Sigue el blog por Email

domingo, 31 de mayo de 2015

Los "neocomunistas" se están apropiando de nuestros valores morales y éticos

Dos "neocomunistas" que hubiesen justificado el aborto en su día
Los falsos políticos de izquierdas, los neocomunistas, están “lavando” mentes humanas hasta el punto de “o piensas como yo o de poco o nada vale lo que tu pienses”. Si al aborto, no a los toros, si a dejar libres a los presos, no rotundo a la iglesia, el dinero en “sus manos”, no a la propiedad privada, etc. Justo, justo esto pasó poco antes de la guerra civil española. Deja mis valores como la vida me los ha configurado o te dejo sin los tuyos con encefalograma plano, no hay valores.

Así, el ser humano se ha quedado desnudo de verdades de todo tipo, ignorando su ignorancia y pavoneándose en sus muchas o pocas riquezas, sin echar de menos la excelencia, la benevolencia, la solidaridad, la simpatía, el conocimiento de las cosas y de las causas y todos los elementos de una vida feliz.

En la sociedad actual hay que saber distinguir entre valores morales y éticos. Los valores morales, las normas morales proceden, generalmente, de las tradiciones, o son resultado de creencias políticas o religiosas.

En realidad, todos somos animales morales, pero dicho estado solo indica que necesitamos ser sociales en un sentido y otro, ya que las "normas" no vienen con nosotros al mundo. Aristóteles dijo, para ser justos es necesario practicar la justicia. O lo que es lo mismo, tiene que "enseñarse" o estimularse la justicia, como tiene que "enseñarse " y "estimularse" el habla, ya que, de lo contrario, permaneceríamos mudos; si hablamos castellano o inglés no es por algún tipo de transmisión genética o cuestión de raza o sangre. Hablamos la lengua en que hemos sido socializados, generalmente por puro azar.

Una lengua no tiene que ser mejor que otra y una norma moral en principio no tiene que ser superior a otra siempre que todas se ajusten a los códigos establecidos.
Sin embargo, no todos los códigos establecidos son buenos, los hay peores y malos. En atención a lo que es la condición humana, a sus aspiraciones y deseos ilustrados, desde la óptica de la imparcialidad.

Los códigos actuales y las normas morales que de ellos emanan han de ser medidos, justificados y juzgados desde las normas éticas que emanan de la ética, que es una disciplina del conocimiento consistente en la reflexión desinteresada y en el desarrollo de la empatía y la imparcialidad.

Desde la ética examinamos las leyes y normas morales vigentes y decidimos cuál merece calificarse como norma ética. Pero saber qué es la ética y las normas éticas es una cuestión muy compleja a la que no suele dedicarse el tiempo preciso.

Si de algo peca la sociedad actual es de ingenuidad al creer que la "libertad" "el pluralismo " y la "tolerancia " son los valores que hemos de respetar por encima de todo.

Hay muchas clases de "libertad", de "pluralismo" y de "tolerancia", y todas no son igualmente buenas desde un punto de vista ético. Hay que matizar una y otra vez, ver las cosas desde la distancia debida sin dejarse cegar por las más cercanas, como pedía Hume, para alcanzar ese sentimiento peculiar que denominamos sentimiento moral.


Hay que aprender a ver a los demás, con sus necesidades, anhelos y aspiraciones. No bastan en absoluto los resultados de las votaciones, donde en general el porcentaje más alto de votantes está movido por el egoísmo, el prejuicio, la opinión pública, etc.
Por supuesto, tampoco vale el rey filósofo de Platón, sino que hemos de aspirar a una sociedad donde todos sean reyes filósofos, donde TODOS participen de la sabiduría, el poder, la benevolencia, la justicia y todas las cosas gratas de la existencia. Han de tomarse las decisiones sobre la base de la sabiduría de todos, no basándose en la opinión casi siempre equivocada de una mayoría. Vivimos en una sociedad contradictoria y confusa donde, "muerto" Dios, parece ser que todo está permitido. La libertad parece uno de los valores en alza, permitiéndole a cada uno que haga lo que quiera con su vida siempre que no perjudique a los demás, cuando la libertad profunda y bien entendida es aquélla en la que cada uno puede hacer lo que quiera con tal de que con ello beneficie a los demás.

Dos valores éticos parecen estar apagados o a punto de extinguirse: El cultivo de la excelencia propia y el amor benefactor hacia todos los seres vivos. Y estos valores éticos son deberes superrogatorios (excesivos), rechazados por el liberalismo contemporáneo, aunque representen, desde otra apariencia, el propio corazón de la ética.
Vivimos una moral individualista que justifican las mayorías ilustradas o no, generosas o míseras, pacifistas o terroristas.
Es cierto que se han perdido las "buenas formas" en una medida importante y que aparece un tanto de insolencia entre los más jóvenes, muchas veces engreídos, con una arrogante ignorancia e inexperiencia.

Sería injusto no indicar que esta característica de autosuficiencia define también a los no tan jóvenes y a los decididamente maduros.

Lo importante es que, de alguna manera, se ha superado la ingenuidad del pasado que tomaba las palabras del anti-ilustrado cura párroco, sus dogmas y sus verdades como la única verdad. Ahora los que no creen en una fe religiosa vuelven a ser tan ingenuos como para pensar que todo es relativo y no existe verdad axiológica ni de ningún otro tipo.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Estamos más cerca de una guerra civil que de posibles pactos de Gobierno.

Cuando un político se levanta, no siempre por las mañanas, lo primero que se pregunta es por qué no “robó” más el día anterior. ¿Sabéis por qué? Sencillamente, porque lo que “se dejó” bien sabe que ya lo ha robado otro. Me decía un excompañero funcionario, reconvertido a político –tres veces- no muy ladrón, Juan, ¿Qué va ser de mi, solo se meter la mano en cajas del Erario Público? Al poco, “””murió””” y enterrado está.
 Los políticos tienen que convencerse con una terapia de ética pura que les permita besar a su madre y confesar a sus hijos “robar”. Algo que les permita creer que, en el fondo, son personas normales y corrientes. Los funcionarios públicos están convencidos de que son más trabajadores que el común de los mortales y de que están sometidos a una presión desproporcionada en comparación con la remuneración que reciben oficialmente. Cargan sobre sus hombros responsabilidades que no guardan relación con el exiguo salario que devengan. Pero los más “borricos” proporcionan “”abren” la caja que ponen a disposición del político. Sin ellos, sin su colaboración, sería imposible saquear las arcas en cuestión.
Esto, Justamente, es el principio sobre el que se asienta la historia que justificaría la corrupción. Más aún, el empleado público asume que se trata de un valor entendido: su sueldo es bajo porque tiene acceso a otras compensaciones discrecionales que mejoran sus prestaciones. Compensaciones que no contempla la ley pero que el uso reiterado ha convertido en costumbre. En la mente del funcionario la lógica se invierte: no es que robe porque su sueldo es bajo sino al revés, su sueldo es bajo porque se asume que los ingresos están en otro lado. Algo así como el camarero con sueldo base minúsculo porque se da por descontado que vivirá de las propinas de los comensales.

