Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

viernes, 27 de febrero de 2015

Ucrania, guerra fría a fuego lento.

.Traduci in italiano.   Traduire au français.  Übersetzen auf DeutschTranslate to English
Ucrania cuyos límites y fronteras nunca han sido de fácil determinación,  parece constituir hoy una zona de transición donde no hay un perfil claro de dónde termina Europa y dónde inicia el imperio ruso con su extensión hasta Asia. El interés de la UE de mantener la noción de Rusia en tanto un país europeo indica claramente la motivación de no caer de nuevo en la tentación de definir líneas duras de separación, sino más bien de articular una comunidad de convivencia. No es un asunto sin peligro. La actual estrategia militar de Rusia de buscar defender su interés y no salir humillado del cambio de régimen en Kiev es una estrategia no exenta de peligro; así como su móvil de mantener garantizado sus derechos en la península de Crimea, por cierto un lugar de mayor importancia estratégica para la flota rusa del mar Negro. Por otro lado, Washington ya reaccionó de manera no menos drástica: se piden sanciones y la suspensión de la membresía de Rusia en el G8, acción simbólica que no afectará en demasía a un líder como Vladimir Putin que no padece de falta de autoestima en su proyecto de la Gran Rusia y quien no desea obedecer sin rechistar a lo que considera una imposición de Occidente, especialmente por parte de la UE, en el  afán de ésta última por expandir más hacia oriente y acosar así a la misma Rusia.
Que la situación se recrudeciera era de esperarse después del derrumbe del gobierno de Victor Yanukóvich, quien se fuga a Rusia para servir ahora como demandante de una intervención en su país para recuperar el poder. Que Rusia haya destacado 16,000 efectivos militares en la península de Crimea con el argumento de proteger los derechos de la población rusa en este espacio y prevenir actos terroristas, es considerado por Estados Unidos como agresión y violación del derecho internacional. Podría suponerse entonces  que en el conflicto sobre Ucrania sería una reedición de la Guerra Fría con un choque de los dos grandes poderes, típico de los tiempos de la Posguerra. Sin embargo, esta primera impresión es un mero espejismo: No nos encontramos ni en una situación de una competencia sistémica exacerbada, ni hay una situación de “teléfono descompuesto” entre las partes – muy al contrario: existe un alto nivel de comunicación mutua con base en una interdependencia económica construida en las décadas pasadas.
Así, el símil con la Guerra Fría no es de gran alcance, tampoco se puede argumentar con una ideologización exagerada que desea recrear un conflicto entre el mundo de la libertad y el la reencarnación de la supresión hegemónica. Más bien estamos viendo una nueva variante del “Great Game” de la escenificación de los grandes poderes. Pero más allá de lograr una mayor confrontación, Estados Unidos no tiene muchos elementos a la mano para mejorar la situación de un gobierno revolucionario en Kiev que tiene poca cohesión, escasa experiencia de gobernar y todavía menos capacidad de control sobre el territorio nacional y las fuerzas armadas de su propio país. No son capaces de castigar a Rusia, la intención de aislar a este país con un fortalecimiento de la integración de sus vecinos con occidente no resuelve nada por el simple hecho de que esta medida es justamente un instrumento de la Guerra Fría, inoperante en las condiciones de hoy en día, 25 años después de la caída del Muro de Berlín que se caracterizan por la interdependencia económica, la responsabilidad global común y la necesidad de la cooperación para resolver problemas comunes. La misma presencia de empresas occidentales en Rusia, la dependencia europea del suministro de petróleo y gas de Rusia, el papel constructivo que Rusia ha asumido en Siria son ejemplo vivo de esa interdependencia.
A pesar de lo atractivo que pueda aparecer a primera vista buscar un federalismo o una separación de territorios, no resulta tan fácil tal operación: primero, porque pocos territorios son étnica- y lingüísticamente homogéneos (nada más hay que recordar a los tártaros en la península de Crimea); en segundo lugar, Ucrania depende de créditos y gas a precios preferenciales de Rusia, al igual exporta casi en partes iguales a Europa y Rusia; tercero, no hay que olvidar que para la gran mayoría el dilema de tener que escoger entre Europa y Rusia representa un exigencia no deseada, más bien se prefiere vivir en buena relación con los dos vecinos. Finalmente, una división territorial podría implicar grandes movimientos poblacionales en el país, así como parece darse actualmente por parte de muchos ucranianos de habla rusa que cruzaron la frontera al país vecino ante los temores de una mayor inseguridad y la falta de respeto a su identidad.

