Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

domingo, 8 de mayo de 2016

En la Complutense hay brujas despechadas sin sujetador. Muy pronto ¡YA¡ habrá destape integral en el Ayuntamiento....




Después que no diga  la baronesa/alcaldesa de Madrid que no sabía nada, a regañadientes, pero ha puesto el dinerode tesorería. Media hora antes del acto (11/12 horas) publicaré, para mis amigos que sois todos vosotros,  nombre de la podemita que se destapa y abogado que la defenderá. Al final, como siempre, al juzgado, iré yo





Ahora Madrid, el partido que rige los destinos municipales y espesos de la capital de España, ha salido a criticar el escrito de la fiscal del TSJ del Comunidad con el twitter que pueden ver arriba. A uno, el escrito de la fiscal Marisa Morando le pareció irreprochable, si acaso encuentra sobrantes un par de mayúsculas. A la prensa amiga, no. La frase clave del escrito que ha escocido a la parte recurrente, es ésta: 
"Es obvio que las señoritas están en su derecho de alardear de ser putas, libres, bolleras o lo que quieran ser, pero esa conducta realizada en el Altar, espacio sagrado para los católicos al encontrarse allí el Sagrario, lugar donde según sus creencias se encuentra Dios, implica un ánimo evidente de ofender".
El partido que ha puesto a Rita Maestre, la Trotacapillas al frente de la portavocía municipal, ha salido a defenderla con un tuit disparatado por partida doble. Para protestar por el reproche fiscal expuesto con precisión e ironía, (pueden alardear de ser putas... etc.), ellas alardean de ser todo lo que dice la fiscal Morando.
En segundo lugar reivindican un paralelismo que no les corresponde: el de las brujas quemadas en autos de fe inquisitoriales. El papel incendiario se lo arrogaron Rita la asaltaron y sus compañeros de aventura en la capilla de la Complu. Con este grito: "¡Arderéis como en el 36!"
El escrito de la fiscal abunda en un argumento que había sido expuesto en este blog:
"Quitarse el sujetador sin más no es delito. Pero en nuestra cultura la forma de vestir o no vestir, implica una falta de respeto y consideración frente al otro. En la playa es normal estar sin sujetador para broncearse todo el cuerpo. Pero era un templo, no una playa. En el presente caso, la conducta de la acusada quedándose en sujetador, traspasa lo que podría ser una falta de protocolo o de saber estar".

Cuando mi hijo  tenía seis años, una noche me llamó a su cama a la hora de acostarse. Y me dijo muy estupendo: "Hoy le he visto las tetas a E.", una niña de su curso y de su edad. "Pero hijo, le respondí, hace dos meses estabas en la Laredo y todas tus amigas estaban en tetas", a lo que replicó: "Sí, pero eso era en la playa y lo de hoy ha sido en el colegio". "Ah, ¿y eso es diferente?". "Hombre, diferentísimo".
También es muy razonable otro argumento de la fiscal: 
Esa falta de protocolo y falta de saber, "sería que se quedara en sujetador en un pleno del Ayuntamiento o quedarse en sujetador en una recepción oficial". "Pero eso no lo ha hecho, seguramente porque respeta esos actos y lo que representan".
Exactamente igual que la performance de Carolina Bescansina al pasar el pleno inaugural del Congreso con su amamantar a su criatura en el escaño, teniendo una excelente guardería. Las razones de la exhibicionista mamá chocan con una cuestión análoga a la plantea la fiscal: ¿Por qué nunca se ha llevado al niño a su clase de la Complu? Porque al Congreso de los Diputados le tiene menos respeto que a su función docente. Por otra parte, y en analogía con lo del Caracol el del Bulto, el tren y Despeñaperros, una y otra podrían ensayar sus numeritos en la mezquita de la M-30: Esas bolas chinas
Publicar un comentario