Toda esta complicidad, también,  tiene que ver con la naturaleza de la política. Se trata, afirman ellos, de una carrera arriesgada, por no llamar traidora. El diputado, el senador, el alcalde,  o el responsable de un ente público, muchas veces termina con una jubilación prematura forzada por sus enemigos. En ocasiones, en el exilio. Y con mucha frecuencia, por motivos que ni siquiera tienen que ver con su desempeño sino con el de su jefe. Esto significa que el político debe acumular recursos hoy para prevenir las miserias de mañana. Aquello de “el político pobre es un pobre político”. El problema, claro, es que muchos se han tomado a pecho eso de acumular para las vacas flacas y ya han asegurado el patrimonio de su descendencia hasta la enésima generación.

Solo esto  y poco más ha sido la ruina económica de España,  por ende “la revuelta” electoral  y hasta la posibilidad de que sean alcaldes de las principales ciudades españolas comunista del Stalin iraní adiestrados por los bolivarianos.  Creo que estamos más cerca de una guerra civil como la del 36 que de posibles pactos entre corruptos votados cuando deberíamos haber botado. 

martes, 26 de mayo de 2015

Atando cabos para pactar. Los votos del 24M eran demasiado baratos


Casi siempre a los partidos políticos se les vota por rutina o por utilidad. Cuando digo rutina me refiero al voto del forofo, del indolente; del que vota como lo hicieron sus padres y antes sus abuelos. En los países de larga tradición democrática termina siendo un voto conservador, aunque el ejemplo lo situemos en la izquierda. Y cuando hablo de la utilidad, quiero abarcar a los que votan por seguridad o miedo y a los que votan por expectativas futuras que en no pocas ocasiones terminan sin cumplirse.
En las elecciones municipales y autonómicas de este 24M hemos tenido un claro ejemplo de esta división. Está claro que a Podemos y Ciudadanos les han votado por utilidad. Ciertamente, es una utilidad proyectada hacia el futuro y vestida de ilusión, de ganas de cambio, de impugnación a lo existente, de rechazo a todo lo que hemos tenido hasta ahora; y poco importa en el momento de emitir ese voto que las expectativas creadas sean exageradas o imposibles, que el camino marcado nos lleve a situaciones desagradables o desastrosas para la mayoría. Han cumplido con lo que se pide a la política desde siempre: esperanza.
En ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, La Coruña y Bilbao el Partido Socialista no alcanza a ser ni siquiera la segunda fuerza política, se ha perdido respecto a las elecciones municipales anteriores, tenemos los peores resultados desde 1978; y sólo en Asturias y Extremadura somos el primer partido. Si alguien se atreve a decir que el PSOE ha tenido un gran resultado electoral en estas elecciones, o no se entera de nada, o tiene, por el motivo que sea, intención de engañar. Ha sido una derrota sin paliativos, de la que no se puede responsabilizar a los candidatos, sería sumar a la derrota, el error en el diagnóstico. Es cierto que puede obtener más poder del que ha tenido hasta ahora, pero una cosa es gobernar, que se puede hacer con pactos múltiples, y otra bien distinta que no ofrezca preocupación el «estado de salud» del Partido Socialista.

Los datos electorales auguran debates sobre cuestiones políticas que creímos solucionadas definitivamente


Desde hace tiempo vengo diciendo que el PSOE está siendo incapaz de adaptarse a la sociedad que contribuyó a cambiar; que de un tiempo a esta parte se nos revela como un partido viejo, al que se vota por rutina. Esa realidad que es apreciada por los propios dirigentes socialistas, han intentado cambiarla estos últimos años con soluciones procesales: las elecciones primarias y un continuo cambio de rostros; buscando siempre al más joven, al que menos pasado tenga. Muchas palabras, muchas historias del pasado, pero poca credibilidad y ninguna idea realmente nueva desde hace más de 10 años. Sin embargo, hoy los resultados les dan a los socialistas una nueva oportunidad, la posibilidad de hacer pactos -que en las municipales no deja de ser habitual-, permitiéndoles gobernar algunas Comunidades Autónomas donde no han ganado y algunas ciudades en las que tampoco son la primera fuerza. Pero estos resultados les presenta a pocos meses de las elecciones generales una encrucijada diabólica: si se conforman con obtener poder con los apoyos de Podemos, que ha demostrado que no tiene las limitaciones de IU, se irán diluyendo poco a poco, como ha sucedido en otros países de nuestro entorno; si por el contrario se refunda convirtiéndose en un partido reformista de centro izquierda, entendiendo que a su izquierda existe otra izquierda hoy pletórica por los resultados de las elecciones municipales, podrá recuperar una posición privilegiada en la política española. Hoy el PSOE es un partido sostenido por la costumbre, sin nuevos apoyos y perdiendo los sectores más dinámicos de la sociedad; depende de ellos que mañana vuelva a ser un partido útil. Se mueven entre la borrachera que provoca el poder a su disposición y unos resultados electorales que les muestran insistentemente que no son tan necesarios como lo fueron anteriormente para una sociedad que ellos mismos ayudaron a transformar.
El PP ha ganado las elecciones y sin embargo su derrota es inapelable. Durante meses y años se les ha venido diciendo que los números no son suficientes para ilusionar a los ciudadanos, que es necesaria la política y en nuestra situación una política con mayúsculas. Nunca será más oportuna la exclamación contraria a la que Clinton espetó a Bush padre: «¡Es la economía imbécil, es la economía!»; aquí, como cualquiera que sepa las diferencias entre nosotros y los estadounidenses, se les podría decir: «¡Es la política, es la política!», dejemos los calificativos a gusto del lector. La repugnancia hacia la política, la incapacidad para salir de los límites del partido, mucho mayor de la que tuvo Aznar que se abrió a sectores moderados en su primera legislatura, la aparición de casos de corrupción que afectan a las estructuras del partido con más responsabilidad política, la desaparición de ETA como enemigo aglutinante y sobre todo como barrera para encarar determinadas cuestiones políticas, ha llevado al PP a esta amarga victoria, -dejemos para otro artículo la importancia que para mí tiene la derrota de ETA en la ampliación del debate político español, la desaparición de la banda terrorista ha influido más en la política española que en el País Vasco.