Sin el apoyo internacional, Ucrania no saldrá de su situación aguda del momento, pero tampoco de su desastre económico. El país necesitará de moderadores creíbles y con influencia para poder impulsar procesos de reconciliación nacional en mesas regionales y nacionales con todas las fuerzas sociales. Este papel lo tendrá que asumir la comunidad internacional ante los altos niveles de polarización y violencia que ha sufrido el país.  Al igual, habrá que movilizar recursos financieros internacionales que logren estabilizar la economía del país y recuperar el funcionamiento de las instituciones públicas que se encuentran actualmente en franca desorganización. Las situaciones actuales de encono no ayudan en este proceso y la comunidad internacional debería optar por un camino de moderación para no aumentar los enfrentamientos internos en una nación que busca su lugar en el nuevo mapa de Europa Oriental

jueves, 26 de febrero de 2015

Podemos y las reglas del sistema electoral.

José Ramón Montero, catedrático de Ciencia Política, para Blog de Juan Pardo

 

Es probable que el sistema electoral impida que se traduzcan en escaños parte de los votos que IU o Ciudadanos logren fuera de las circunscripciones principales. También puede afectar al partido de Pablo Iglesias


Un politólogo estadounidense comparó hace años el sistema electoral con el villano en la leyenda de Robin Hood que entregaba a los ricos lo que robaba a los pobres. De modo similar, señalaba, los sistemas electorales ayudan a que los partidos grandes obtengan más escaños que su parte proporcional de votos a costa precisamente de los partidos pequeños, que reciben menos escaños por sus votos. Todos los sistemas electorales se ajustan a esta lógica, bien que algunos roben más que otros.
Los sistemas electorales contienen las reglas que establecen cómo se cuentan los votos y cómo se transforman en escaños. En el análisis de los cambios que se vaticinan en el tablero político y partidista español se olvidan sistemáticamente esas reglas de juego. Y en España son tan decisivas como poco neutrales. Las numerosas encuestas aparecidas en los últimos meses apuntan la posibilidad de que Podemos se convierta en el partido más votado en las próximas elecciones generales y que los votos de los españoles dejen de concentrarse en dos partidos principales para hacerlo en tres o más. Aunque el presidente de Metroscopia, José Juan Toharia, advertía  que la traducción de las estimaciones de voto en escaños no deben realizarse con encuestas de muestras reducidas, muchos comentaristas están anunciando que Podemos se hará con el mayor número de diputados en un Congreso muy fragmentado y que Pablo Iglesias podría ser el futuro presidente del Gobierno. Creemos que ambas predicciones deben matizarse, puesto que asumen erróneamente que los votos se convierten automática y pacíficamente en escaños. Nada más lejos de la realidad
El sistema electoral del Congreso de los Diputados, adoptado en 1977 y refrendado en varias ocasiones, algunas muy recientes, tiene dos sesgos cuyos efectos refuerzan el statu quo. El primero de ellos es conocido como el sesgo mayoritario, y consiste en la sobrerrepresentación de los dos principales partidos a costa de los pequeños. Se genera como consecuencia de que la mayoría de las circunscripciones españolas elige muy pocos diputados (y no desde luego por el efecto de una por lo demás inexistente ley D’Hondt). En las elecciones de 2011, por ejemplo, más de la mitad (27 de 52) contaba con cinco o menos escaños. Por lo general, sólo dos partidos, el PP y el PSOE, han acaparado todos sus diputados, de modo que los votos a los demás partidos resultan perdidos o malgastados. La asignación de escaños es un juego de suma cero: si algún partido gana alguno es porque otros lo pierden. En Guadalajara, por ejemplo, el PP consiguió el 54% de los votos y dos de los tres escaños (el 67%), esto es, una sobrerrepresentación de casi 13 puntos; y el PSOE sumó el 27,7% de los votos y un escaño (el 33%), es decir, una sobrerrepresentación de 5 puntos. El resto de los votos a candidaturas, alrededor del 18%, quedó sin representación parlamentaria.
La elección del Congreso tiene un sesgo mayoritario porque muchos distritos eligen pocos diputados
