Sigue el blog por Email

jueves, 31 de diciembre de 2015

El populismo es más dañino para la clase obrera que el paro sin ayuda económica.



El populismo es un movimiento antitodo que, en su propio beneficio apela al pueblo para construir su propio poder, entendiendo al pueblo como las clases sociales bajas y la ignorancia de los barrios marginales en las grandes ciudades. Suele basar su estructura en la denuncia constante de los males que encarnan las clases privilegiadas. Los líderes populistas, por lo tanto, se presentan como redentores/salvadores de los humildes obedientes.

Populismo solía ser un fenómeno/movimiento marginal en Europa, pero ahora sube y  muy deprisa como consecuencia del pasotismo y la frustración académica/laboral de los jóvenes que ni estudian ni trabajan. El alto endeudamiento de la Europa mediterránea y el paro juvenil han hecho posible que sectas como Syriza o Podemos hayan alcanzado niveles máximos en el poder. Al parecer, últimamente, cobijados  en el crecimiento de lucha contra la inmigración y el sentimiento euroescéptico tengan bastante presencia en Centro Europa y  países nórdicos.

Por ejemplo, Greenpeace, se les va a unir, sencillamente, por imposición de los grupos capitalistas que los mantiene.  Si se observa, su comportamiento,  en las redes sociales solo se limitan a pegar fotos –siempre las  mismas- abastecidas por expertos a sueldo y a la orden del patrón. Nunca argumentan un comentario, simplemente, los descalifican con insultos, amenazas o ¡Qué pena me das¡ Su único objetivo es no permitir que una buena publicación se consolide, hasta el punto de que grandes medios de comunicación hayan quitado ese apartado.

Hasta dónde puede llegar el cinismo de los populistas que en Grecia se auparon al poder con la sola promesa de no a la austeridad y pago de la deuda externa. Antes de dos mes se vuelven a consolidar en el poder con el lema de mayor austeridad y ponen como garantía la soberanía griega para avalar el rescate financiero de la UE.


Reconozco que soy menos que nadie, pero en los dos últimos días –casi festivos- ha habido una evasión de capitales en España superior a los cien mil millones de euros. Si hubiese el más mínimo afianzamiento o rumor con un poco de crédito en función a un pacto en el que pudiese  entrar a formar parte Podemos e incluso PSOE –sin crédito en el mundo financiero internacional- Justo, al día siguiente habría corralito que llamarían cautelar.  Feliz y próspero 2016.
Publicar un comentario