En el último momento, con la nominación de Esperanza Aguirre, los populares creyeron recuperar las características que hicieron al PP de Aznar un partido ganador, pero ese retroceso, ese reconocimiento implícito de sus errores, no ha servido. Ya puse en duda en uno de mis últimos artículos que Aguirre pudiera asegurar a Rajoy el mejor resultado posible; pues bien, Cifuentes, con menos seguridad en un recetario liberal que la presidenta del PP de Madrid, no sólo ha ganado con holgura la Comunidad, sino que también ha obtenido un mejor resultado en la capital de España. Sinceramente creo que el PP tiene por delante un calvario electoral, pero estoy seguro que en la derecha con vocación de gobernar ha desaparecido la oportunidad para una alternativa peculiar en la que se mezclan unas gotas de casticismo, un ideario liberal de libro sin atender a la realidad social, y unos chorrillos de heroísmo épico que en el pasado ofrecía la lucha contra el terrorismo etarra, y que hoy los españoles lo han situado donde debe estar: en la historia. El centro derecha si quiere revitalizarse debe ser distinto a esta mezcla de ideas trasnochadas y sentimentalismo glorioso. Pueden pensar de cara a las elecciones generales que el miedo a Podemos les convertirá en un partido útil para los que necesitan seguridad. Si esta es la única base de su comportamiento político hasta noviembre no dudo de su victoria, pero tengo mis dudas de que lleguen al gobierno, y si lo consiguen, de que sea una legislatura estable y dure los cuatro años preceptivos.

Por último, todo el mundo habla de los pactos municipales y autonómicos porque es más fácil hablar de lo evidente que trascender a lo inevitable y arriesgarse a sondear las claves políticas del futuro próximo. Este resultado nos dice que todo está abierto, como lo estuvo en 1978, y no me refiero a los acuerdos, hago mención a cuestiones políticas vetadas hasta ahora y a otras que creímos solucionadas definitivamente. No tengo voluntad de convertirme en un Jeremías de saldo, aprovechando los resultados o conmocionado por ellos, ¡quién sabe! Creo que la deslegitimación institucional, el descrédito de la política oficial, la falta de resultados prácticos de la política económica, el debilitamiento de los dos grandes partidos -base indiscutible de nuestro sistema político-, y el auge del «autodeterminismo» en las comunidades autónomas vasca, catalana y navarra auguran un tiempo de debates encendidos sobre todo lo demás, también sobre lo más importante. Debemos tener en cuenta que no somos Grecia, pero ellos tienen algunas cuestiones mejor solucionadas que nosotros y no son las menos importantes. No soy pesimista, ahora se necesita inteligencia, moderación, propuestas para las reformas inevitables y política, sobre todo, mucha política.

Nicolás Redondo Terreros, presidente de la Fundación para la Libertad

lunes, 25 de mayo de 2015

AVISO PARA NAVEGANTES: Así se aprueban los presupuestos anuales de los Ayuntamiento "legalmente"


La gran mayoría de los equipos de Gobierno de los  Ayuntamientos resultantes de las elecciones municipales 24M se constituirán con Gobiernos en minoría y algunos en mayoría, pero sin tener aprobados “legalmente” los presupuestos anuales, entre otros expedientes administrativos.