El segundo sesgo suele ser calificado como conservador, y tiene que ver con la desviación sistemática del prorrateo (o asignación de escaños a los distritos sobre criterios de población) a favor de los distritos en mayor medida rurales, o menos urbanos, y, sobre todo, con la acusada variabilidad en el número de escaños que se disputan en las circunscripciones. En las elecciones al Congreso hay distritos muy grandes, como Madrid o Barcelona, en los que la conversión de los votos en escaños es proporcional: en ellos, el ganador puede obtener una cierta sobrerrepresentación, pero es reducida. Por ejemplo, en Barcelona el PSC-PSOE fue el primer partido en 2011, con el 27,8% de los votos, y consiguió 10 de los 31 diputados en juego (el 32%), una sobrerrepresentación de 4 puntos. Sólo el 7% de los votos quedó sin representación. En cambio, los partidos (normalmente los conservadores) que cosechan mejores resultados en las zonas más rurales, esto es, en las circunscripciones más pequeñas, tienen una sobrerrepresentación mucho mayor que la de los partidos (por lo general, de izquierda) en las grandes ciudades, que son también las mayores circunscripciones.
Cuando se tienen en cuenta estos sesgos mayoritarios y conservadores, las predicciones sobre la victoria parlamentaria de Podemos y su presencia en el Gobierno resultan más inciertas. Es indiscutible que el Congreso que salga de las próximas elecciones estará más fragmentado que el actual, pero menos de lo que muchos anuncian. El sesgo mayoritario del sistema electoral dejará sin representación en el Congreso a buena parte de los votos que IU o Ciudadanos consigan fuera de Madrid, Barcelona o Valencia. Y es probable también que Podemos, que según encuestas recientes parece estar por delante del PP y del PSOE en intención de voto, quede por detrás en términos de escaños como consecuencia del sesgo conservador. Podemos es un partido cuyo apoyo electoral es por el momento mucho mayor en las urbes que en los pueblos, es decir, en las circunscripciones grandes que en las pequeñas. Dos datos avalan esta afirmación. Por un lado, los círculos y simpatizantes de Podemos se concentran en grandes municipios como Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, en este orden, mientras que en Almería, Soria, Palencia, Teruel o Cuenca su implantación es escasa. Aunque la población de la provincia (y Comunidad) de Madrid es 68 veces mayor que la de Soria, el número de simpatizantes de Podemos en Madrid es 123 veces mayor que en Soria. Por otro lado, según el Barómetro de Octubre del CIS, Podemos consigue resultados mucho peores en los 27 distritos más pequeños, que cuentan con cinco o menos escaños, en los que le votaría alrededor del 13% de los ciudadanos, que en los más grandes, en Madrid y Barcelona, en los que obtendría el 22% de los votos. Las expectativas para el PSOE y, sobre todo, el PP son las opuestas: en los distritos pequeños, el PP conseguiría el 20% de los apoyos electorales, mientras que en Madrid y Barcelona no pasaría del 9%.
En términos relativos, las zonas poco pobladas están mejor representadas que las de grandes urbes
En definitiva, el diablo también se encuentra en los detalles de las encuestas. Dados los fuertes sesgos del sistema electoral español y su importancia capital en las próximas elecciones, la fragmentación del sistema de partidos y la formación de Gobiernos no sólo dependen de las expectativas de voto a los partidos. La información sobre la distribución territorial de sus apoyos electorales es, más que nunca, imprescindible para cuantificar los cambios en nuestro sistema de partidos. Si efectivamente Podemos ganara en las circunscripciones más grandes, su sobrerrepresentación en términos de escaños será limitada. Pero si se confirmara que en los distritos pequeños obtiene alrededor del 10%-15% de los votos, su castigo será considerable. Es difícil que en estos distritos consiga algún escaño, de modo que acumularía una gran cantidad de votos perdidos. Y ello facilitaría a su vez una considerable sobrerrepresentación de los principales partidos, sobre todo del PP, e incrementaría la posibilidad de que en las próximas elecciones generales un partido con más votos que otro consiga, sin embargo, menos escaños, como sucedió en las elecciones catalanas de 2003.

Aunque bien conocidos, los sesgos del sistema electoral español suelen olvidarse por muchos observadores, que quizás los ignoran, y aparentemente por los propios dirigentes partidistas, que por supuesto son conscientes de ellos. Conviene, pues, tenerlos en cuenta para evitar el habitual recurso poselectoral a las pataletas e incluso las agrias descalificaciones que escenifican los malos perdedores.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Los responsables de la quiebra social, deben ser juzgados en las urnas.

