuerdo. Pero ha habido otras dos claves: una son los resultados electorales, que han permitido medir la correlación de cada uno en votos, y la otra es el bloqueo que hemos vivido estos cuatro meses en el Congreso. Hemos visto que si no hacíamos algo distinto era posible que volviéramos a una situación parecida a la de estos meses, con un empate técnico entre las fuerzas del cambio y las viejas que hiciera que la institución quedara atascada de nuevo.
“Hacía falta algún tipo de revulsivo para explicar a la gente que el 26-J es diferente del 20-D”
Para impugnar ese marco, y por cierto cuando PP, PSOE y C’s estaban cuestionando para qué íbamos a votar de nuevo, hacía falta algún tipo de revulsivo para explicar a la gente que el 26-J es diferente del 20-D. Eso ha pesado mucho en la generosidad y las ganas de llegar a un acuerdo que hemos demostrado las dos organizaciones.

Entre Podemos e IU hay obvios puntos de encuentro pero también discrepancias ¿Qué se ha dejado cada una de ellas en la negociación? ¿A qué han renunciado?

Cada organización acude con su programa. Ni IU nos ha pedido que renunciemos a nada ni nosotros se lo hemos pedido a ellos. Hemos alcanzado un acuerdo programático de mínimos, de cosas en las que estamos de acuerdo, pero el planteamiento básico del acuerdo es que nos reconocemos como distintos. No es una fusión sino una alianza, en la que cada organización va con su programa y mantiene su identidad.

¿El 27 de junio se va a mantener esa identidad propia de cada organización?

Sí. Tenemos que estudiar cómo encajar eso en el reglamento del Congreso, que es muy restrictivo y cuya interpretación depende de la mayoría de la Mesa, pero la voluntad y el compromiso es que esa identidad se mantenga también en el Congreso. Esa es intención política, falta el detalle jurídico.

¿Cuál sería el principal beneficio que prevén obtener en términos electorales?

Con la hipótesis más sencilla, que es la suma de votos y la repetición de resultados del 20-D, se obtendrían alrededor de diez escaños adicionales para la coalición frente a lo que supondría ir por separado. Esto habla de la injusticia de la ley Electoral, especialmente con formaciones como IU. Pero yo creo que esto va más allá de la suma. Por la manera en la que se lo ha tomado la gente, creo que puede ocurrir que mucha gente que no votaba a Podemos ni a IU porque no les parecía bien que llegásemos a acuerdos, a lo mejor el 20-D se quedó en su casa pero el 26-J vota.
“Este acuerdo tiene potencialidad, veo posible que vayamos mucho más allá de la suma de Podemos e IU”
Y también creo que va a haber gente que, aunque no simpatiza con ninguna de las dos fuerzas a priori, valora el esfuerzo que se ha hecho y entiende que cuando dos formaciones dejan en segundo plano sus intereses partidistas para preocuparse por la situación de España, a lo mejor hay que votarles. Este acuerdo tiene potencialidad, yo veo posible que vayamos mucho más allá de la suma.

Se habla mucho de 'sorpasso' en el sentido que le daba Julio Anguita, para referirse a que una formación pueda imponerse al PSOE en el ámbito de la izquierda, pero originariamente se utilizaba en Italia para aludir a la posibilidad de que el PCI adelantara a la Democracia Cristiana y llegara al Gobierno. ¿A qué sorpasso aspira Unidos Podemos?

Nosotros mantenemos el objetivo con el que Podemos fue creado, que es desbancar al PP en las elecciones. Ahora, más todavía. La hipótesis más conservadora, la de la suma, ya nos sitúa en segundo lugar. Y la posibilidad de multiplicación hace que aspiremos a conseguir el millón de votos que le faltó a la suma de Podemos, IU y las confluencias para superar al PP. Ese millón de votos está al alcance de la mano con la capacidad de multiplicación que tiene este acuerdo. Es poco propio de nosotros renunciar a ese objetivo, aunque la suma de los votos ya es más que lo que tiene el PSOE.

¿De qué se va a hablar en la próxima campaña electoral, cuando los programas se explicaron para el 20-D y las querencias para pactar quedaron claras después?

Hay fuerzas políticas, como el PSOE o Ciudadanos, que no quieren decir con quién van a pactar, y yo creo que es una pregunta importante. Va a haber una resistencia importante por parte de algunas fuerzas para ocultar al electorado lo que van a hacer después del 26 de junio. Puede que algunos votantes se hubieran replanteado sus apoyos al PSOE y a C’s si hubieran sabido lo que iban a hacer después.
“Si estamos en disposición de formar Gobierno vamos a invitar al PSOE”
Nosotros vamos a explicar a la gente nuestro programa, nuestra visión del país, y les vamos a decir claramente con qué fuerzas políticas estamos dispuestos a formar Gobierno tras el 26 de junio, que es con el PSOE. Creemos que es difícil que vaya a haber una mayoría absoluta de Podemos y el PSOE es un apoyo. Con C’s nos distancias las propuestas económicas y con el PP no vamos a ir ni a la vuelta de la esquina. Si tenemos un buen resultado electoral y estamos en disposición de formar Gobierno vamos a invitar al PSOE. Nos encantaría que el resto de propuestas fueran igual de claras y que nadie ocultara al electorado una información tan importante.

Se cumplen cinco años del 15-M ¿Cómo lo ve ahora?

Hasta el 15-M muchos estábamos en casa, dándonos cuenta de que se estaban cargando nuestro país, de que estábamos en manos de gente con poca ética y poca capacidad, pero no sabíamos cómo de acompañados estábamos. Hablábamos con los amigos, pero no sabíamos si éramos mil, un millón o dos millones.
“Es esperanzador que aquello tan hermoso y abstracto que pasó en el 15-M sea en solo cinco años algo tan concreto como Podemos y la posibilidad de cambiar las cosas”
Cuando se produce el 15-M y toda esa gente heterogénea se junta y empieza a estar de acuerdo, comenzamos a decir “no estoy solo, somos muchos, y eso significa que hay capacidad de cambiar las cosas”. El cambio fue poner sobre la mesa cosas de las que no se hablaba y darnos cuenta de que estábamos acompañados.

Es esperanzador que en tan poco tiempo, aunque se haya hecho largo, nuestro país haya convertido eso que pasó en el 15-M, que era hermoso pero era abstracto, en algo tan concreto como Podemos y en algo tan concreto como la posibilidad de cambiar las cosas y de llevar las preocupaciones de la gente a las instituciones. Ese paso de lo discursivo y lo abstracto a tener 69 diputados y diputados ha dado confianza a nuestro pueblo. Soy de la familia de los optimistas, y en este caso se trata de una elección basada en hechos. 
Publicar un comentario