Si bien es cierto que corresponde al Pleno de la Corporación la aprobación de los presupuestos generales anuales de los Ayuntamientos conforme al procedimiento establecido en el Título VI, Capítulo I, Sección 1ª del Texto refundido de la Ley reguladora de las haciendas locales, siendo suficiente con la mayoría simple de los votos emitidos. Pero no es menos cierto que han de cumplir los requisitos legales a que les obliga la Ley:
APRENDAMOS JUNTOS: EL PRESUPUESTO MUNICIPAL
¿QUÉ ES?
Es el documento que plantea los Ingresos que se prevén en el año, y en qué Gastos se invertirán.
¿QUIÉN LO ELABORA?
El equipo de gobierno debería elaborar un borrador, entregarlo a los concejales de la oposición para su estudio, y trabajar para lograr conjuntamente el acuerdo en determinados puntos.
¿QUÉ PLAZOS HAY PARA SU ELABORACIÓN Y APROBACIÓN POR EL PLENO?
El presupuesto debe presentarse al Pleno de la Corporación para su debate y aprobación, antes del 31 de diciembre del año anterior. Es decir, que el del año 2015 debió haberse presentado antes del 31 de diciembre de 2015. Por ello, los trabajos de elaboración y entrega de documentación a la oposición deben comenzar durante el último trimestre del año.
¿QUÉ PROCEDIMIENTO DEBE SEGUIRSE PARA LA APROBACIÓN DEL PRESUPUESTO?
1.   El gobierno municipal entrega del borrador a los concejales de la oposición
2.   El concejal de Hacienda convoca una comisión informativa de Hacienda (formada por una representación proporcional de todos los grupos municipales), en la que da cuenta del borrador, y en la que se debate el contenido. El interventor y la secretaria del Ayuntamiento están presentes en la comisión para aclarar cualquier duda de los participantes.
3.   La comisión emite un “dictamen”; es decir, un documento que explica el sentir de los concejales que están presentes, y los votos a favor y en contra del presupuesto que ha presentado el concejal de Hacienda. Pudiendo incluirse en ese “dictamen” los cambios que se hayan acordado a propuesta de la oposición; pero si las propuestas de la oposición no suman la mayoría de los votos (en las comisiones, 4 votos), no se hacen constar en el dictamen.
4.   El alcalde convoca un pleno extraordinario con un plazo mínimo de dos días, desde que el expediente completo está listo y a disposición de todos los concejales.
5.   El pleno debate y somete a votación el Presupuesto. El presupuesto es aprobado provisionalmente
¿QUÉ SIGNIFICA QUE EL PRESUPUESTO SE APUEBA “PROVISIONALMENTE”?
Que existe un plazo marcado por la Ley, de 15 días (hábiles), para que cualquier ciudadano pueda examinar libremente el Presupuesto, mientras se encuentra en exposición pública, y pueda presentar reclamaciones si lo considera
UNA VEZ CERRADO EL PLAZO PARA PRESENTAR RECLAMACIONES, ¿QUÉ OCURRE?
1.   Que el concejal de Hacienda debe convocar de nuevo la comisión de Hacienda para estudiarlas; un informe del Interventor y de la Secretaria explicará las razones técnicas que existen para admitir las reclamaciones o para rechazarlas.
2.   En cualquier caso, los concejales del equipo de gobierno pueden aceptar o no las opiniones de los técnicos; pero han de ser conscientes, en el caso de que no las acepten, de que contravienen los principios de legalidad en los que siempre han de basarse tanto el Interventor como la Secretaria.
3.   El alcalde convocará otro pleno para estimar o no las reclamaciones presentadas. Y la mayoría decidirá: 7 sobre 13
4.   Es entonces cuando el Presupuesto estará definitivamente aprobado.
CUANDO EL PRESUPUESTO ESTÁ DEFINITIVAMENTE APROBADO, ¿YA NO SE PUEDE HACER NADA?
La Ley aún permite que se presente un RECURSO DE REPOSICIÓN, que consiste en presentar ante el órgano que lo ha aprobado (el Pleno en este caso) un escrito explicando las razones por las que no se está de acuerdo. Los concejales que hayan votado NO al presupuesto pueden presentar este recurso. Y cualquier ciudadano que haya presentado reclamaciones y no se las hayan admitido, también. En el caso del ciudadano que haya reclamado y no se haya argumentado su rechazo “en lo suficiente” su “voto” se sumaría al de los concejales que no consideren justa su reclamación, no habiendo voto de calidad por parte de la alcaldía, abriéndose de nuevo el procedimiento que en caso de persistir, resolvería el tribunal provincial, no el juzgado de lo contencioso.
¿Y SI EL PLENO RECHAZA EL RECURSO DE REPOSICIÓN?
Puede ocurrir si la mayoría lo decide. Pero la Ley aún da otra oportunidad: presentar un recurso ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo.
¿QUÉ ES PRESUPUESTO DE INGRESOS?: Es la parte del Presupuesto municipal que contiene únicamente los Ingresos previstos
¿QUÉ ES EL PRESUPUESTO DE GASTOS?: Es la otra parte del presupuesto municipal, la que contiene los Gastos generales
¿QUÉ SON LOS CAPÍTULOS?: Son las grandes bolsas en las que se divide el Presupuesto.
En Ingresos hay 7, que son:
– Capítulo 1, Impuestos directos (IBI, Impuestos sobre vehículos, Impuesto sobre plusvalías, Impuesto sobre actividades Económicas)
– Capítulo 2, Impuestos indirectos (el Impuesto sobre construcciones)
– Capítulo 3, Tasas y otros ingresos (tasas de cementerio, de recogida de basuras, de instalaciones deportivas, de licencias de apertura, de concesión de licencias urbanísticas, de vados, de precio público de la guardería, multas de tráfico, etc. etc.)
– Capítulo 4, Transferencias corrientes (dinero que se recibe del Estado)
– Capítulo 5, Ingresos Patrimoniales (dinero que se ingresa por la venta o enajenación del patrimonio municipal: terrenos, edificios, etc.)
– Capítulo 6, Transferencias de capital (las subvenciones que se esperan)
– Capítulo 7, Pasivos financieros (dinero que se obtiene por préstamos bancarios)
En Gastos también hay 7, que son:
– Capítulo 1, Gastos de Personal (retribuciones, Seguridad Social, gratificaciones, contrataciones, productividad, formación, etc.)
 Capítulo 2, Gastos de Bienes corrientes y servicios (todos los correspondientes al funcionamiento general del ayuntamiento: luz, agua, gas, material de oficina, recogida de basura, mantenimiento de vehículos, limpieza, teléfonos, programas culturales, programas para la gente mayor, etc. etc.)
– Capítulo 3, Gastos financieros (los intereses que se pagan por los préstamos bancarios)
–Capítulo 4, Transferencias corrientes (las subvenciones a las asociaciones)
No existe el capítulo 5
– Capítulo 6, Inversiones reales (el dinero que se gastará en obras públicas)
– Capítulo 7, Pasivos financieros (la amortización anual de los préstamos bancarios)
¿SE PUEDEN CLASIFICAR LOS GASTOS? Sí. Se pueden clasificar de dos maneras. Una, por capítulos o grandes bolsas; que ya hemos visto un poco más arriba.
Y otra, por funciones. Es decir, la gestión municipal se divide en grandes áreas (FUNCIONES), y cada una de ellas tiene unos gastos . Cada función tiene asignado un número propio y una denominación
CLASIFICACIÓN DE LOS GASTOS POR FUNCIONES?
-011 DEUDA PÚBLICA (todos los gastos de amortización e intereses de préstamos bancarios)
-111 ÓRGANOS DE GOBIERNO (todos los gastos derivados del funcionamiento de los órganos de gobierno: retribuciones del alcalde y de los concejales; dietas; contrataciones de personal para el gabinete del alcalde; atenciones protocolarias, etc.)
-121 ADMINISTRACIÓN GENERAL (todos los gastos propios del funcionamiento de las dependencias municipales generales: teléfono, agua, luz, gestoría, asesoría jurídica, personal, equipos informáticos, material de oficina, etc.)
-222 SEGURIDAD (todos los gastos que tienen que ver con la Policía Local: sueldos, seguridad social, mantenimiento de vehículos, vestuario, combustible, etc.)
-313 ACCIÓN SOCIAL (todos los gastos que tienen que ver con Servicios sociales: sueldos, seguridad social, catering social, mantenimiento del Centro de Día, contratos temporales para el Centro de Día, ayudas sociales, subvención a la asociación de Jubilados, etc.)
-321 PROMOCIÓN EDUCATIVA (lo que su nombre indica: actuaciones educativas, gastos del gabinete psicopedagógico…pero en Rocafort solo gastamos 1.000€ anuales en esta función)
¿QUÉ ES UNA “PARTIDA PRESUPUESTARIA”?  es el “saquito” que contiene una determinada cantidad de dinero para hacer frente a unos gastos concretos. Por ejemplo: de la partida presupuestaria que se denomina “Retribuciones de alcaldía y concejales”, solo se puede pagar eso: el sueldo del alcalde y de los concejales no liberados. Este año 2015/16 no se pueden subir el sueldo si la masa salarial junto a la del personal supera el 5% de los presupuestos anteriores y nunca podrán cobrar hasta que se aprueben los presupuestos, a menos, que quede remanente del año anterior.
Cada apunte, cada gasto ha de restarse del dinero que existe en cada “saquito”. Un ejemplo: existe una partida presupuestaria, con dinero asignado (consignado), para pagar exclusivamente el gasóleo del colegio público. Y ningún otro gasto, que no sea ése, se puede pagar de ahí. Solamente el pleno puede decidir hacerlo. ¿Cómo? Por mayoría.
¿DE QUÉ HABLAMOS CUANDO DECIMOS “CRÉDITO”?
´Queremos decir: dinero. Cada partida tiene consignado un crédito Traducción: cada “saquito” dispone de una cantidad concreta de dinero.
¿QUÉ SIGNIFICA, POR EJEMPLO, QUE NO HAY “CRÉDITOS SUFICIENTES EN LA PARTIDA 451- 15000.PRODUCTIVIDAD”?
Que el “saquito” donde está el dinero para pagar la productividad a los funcionarios que deberían dedicarse a la función 451 (Promoción y Difusión de la Cultura), no tiene dinero suficiente para que se les pague “productividad”. ¿Por qué puede suceder una cosa así? Porque el dinero que se había consignado inicialmente (el dinero que se puso en esa partida cuando se aprobó el presupuesto definitivamente), llegado el mes de junio, por ejemplo, se habrá acabado ya. Y no podrá pagarse ni un euro más. A no ser que el Pleno lo autorice.


