Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

jueves, 26 de mayo de 2016

El Atlético hace oficial la renovación del técnico argentino hasta 2020 y percibirá seis millones por temporada

  • Si alguna de las partes quiere deshacer la relación al final de cada temporada, puede hacerlo sin penalización

Simeone, en el banquillo del Atlético, durante un partido.
Simeone, en el banquillo del Atlético, durante un partido. 
Diego Pablo "El Cholo" Simeone había dado largas a los periodistas en dos ruedas de prensa consecutivas, pero su hermana Natalia, después de superar al Leverkusen, había dejado claro algo que, desde el club, daban por hecho desde hace semanas. Con la cautela que siempre usan los equipos y los entornos de los protagonistas, estaba claro que el día llegaría. Salvo catástrofe, el martes a eso de las 13.00 horas el Cholo se sentará en la Sala VIP del Vicente Calderón para decir: «Señores, me quedo hasta 2020»
A última hora del lunes se imprimían los documentos que el martes por la mañana, antes o después del entrenamiento, deben firmar todas las partes. Simeone amplía su contrato tres años más con el equipo que le ha dado todo. Llega así hasta 2020, y pasa de una ficha, en bruto, cercana a los siete millones, a cobrar seis, pero en neto. Y con el sueldo de todos sus ayudantes (el Mono Burgos, Vizcaíno, el Profe, Vercellone y Pepe Pasqués) también mejorado y aceptado por el Atlético, una de las condiciones imprescindibles para cerrar el acuerdo. Se mantiene, eso sí, la condición de que, si alguna de las partes quiere deshacer la relación al final de cada temporada, puede hacerlo sin penalización, algo que explican así en el Atlético: «No se trata de atar a nadie. Se trata de reafirmar que el liderazgo de Simeone es indiscutible y que el club está creciendo de una manera firme».
Ese acuerdo ya ha estado presente en todas las vinculaciones del técnico desde que llegó. Ocurre que el primer año ganó la Europa League, el segundo la Copa del Rey y el tercero la Liga (con la Supercopa de Europa y la de España por el camino). Simeone ha exigido garantías de que podrá fichar a jugadores de primer nivel, y en el club, parece, se las han dado.
Es la consecuencia lógica de una sensación que tienen ambas partes: el club es consciente de que no hay nadie mejor que Simeone para dirigir este que es el mejor momento de la historia del club, y elCholo se ha dado cuenta de que fuera no hay ningún proyecto que le ofrezca garantías de crecimiento. A la oferta que no le falla el proyecto deportivo le falla el aspecto económico. Y luego otro aspecto: saben en el Atlético que el cambio del Calderón a La Peineta, previsto, en el último de los múltiples plazos ofrecidos, para 2017, puede ser traumático para la hinchada. Por eso, nada mejor, en tiempos de zozobra, que un líder indiscutido para guiar el tránsito. Ocurre que esto es fútbol, y 2017 queda lejos. De hecho, queda lejísimos
Publicar un comentario