Traduci in italiano.   Traduire au français.  Übersetzen auf DeutschTranslate to English
Blog de Juan Pardo

Ella cobra, no trabaja –mejor que no trabaje- Ha sido comunista, ahora de mala gana en el PP donde es vicepresidenta primera del Congreso de los Diputados o, simplemente, Celia Villalobos, no le interesaba la cantinela política de su jefe sobre el Estado de la Nación –ya sabe ella como está,   ha sacado su iPad y se ha puesto a jugar al  Candy Crush, ¡Manda huevos¡ Al parecer, última hora, va a ser sancionada


A lo que vamos, a este le importa un pepino el PP, piensa ser la cabeza visible de las proabortistas. ¡¡¡Lástima¡¡¡

La hecatombe financiera, el descuadre de las cuentas pública, la corrupción y la supuesta burbuja inmobiliaria han puesto de manifiesto que los gestores políticos de los últimos siete años –PSOE Y PP- han sido incapaces de plantear al país algo distinto que el desamparo del Estado social.
Aquello de un de trabajo digno, Artículo 35 de la Constitución Española:
Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

ha perecido en aras de la entrañable competitividad; y es así que los millones de trabajadores que entran y salen en el mercado han convertido a un mileurista en un privilegiado, las jornadas en interminables o caprichosas y la vida laboral en cientos de papeles. Esos millones observan perplejos cómo otros trabajadores aún viven en un mundo de trabajo y salarios dignos a extinguir. Una primera y profunda quiebra social.
Justo junto al lado de estos y en muchas ocasiones rotando están los millones de desempleados que ven pasar los años en esa condición sin que la protección por desempleo se dé por aludida y sin ningún programa de recualificación.  Lo que se denomina un futuro NEGRO. Sobre todo los de mayor edad, pero también jóvenes sobradamente preparados para empleos que en España no se esperan y que solo algunos consiguen emigrando al extranjero después de trabajar en lo que salga.

Es esta una segunda quiebra social que, junto a la primera, explica que en España las personas en riesgo de pobreza o exclusión ronden los trece millones. Son muchos ciudadanos, y votantes, para los que se ha roto el tablero. Para los que se ha esfumado la escalera social.
Blog de Juan Pardo


Luego están los muchos pensionistas que han tenido que asumir un deterioro paulatino de su calidad de vida y, aún peor, todos los menores de treinta años a los que no salen las cuentas para alcanzar esa cobertura social en su momento. Esta quiebra del pacto intergeneracional en protección social se vende como insostenibilidad de un sistema del que solo se salvarán los que espabilen con un plan privado. Y sucede más de lo mismo con la cobertura sanitaria, donde los tratamientos van cayendo del lado del que pueda pagárselos. Una tercera quiebra social.

Súmese a todo ello que el agente capaz de enfrentar esos retos (el Estado Social) ha sido canibalizado y parasitado por rumbosos empresarios que o bien han colocado amiguetes en sus puestos de mando (puertas giratorias) o bien han hecho amiguetes entre los encargados de no tenerlos. En los juzgados tenemos ahora una pequeña parte de este pastel. Una cuarta quiebra social con la que, de paso que se hace pillaje y fraude fiscal, se deslegitima la única herramienta capaz de vertebrar la sociedad.

Para qué voy a seguir con la lista. Ya con esto es patente que la nación deja de ser el espacio de cohesión que se suponía. Para los creyentes en los mercados es Jauja: el espacio para apañar y luego evadir. Solo necesitan un Estado capataz que les permita ambas cosas y se desentienda de algo tan trasnochado y caro (para sus bolsillos) como la cohesión nacional. Es así como desaparece la clase media y es entonces que millones de excluidos e indignados reclaman, con nuevas alternativas políticas, las promesas incumplidas. Es lo que hay, no hay más; si, otras alternativas políticas para las cinco elecciones  que hay este año. 

lunes, 23 de febrero de 2015

Votar PP o PSOE, sencillamente, no es honrado.