Ante esta situación de bloqueo institucional, la actual normativa ofrece algunas variantes al procedimiento ordinario de aprobación del presupuesto municipal que, anticipándonos a lo que puede suceder, conviene recordar.
Fue la Ley Orgánica 8/1999, de 21 de abril, de modificación de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, la que introdujo por primera vez un proceso de aprobación del presupuesto (y de sus modificaciones) alternativo al ordinario, con la introducción del artículo 197 bis:
La creación de la cuestión de confianza vinculada a la aprobación de los presupuestos de la corporación busca dotar a los Ayuntamientos de un instrumento que les permita superar las situaciones de rigidez o de bloqueo en el proceso de toma de decisiones con trascendencia en el desarrollo del gobierno municipal. Así, ante la perspectiva de no obtener la mayoría suficiente, el Alcalde puede plantear una moción de confianza vinculada a la aprobación del presupuesto. En este caso, no aprobado un proyecto de presupuesto, el Alcalde puede someterse, seguidamente, a una moción de confianza vinculada a la aprobación de aquél. La confianza se entenderá otorgada si en el plazo de un mes desde la votación de rechazo no se presenta una moción de censura con candidato alternativo o, presentada, no prospera.
De acuerdo con la Sentencia de la Sala 3ª del Tribunal Supremo de 13/02/2015, si la cuestión de confianza obtiene el número necesario de votos favorables, el Pleno habrá aprobado el proyecto en los términos que resultan de los arts. 168 y ss TRLRHL; pero, como señala la Sala, nada hay en el art. 197.bis LOREG que autorice a entender que la solicitud de la confianza esté vinculada a la aprobación definitiva del presupuesto anual. De forma que se debe continuar con el trámite ineludible de exposición pública y, en su caso, aprobación definitiva (en contra de lo anteriormente establecido por la Sentencia de 11/11/2013 del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, que entendía que con la superación de la moción entraba automáticamente en vigor en presupuesto).
Este procedimiento no ordinario de aprobación del presupuesto no puede emplearse en el último año de mandato.
Pero esta no es la única forma de aprobar el presupuesto municipal sin la mayoría suficiente, la Disposición Adicional Decimosexta de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local (LRBRL), en la redacción dada a la misma por la Ley 27/2013 de Racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, recoge que excepcionalmente, cuando el Pleno de la Corporación Local no alcanzara, en una primera votación, la mayoría necesaria para la adopción del acuerdo de aprobación del presupuesto, la Junta de Gobierno Local tendrá competencia para su aprobación, siempre que previamente exista un presupuesto prorrogado en vigor; debiendo dar cuenta al Pleno del acuerdo adoptado en la primera sesión que se celebre.
En este procedimiento le corresponde a la Junta de Gobierno resolver las alegaciones que se hayan presentado por parte de concejales y  en el periodo de exposición pública y decidir sobre las alegaciones o enmiendas que los grupos políticos municipales hayan presentado en el procedimiento de aprobación del presupuesto.
La no exposición al  pueblo de los presupuestos antes de su aprobación supone la no validez de los mismos, así como el inicio del proceso con otros 45 días de exposición.
¿Qué significa todo esto? Sencillamente que habrá municipios que aun con mayoría absoluta, tampoco puedan aprobar los presupuestos de 2015 y por consiguiente los de 2016.

España: Del Azul con gaviota al Rojo soviético.

El azul del mapa político de España es menos intenso. Cerca de seis millones de parados, 4 millones de trabajadores en situación de precario, más de 2 millones que ni están ni se les espera, subida de impuestos y bajada de salarios han sido el principal detonante de ese “desteñido”  azul con gaviota blanca.  Por descontado, todos somos conscientes que la mayor parte de  culpa es de Zapatero y su banda. Pero de ahí que política sea sinónimo de puñalada trapera
Nada más comenzar el recuento y a pesar del enésimo error de las encuestas, ya se vislumbraba el batacazo del PP y que no ganarían ni los que dicen haber ganado ni, lo que es peor, solo España ha perdido. Hasta en los grandes municipios y autonomías donde, el PP,  sigue siendo el partido más votado, triunfó el desencanto y sufrió un fuerte castigo; mucho más fuerte que el PSOE. Podemos, de forma muy notable, y C`s en menor medida han empezado a contar en la política interna. ¡Y cómo cuentan¡, sobre todo Podemos: siendo necesarios sus votos para que puedan gobernar los grandes, el bipartido,  en las circunscripciones  donde se han presentado. Y en algunas hasta con bastón sobre mando.
España cambia  color político  y, también, de poder. Se mantiene el viejo esquema bipartidista como eje hegemónico y de supremacía, pero rigurosamente matizado. Matizado ideológicamente, porque este país ha girado a la izquierda. Matizado nominalmente, porque ya hay que contar con los emergentes, que harán valer la renovación que propugnan. Y matizado en el juego político ordinario, por la cantidad de pactos que habrá que negociar y por la cantidad de innovaciones a que quedan obligados el Partido Popular y el Partido Socialista. El PP, para seguir gobernando. El PSOE, para seguir siendo la 2ª fuerza política a la deriva.

O mucho cambian, para malo, la política bizantina del PP –España está dominada por bolivarianos populacheros y yihadistas con ganas de invadirnos o, en las elecciones generales,  pasaremos del azul al rojo soviético con burka y chilaba. La referencia económica no es suficiente, entre otras cosas porque no es cierta.  Para el PSOE, la creación de un ideario suficiente para contener el avance de Podemos. Con algún matiz: las elecciones, sobre todo en el ámbito municipal, han sido más personales que ideológicas. Los grandes resultados de Ada Colau y Manuela Carmena son debidos a la personalidad de las candidatas y el más que evidente cabreo del pueblo.  Pero mucho más allá de los resultados, aparecen o se confirman datos inquietantes para la tranquilidad del problema territorial. Uno, en Navarra, donde la fuerte implantación de Bildu anuncia tensiones futuras con el final anunciado de promover la unión con el País Vasco. El otro, en Cataluña, donde el descenso de los dos partidos considerados como españolistas, no suficientemente cubierto por Ciudadanos, es un mal indicio para la defensa de la unidad de España en aquella comunidad. Nadie sabe lo que puede ocurrir cuando una avalancha de alcaldes independentistas ejecuten y den valor a sus votos con fuerza para levantar las banderas o esteladas en cada casa consistorial. El problema no es nada fácil de resolver y ya es tarde para “imponer la Ley” que nunca se hizo. 

sábado, 23 de mayo de 2015

España, PPolíticamente está controlada. Vota con cabeza y sin rabia contenida.


