Sigue el blog por Email

sábado, 23 de mayo de 2015

España, PPolíticamente está controlada. Vota con cabeza y sin rabia contenida.


Fácil que es buscar la papeleta de tu partido. 
La suerte está echada (Alea jacta est). Los españoles, ya mismo, estamos votando a los equipos de Gobierno locales (8.122 Ayuntamientos) y 13 comunidades autónomas. Posiblemente las  elecciones  de este domingo sean  las más abiertas y reñidas desde que se instauró la democracia
Y es que todo está en el aire. Los nuevos tiempos políticos y la ola de cambio que recorre España ha llevado la inseguridad a los representantes del bipartidismos, que ven peligrar su hasta ahora posición hegemónica, ante el empuje de las nuevas formaciones, que pueden ser la llave de la gobernabilidad de no pocos ayuntamientos de la provincia.
Han sido quince días donde las promesas que intentan dibujar un futuro mejor para los pueblos y ciudades de España y que han estado centradas más en las cuestiones de carácter social que en los grandes proyectos megalómanos que copaban los programas electorales antes de la crisis, han entrado en los hogares, a través de los medios de comunicación y de la propaganda electoral y han compartido protagonismo con los reproches que se han cruzado los distintos partidos. Los representantes del bipartidismo, PP y PSOE, acusándose mutuamente de la gestión realizada en las instituciones donde gobiernan y las formaciones emergentes reprochando a las tradicionales sus actuaciones y presentándose como la alternativa de la regeneración.
Una campaña donde los partidos, dentro de esa nueva cultura política que parece implantarse ante las demandas y exigencias de la ciudadanía, han apostado por los pequeños actos y el contacto más cercano con los ciudadanos dejando para el recuerdo aquellos multitudinarios encuentros en plazas de toros y pabellones deportivos. Eso sí, los líderes de los grandes partidos, Mariano Rajoy (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Alberto Garzón (IU), Albert Rivera (Ciudadanos) y Teresa Rodríguez y su boniato de Podemos). Siempre han apoyado a sus candidatos de grandes ciudades.
Lo que si es cierto, es que no hay espació político para tantos mediocres y en su totalidad vividores por cuenta ajena. Cerca de 68.000 concejales y 802 diputados provinciales. No, no se puede decir este, si; este es posible y…..todos aspiran solo al sueldo, el pueblo les importa un cero. Hay pueblos con 15.000 habitantes, donde optan 11 partidos a la alcaldía y ni un solo candidato aporta un nivel académico mínimo de bachiller,  el 80% solo han ido al Ayuntamiento a sacar una partida de nacimiento –ya ni eso-. Observad si lo tiene fácil Rajoy –solo copiar de Alemania (Rathaus)- El candidato a Alcalde tiene que superar un examen básico, no puede desarrollar el ejercicio de sus funciones en su pueblo (Hasta 25.000 habitantes), el sueldo es oficial y los perdedores van directamente a su punto de partida, o sea, de donde procedían a su trabajo habitual.

Solo con esta medida se podría haber evitado, por ejemplo, el recorte en Sanidad y cultura/universidad.  Votad, votad a quienes os de la gane, pero se prudente y medita tu votos antes de que te estés jodiendo tu mismo y colateralmente al resto de ciudadanos de España que ya están bien fastidiados.
Publicar un comentario