Estas horas críticas en las que vivimos la impotencia, la confusión, la desafección y la rabia han hecho presa en el alma colectiva. Es un hecho que los españoles hemos perdido la confianza en todo lo que considerábamos sólido y vemos cómo se desmorona, aparentemente sin remedio, el edificio de la esperanza, de la verdad, de la realidad, del futuro. .
Muchos son los motivos del desengaño, pero creo que el principal, junto con la corrupción,  ha sido la crisis económica, que ha hecho retroceder a gran parte de la población, ha desahuciado a los jóvenes y ha dañado como nunca a la clase media, está en la raíz del malestar que se ha instalado en la sociedad. Ni siquiera los primeros atisbos de la tan deseada recuperación, han hecho cambiar la percepción colectiva de que el país zozobra sin rumbo.
Muchas razones pueden aducir quienes sufren en su vida personal las nefastas consecuencias de la crisis. Los que han sido relegados al submundo del desempleo, los que ven recortarse sus ingresos o sus pensiones mínimas, los que han tenido que cerrar negocios y enterrar sus ilusiones. Los que no pueden conciliar el sueño ante los inexorables requerimientos de los bancos que no logran satisfacer, pese a que, como contribuyentes, tuvieron que poner  miles de millones para rescatarlos mientras se recortaba en sanidad y educación. Es cierto que la realidad cotidiana para innumerables personas es penosa. Y que muy pocos pueden considerarse culpables de su suerte, pero sí víctimas de una situación que los sobrepasa. 
Vencerse, hundirse en la depresión o quedarse en la simple actitud plañidera es un comportamiento nocivo del que solo se pueden extraer consecuencias estériles. Es necesario mirar hacia delante, plantearse retos de superación, tomar de nuevo la iniciativa, no darse jamás por derrotados. Y, como he dicho tantas veces, exigir responsabilidades. No permitir que las conductas negligentes o criminales queden impunes, ni que las temerarias nos arrastren.
Sin lugar a dudas, los políticos, bien por acción o bien por omisión, han sido en los últimos años comediantes principales en el drama colectivo y han hecho en muchos casos un papel deleznable, ya que jamás se había asistido a un divorcio tan enojoso y difícil de reconciliar entre el pueblo y sus representantes. Pero ahora, con cuatro convocatorias electorales en la agenda de este año, entran en acción otros actores: los ciudadanos; los verdaderos protagonistas, los indiscutibles soberanos de España.
Si  la responsabilidad de lo que hemos vivido recayó en gran parte en quienes fueron investidos para pilotar los asuntos públicos, desde el momento en que se abran las urnas el éxito o el fracaso de lo que vaya a venir corresponderá exactamente a quienes tienen la facultad de decidir: los electores.
Por tanto, no es una cuestión menor lo que se haga con el voto. No puede tomarse a la ligera, ni someterse a la emoción, ni condicionarlo al impulso vengativo, ni dejarse llevar por la reacción airada. Hay que pensar antes de votar.
Aprendiendo del pasado, desde luego; pero, sobre todo, meditando con mucha atención en las metas que nos proponemos. En la España que deseamos. Porque está todo en juego. Desde las cuestiones básicas del Estado de bienestar hasta el crédito internacional, sin olvidar la extenuación de sus principales sectores productivos. Pero, para eso, se requiere pensar en tres asuntos fundamentales que no pueden olvidarse en el instante de escoger la papeleta. Uno es la recuperación económica. Otro, la limpieza en la vida pública. Y el tercero, de importancia capital en este momento, la estabilidad y la convivencia en paz. Porque nunca desde la restauración democrática ha habido en España un peligro tan inminente de ruptura, de quiebra social, de antagonismo entre iguales.
No puede decirse que los partidos tradicionales, sobre los que se ha edificado la democracia, estén exentos de culpa. Además de sus errores en el Gobierno y la oposición en la gestión de la crisis, han demostrado la mayor ineptitud en el control de las prácticas corruptas. Han estado más atentos a engordar su poder que a cuidar sus propios órganos y han dejado expandir las infecciones que hoy los corroen. Han permitido que en sus despachos proliferen las conductas delictivas y el ilícito lucro personal. Y eso debe ser censurado por los buenos ciudadanos y sancionado por la Justicia. 
No es en absoluto admisible que salgan indemnes quienes en el PP, el PSOE y otras formaciones políticas y sindicales están gravemente sucias, envenenadas por la corrupción. No es soportable que quienes acumulan fortunas en paraísos fiscales y cuentas opacas se burlen de la sociedad y salgan a pasear como si fuesen gente honorable. Y tampoco puede aceptarse que los dirigentes políticos intenten sacudirse sus responsabilidades aportando únicamente farragosas declaraciones de inocencia y ni una sola medida que ataje el latrocinio. ¿De verdad van a quedar impunes los robos perpetrados a todos los españoles? ¿Queda alguna posibilidad de otorgar confianza a quienes lo consienten?