Fácil que es buscar la papeleta de tu partido. 
La suerte está echada (Alea jacta est). Los españoles, ya mismo, estamos votando a los equipos de Gobierno locales (8.122 Ayuntamientos) y 13 comunidades autónomas. Posiblemente las  elecciones  de este domingo sean  las más abiertas y reñidas desde que se instauró la democracia
Y es que todo está en el aire. Los nuevos tiempos políticos y la ola de cambio que recorre España ha llevado la inseguridad a los representantes del bipartidismos, que ven peligrar su hasta ahora posición hegemónica, ante el empuje de las nuevas formaciones, que pueden ser la llave de la gobernabilidad de no pocos ayuntamientos de la provincia.
Han sido quince días donde las promesas que intentan dibujar un futuro mejor para los pueblos y ciudades de España y que han estado centradas más en las cuestiones de carácter social que en los grandes proyectos megalómanos que copaban los programas electorales antes de la crisis, han entrado en los hogares, a través de los medios de comunicación y de la propaganda electoral y han compartido protagonismo con los reproches que se han cruzado los distintos partidos. Los representantes del bipartidismo, PP y PSOE, acusándose mutuamente de la gestión realizada en las instituciones donde gobiernan y las formaciones emergentes reprochando a las tradicionales sus actuaciones y presentándose como la alternativa de la regeneración.
Una campaña donde los partidos, dentro de esa nueva cultura política que parece implantarse ante las demandas y exigencias de la ciudadanía, han apostado por los pequeños actos y el contacto más cercano con los ciudadanos dejando para el recuerdo aquellos multitudinarios encuentros en plazas de toros y pabellones deportivos. Eso sí, los líderes de los grandes partidos, Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Alberto Garzón (IU), Albert Rivera (Ciudadanos) y Teresa Rodríguez y su boniato de Podemos). Siempre han apoyado a sus candidatos de grandes ciudades.
Lo que si es cierto, es que no hay espació político para tantos mediocres y en su totalidad vividores por cuenta ajena. Cerca de 68.000 concejales y 802 diputados provinciales. No, no se puede decir este, si; este es posible y…..todos aspiran solo al sueldo, el pueblo les importa un cero. Hay pueblos con 15.000 habitantes, donde optan 11 partidos a la alcaldía y ni un solo candidato aporta un nivel académico mínimo de bachiller,  el 80% solo han ido al Ayuntamiento a sacar una partida de nacimiento –ya ni eso-. Observad si lo tiene fácil Rajoy –solo copiar de Alemania (Rathaus)- El candidato a Alcalde tiene que superar un examen básico, no puede desarrollar el ejercicio de sus funciones en su pueblo (Hasta 25.000 habitantes), el sueldo es oficial y los perdedores van directamente a su punto de partida, o sea, de donde procedían a su trabajo habitual.

Solo con esta medida se podría haber evitado, por ejemplo, el recorte en Sanidad y cultura/universidad.  Votad, votad a quienes os de la gane, pero se prudente y medita tu votos antes de que te estés jodiendo tu mismo y colateralmente al resto de ciudadanos de España que ya están bien fastidiados.

viernes, 22 de mayo de 2015

El PP seguirá dominado el mapa electoral de España, porque las alternativas de poder son muy sucias.

Para el poder financiero y político internacional solo importa quién gana y quién pierde los comicios; sean municipales, autonómicos o legislativos. Y eso mismo va a ocurrir el próximo domingo en España. Todos podemos seguir especulando sobre quien ha ganado el debate –pocos ha habido-  quien ha quedado mejor ante las cámaras, pocos hablan de programas electorales y hasta dónde está la salvación nacional. Pero de poco o nada vale.  En realidad y es lo que cuenta,  si el PP mantiene Madrid y Valencia para todos “estaba dentro de lo normal”; si pierde Valencia, será grave, para unos fruto de los Gurtel y para otros la Virreina de valencia, Rita Barberá ha sido la culpable y si pierde Madrid ha sido por culpa de Esperanza Aguirre, rato o el chumino de mi vecina. Pero para el pueblo el PP habría ingresado en la UVI por un dolor de muelas.  Pero lo que de verdad importa a los que deciden si España se financia a precio 0 o tiene que hipotecar hasta a la abuela, es mirar con lupa el porcentaje final. Ese guarismo que, de consolidar el auge de los populismos en España y la merma de la estabilidad, sembraría de desconfianza a los inversores internacionales con consecuencias incalculables. Con Podemos y PSOE la inversión internacional se retira y, posiblemente con el PP y…….ayudado por Ciudadanos se queda y como hasta parece se vaya recuperando, no tan rápido como ellos mismos vaticinan.
Solo un relato para memorizar. Gobernaba Suárez/Calvo Sotelo y en España se estaba produciendo la mayor tasa de crecimiento industrial de la historia; formó Gobierno Felipe González y tuvo que dimitir año y medio antes de lo previsto porque el nivel de paro, corrupción y miseria era inaguantable. Fruto de la Política social insostenible que, en definitiva, son los votos de los socialistas. Entró Aznar con ayuda de nacionalistas y dejó España, prácticamente,  sin nivel de paro –comunidades con el 5% que se entiende pleno empleo- Vienen las bombas de ETA, Al Quaeda o qué se yo y por arte de magia gana quien menos se esperaba, el socialista Zapatero que, también, como Felipe González dejó España como un solar y niveles de corrupción propios de Latinoamérica. Ha vuelto a entrar el PP de la mano de Mariano Rajoy y, al menos, la confianza está en alza.  La deuda heredada de ZP era y es insoportable. Tanto es asó que, hoy, países como Francia, Italia, Holanda y Suecia han puesto a España como ejemplo a seguir.  Evidentemente, los recortes,  llevan consigo un desgaste monumental y como he dicho, anteriormente, la “cosa” económica, laboral y social se están llevando, aunque levemente.  Cualquier otra opción sería algo menos que un desastre nacional. Andalucía ha superado el 44% de paro y los apuntes contables comunitarios, siguen sin aparecer.
De cualquier forma y aunque nos pongamos todos muy sorprendentes exigiendo al PP un escrutinio de 7 u 8  puntos de ventaja al  PSOE, Podemos o Ciudadanos) en España las municipales se ganan desde siempre por la mínima. Excepto en 2011, cuando el hartazgo con Zapatero y la devastadora crisis económica propiciaron que el PP les sacara a los socialistas más de cuatro puntos, tanto en 1999 como en 2003 y en 2007, la diferencia entre las dos primeras formaciones (siempre PP y PSOE) ha sido de un punto o incluso menos. En todos los casos a favor del partido de Rajoy; salvo en 2003, que se produjo el derrumbe socialista.


¿qué quiere decir esto? Sencillamente que es de imaginar que con un Gobierno sufriendo el desgaste de medidas impopulares, sin las que hubiera sido imposible salir de la crisis; con numerosos y escandalosos casos de corrupción que han afectado a su sistema sanguíneo; y con la consiguiente irrupción de partidos instrumentales para aprovecharse del descontento social y las desigualdades económicas, parece desproporcionado exigirle que le saque varias cabezas al segundo. De ahí que Rajoy se conforme con mantener el tipo que no es poco. 

miércoles, 20 de mayo de 2015

España es de derechas, porque la izquierda nunca existió.



La política es muy mala de ahí que a las suegras se les llame Madres Políticas. Todos, todos los políticos, al principio,  son un verdadero derrame de honestidad y honradez, al poco, se dan cuenta de llevan el paso cambiado y ya, de repente, se transforman en alquimistas de la corrupción. A casi nadie se le pasaría por la cabeza votar a un corrupto, pero les votan y en mayoría.
A mi, personalmente, ya no me indigna ni la corrupción en su grado superlativo ni las cifras del paro ni el terrorismo de Estado ni que los banqueros cobren y no paguen. Entre otras cosas porque es la realidad latente en la que se vive en España desde la implantación de la democracia. Está mañana me han intentado comer el coco de tal forma que me he preguntado ¿Seré maricón? No, solo observo con más o menos atención las maniobras embaucadoras que hacen los grandes partidos. Por ejemplo, IU ve como se desmarcan de su órbita el Bipartido y, por obra y gracia del mal espíritu, coloca o se transforma en Podemos; partido este, carente de argumentos y razones ¿Quién va a pretender que le recorten el papel higiénico? Solo un marrano. Pero no es lo más grave, estos mercenarios, están dirigidos para, de nuevo, adentrar en Europa al comunismo islamista radical.
Por otro lado, el PP abre paso con una manoletina a Ciudadanos, partido de comanda, Alberto Rivera,  buen orador, telegénico, gallardo, templado, amable, con la pinta y  modales del yerno que toda madre desea. Pero en el PP hay dos o tres intelectuales de los de verdad, de los que controlan hasta los corruptos y han observado que a este Alberto (en catalán, Albert), de momento,  no le interesa la política ni el poder. Ciudadanos sabe que ha metido la pata llenando sus candidaturas con recortes de elementos corruptos del bipartido, por tanto, debe pasar de la mejor manera posible el examen del 24M y replantear su futuro inmediato que son las elecciones catalanas y generales. Para ello el PP, les dotará de un buen dinero y que dejarán de atosigar ecómicamente a sus afiliados.
El PSOE siendo el más tonto del quinteto lleva el camino más acertado, el problema es que han dejado de ser socialistas para convertirse en políticos chanflones/burdos. Su jugada consiste en quemar pactos, dejar que se “vea” la realidad económica de España, censurar con dureza los despropósitos ajenos e ir aglutinando descontentos. El problema, como he dicho anteriormente, es que han dejado de ser socialistas y, al final, se van a tener que integrar en el binomio Podemos/IU –No tienen futuro ni a corto, ni a largo plazo.

En definitiva, España será divisible o indivisible, pero al frente estará PP/Ciudadanos y el resto dando o tomando por el culo. 

lunes, 18 de mayo de 2015

La transparencia es más dañina que la ocultación. Mejor vivir en un mundo de mentira ajena.


Noche estrellada (Van Gogh)
La realidad de la transparencia, casi siempre confirma que una vez transparente es poco o nada nítida y no siempre por ocultación. Hay verdades que matan. La claridad y la distinción no son solo un empeño lógico. Deseamos, necesitamos, ver y entender. Y saber. Efectivamente, en ocasiones sería suficiente con una mayor transparencia y luminosidad. Sin embargo, a pesar de la más decidida voluntad, no pocas veces no es fácil que todo resulte claro, lo que no impide, antes bien exige, que haya de buscarse con insistencia. Sin embargo, ni siquiera siempre podría deberse a la opacidad. A plena luz del día, una cierta bruma, una niebla, una nubosidad, una distancia, o cierta perspectiva parecen complicarlo todo. Pero ello alienta más la determinación.

Posiblemente, no se trate de eso y la incertidumbre y la perplejidad se correspondan con la complejidad de lo que pretendemos tener claro. Tal vez, eso que nos resulta enrevesado, o lo que vemos incluso turbio, es sencillamente así. Tendemos a pensar que es porque se nos ofrece alterado, emboscado, pero cabría suceder que lo que encontramos brumoso simplemente lo sea. No es cosa de hacer de tamaño planteamiento una excusa para la permanente difuminación o esfumación de la claridad, pero tampoco conviene mantenernos en la ingenuidad de que pensar lo que ocurre es siempre y solo aclararlo.

Y en este terreno se desenvuelven las decisiones que constituyen nuestra existencia. Aguardar a que todo se presente claro y sin fisuras para actuar es un pretexto para no hacerlo. No es cosa de animar a la desaforada y desconsiderada actividad, o a la falta de reflexión o de análisis, pero asimismo el absoluto e incontestable asentamiento en la seguridad, como condición para la acción, puede ser un subterfugio para liberarse de ella. Y la cuestión es desenvolverse en la línea que no confunde esta voluntad de tener las cosas claras, como se dice, con precipitarse a liquidar su complejidad con cualquier posición simplista, que entenderíamos como clarificadora.

Merecen reconocimiento quienes tratan de dilucidar y nos ayudan a hacerlo. Precisamente por ello la vida es el permanente proceso de aprender a elegir, y a hacerlo argumentada y justificadamente en contextos no siempre ya perfilados. De ahí que la transparencia haya de ser asimismo la de los motivos de las acciones. Solo así la comunicación que alienta nuestras relaciones se sostiene en la tarea conjunta de ofrecer la máxima claridad, conscientes a su vez de que ello no elude las complicaciones de cada situación, ni ha de ser una coartada para la parálisis.


Ángel Gabilondo, catedrático de metafísica. Candidato independiente por la lista del PSOE a la Comunidad de Madrid. 

viernes, 15 de mayo de 2015

La Sultana andaluza está siendo devorada por los señoritos andaluces de su propio partido.


La Sultana andaluza ama y dueña del virus de la ignorancia del pueblo andaluz, se entrega. Aznalcollar solo es el principio del fin de latrocinio dinerario valiéndose del poder dominante y utilizando a “esta” pobre diabla como testaferra.  Mañana demostraré con copias del BOJA, dónde, por qué y cuándo fueron concedidos –otras 200 licencias- los permisos de investigación por parte de la Junta de Andalucía. Posiblemente, este, sea cuantitativamente mayor escándalo que el de los ERES.

Esta que dice ser socialista, se dedica a dar mítines por la geografía española. Es curioso que hay iniciado la campaña por Avilés y con tal pie que a la pregunta de ¿Qué nos puede contar vd. a los asturianos siendo Pta. en funciones de la comunidad con más paro y mayor índice de pobreza de la UE? Contestar, no ha contestado nada, pero su silencio le delata.

En líneas generales ha sido un discurso barato y de guión demagogo. Pero ha centrado parte del mismo en la privatización de los hospitales. Precisamente, el primer hospital privatizado de España y así sigue fue el de Poniente (El Ejido) que aun y muy a pesar mío, Almería, todavía es Andalucía.

Después ha continuado con la recuperación del bienestar de los españoles por culpa de la errada gestión política del PP y bla, bla, bla…….ni ella sabe lo que ha dicho, para mi que  se equivoca hasta leyendo.


¿No es indigno que los socialistas estén utilizando a una señora que va a dar a luz en Julio con 41 años y como casi todos sabéis el riesgo…………es altísimo? Tu, Susana, sabes que no sabes, manda a todos a la mierda, pare y retírate de la política activa y pasiva que tienes todas las papeletas para ser portadora de la responsabilidad de todas las tropelías que han cometido esos animales bípedos que te empujaron a la presidencia de la Junta de Andalucía. El voto, el puto voto de la lástima, el de la falsa heroína. Susanita. 

lunes, 11 de mayo de 2015

La mujer no debe quedar confinada al papel de madre y esposa, pero queda.




De una mujer, para mujeres que leen Blog de Juan Pardo
La mujeres, en la civilización occidental,  han sido objetualizadas, cosificadas, reducidas a lo que en la jerga filosófica se denomina ser-en-sí, no teniendo acceso a la autoconciencia, al ser-para-sí, a la autorrepresentación, es decir, a la posibilidad de ser sujeto, de tener capacidad de nombrar y significar el mundo. Esta infravaloración fue debida a que “el varón según ratificaron grandes filósofos y pensadores como Schopenhauer, Nietzsche, Hegel y Kierkegaard... fue considerado superior a la mujer, lo cual condujo a que ésta fuese configurada como espejo de las necesidades del hombre, encarnando la sumisión, la pasividad, la belleza y la capacidad nutricia. Este constructo cultural vinculó a la mujer al cuidado de los hijos y de la familia y la mantuvo alejada de las decisiones del Estado”. Este alejamiento de la mujer del mundo de la cultura y de la política es lo que explica que la feminidad haya sido objeto de una heterodesignación, que hayan sido los varones los que tradicionalmente han definido lo femenino y que la construcción de la feminidad haya sido una construcción en negativo de lo masculino, haya sido una construcción especular, quedando la mujer reducida a un espejo “dotado del mágico y delicioso poder de reflejar la silueta del hombre del tamaño doble del natural”.

El icono de la mujer como soporte en el que el varón puede reflejarse es muy utilizado en el orden patriarcal y muy importante para la configuración de la identidad masculina, pues verse en los ojos de un ser lo suficientemente próximo le permite reafirmar su identidad viril. Esta posibilidad de reflejarse no se da para la mujer porque ella queda reducida a objeto reflectante, cosificada. Para acabar con esa objetualización, para alcanzar el estatuto de sujeto, para poder hablar y significar el mundo por sí misma y para poder configurar su autorrepresentación las mujeres tuvieron que recorrer un largo camino.

Desde sus orígenes la filosofía, por lo menos la filosofía hegemónica, definió a la mujer de una forma especular, subrayando la polaridad entre los géneros, valiéndose para ello de la caracterización de la filosofía como un saber que va más allá de las apariencias sensibles y que se preocupa sólo por el ser, la sustancia, la idea, es decir, por una realidad inmóvil, imperecedera, siempre idéntica a sí misma y que por lo tanto no deviene y no cambia. De esta forma la filosofía crea un profundo hiato entre el ser y el parecer, entre el ente y el existente, entre el intelecto y el cuerpo, entre la esencia y los accidentes, priorizando siempre los primeros términos de estos binomios frente a los segundos. Estas dicotomías -como decíamos más arriba- encuentran su fundamentación metafísica en el dualismo ontológico de Platón, creador del logocentrismo y de la metafísica de la identidad, en virtud del cual la realidad se presenta dividida en dos mundos distintos y contrapuestos: por una parte, el mundo superior, invisible, eterno e inmutable de las ideas y, por otra, el universo físico, visible, material, sujeto a cambio y a mutación. A su vez el dualismo ontológico platónico da pie a un dualismo antropológico que, consecuentemente con los principios metafísicos en los que se basa, defiende la idea de que es el alma, la mente o la razón la que permite trascender lo meramente corporal, lo casi animalesco, y alcanzar la dignidad humana. Dicho estatuto humano según la filosofía platónica está sólo al alcance de los varones, ya que las mujeres participan muy imperfectamente de la capacidad racional.

La filosofía de Platón es, pues, la causante de una importante jerarquía entre espíritu y naturaleza, mente y cuerpo, hombre y mujer etc., pero hay que tener en cuenta que Platón admite todavía una cierta interconexión entre ambos mundos, pues para nuestro autor la filosofía es amor a la sabiduría y no solamente la posesión de la sabiduría por lo que “eros” (el amor) desempeña un papel muy importante de mediador, de intermediario entre el mundo sensible y el inteligible, aunque ciertamente eros estará reservado sólo a los varones y será precisamente ese amor homosexual lo que permita que esos varones den a luz a la filosofía, al orden simbólico.

La separación, el desgajamiento, la jerarquía entre el mundo sensible y el inteligible se agrava -contrariamente a lo que en principio pudiera pensarse- en la modernidad. La modernidad acentúa el dualismo platónico ya que con Descartes y el cartesianismo pasión y racionalidad se consideran dos extremos irreconciliables. Es, entonces, en la modernidad cuando el dualismo mente/cuerpo, espíritu/naturaleza, razón/pasión o sentimiento se agudiza, ya que según Descartes “no soy, pues, hablando con exactitud, sino una cosa que piensa, es decir, un espíritu, un entendimiento o una razón” y -sigue afirmando Descartes- “sin el cuerpo puedo ser o existir”, con lo que sujeto queda reducido a pura sustancia pensante, siendo el cuerpo totalmente inesencial. El modelo de subjetividad cartesiano fue defendido posteriormente por los más ilustres representantes de la ilustración, como Kant o Rousseau. Kant insiste en un modelo de sujeto guiado exclusivamente por la razón y totalmente alejado de las pasiones, de las emociones, de los deseos. La moral kantiana forja el ideal de un sujeto moral autosuficiente, un sujeto individualista, autónomo, que se aleja de los sentimientos, de las emociones, de las relaciones personales y de la ayuda de los demás, porque si no lo hace así se rebela dependiente e incapaz de alcanzar la plena madurez. Este ideal de sujeto autocontrolado, independiente, desvinculado del cuerpo y de las relaciones personales excluye una vez más a las mujeres, las que difícilmente se acoplan a ese modelo individualista, negador del cuerpo, de los afectos y de los vínculos personales.

En palabras del propio Rousseau: “Toda la educación de las mujeres debe referirse a los hombres. Agradarles, serles útiles, hacerse amar y honrar por ellos, educarlos de jóvenes, cuidarlos de adultos, aconsejarlos, consolarlos, hacerles la vida agradable y dulce: he ahí los deberes de las mujeres en todo tiempo, y lo que debe enseñárseles desde la infancia”

Este discurso discriminador difundido por importantes ideólogos modernos es consolidado por los dictámenes científicos de la época. “Hacia mediados del siglo XVIII, Pierre Roussel inaugura la serie de tratados sobre la mujer de la Medicina llamada filosófica por su combinación de principios metafísicos y observación empírica... Estos médicos filósofos sostenían que la diferencia biológica que existe entre los sexos es la causa de la diferencia de funciones y espacios sociales... Los hombres debían ocuparse de la perfectibilidad de la humanidad, asumiendo todas aquellas acciones ... necesarias para el progreso de la humanidad (educación, organización democrática y racional de los aspectos económicos, culturales, sanitarios etc. de la sociedad). Las mujeres, como seres dominados por su biología, habían de dedicarse al perfeccionamiento de la especie”. Es decir, debían quedar confinadas al ámbito doméstico y reducidas al papel de madre y esposa.