Todos los grupos políticos que han permitido la corrupción están en deuda con los ciudadanos. Y obligados a reparar el daño de difícil remedio.
Pero, en contra del lugar común tan impuesto hoy por el pensamiento débil, los partidos, si están limpios de corrosivas adherencias, son la clave sobre la que se edifican la vida pública y el destino del Estado. Si realmente buscan el respeto de la sociedad,  han de depurarse, rehacerse, renovar personas y poner sobre la mesa ideas nuevas y programas concretos. Es urgente, porque ya prácticamente no les queda tiempo.
El Partido Popular, que ha asumido desde el Gobierno el coste de la crisis, hará mal si se limita a presumir de una obra cierta, pero sesgada e incompleta. Porque aún faltan verdaderas medidas reformadoras, como la reducción de la Administración, que ahorraría miles de millones en las cuentas públicas y la haría mucho más eficiente. Por ejemplo, hoy, dice que el sistema universitario no es sostenible.  En cambio mantiene las ayudas, ya a fondo perdido de las 71 cajas de Ahorros -20 veces más costosas que la universidad- por lo visto quiere dar a los universitarios un máster de corrupción. Son palabras de Montse Gomendio, novia de Wert, corrupta e infiel de palabra y obra.
Muy mal hará el PP si solo confía su estrategia a advertir del peligro que traen otros -las elecciones del miedo-, en lugar de apartar a los corruptos de sus filas y proyectar ilusión con una propuesta creíble. Hecha esta vez para ser cumplida, no para lanzar brindis al sol y olvidarlos luego. Podemos es UN otro partido al que le puede votar todo ciudadano que le salga de los huevos u ovarios. Como a Ciudadanos que, por cierto, sin meterse con nadie, sin menospreciar a otros partidos con un programa económico que está siendo copiado hasta por la UE; también se les puede y debe votar, pero insisto, que cada votante, vote a quien considere más idóneo para sacar las castañas del fuego. Con Podemos tendríamos una ayuda bolivariana y con ciudadanos un estado liberal 5 de los grandes países  del G8 están gobernados por liberales…..Ya queda a libre elección.  
No es solo en su caso donde se ha dilapidado buena parte del crédito político. Basta ver la parálisis y la autodestrucción en que está inmerso el PSOE, desbordado por sus luchas intestinas, para entender el pesimismo de gran parte de la sociedad al comprobar cómo se desmoronan pilares que siempre fueron básicos en la democracia española. Flaco favor hacen al país quienes hoy se enzarzan en la batalla interna más ridícula e incomprensible y esconden la cabeza ante la corrupción que los mancha. Los verdaderos socialdemócratas están llamados con urgencia a poner orden, a aclarar ideas y a fijar respetados liderazgos. Si no lo hacen, serán responsables no solo de decepcionar y abandonar a sus simpatizantes, sino también de dimitir de su responsabilidad como piedra angular ante toda la sociedad española. Pienso que el PSOE está llamado a la desaparición.
No es menor el riesgo de fracaso en otras formaciones, hoy desorientadas o mudas de argumentos. Desde Izquierda Unida, que parece olvidar todos los esfuerzos de modernización que hizo hace años y que ahora se quieren convertir en un partido satélite de Podemos y los que se queden volverán a intentar reflotar el PCE que junto con el Carlista, ni están, ni se les espera. Los nacionalismos -llámense PNV o Anova, o Bildu, ERC o CiU- que solo recetan divisiones y son incapaces de alumbrar más ideas que la de la secesión; deben ser llamados al orden. No por ser catalán hay que votar a CiU, sencillamente, porque es un fracaso.  
Pero ningún fracaso puede ser más grande ni más peligroso que el triunfo del populismo demagógico e irracional. Se han visto sus efectos reiteradamente en el devenir de la historia. 
Quienes basan todas sus expectativas electorales en los efectos de la rabia ciudadana saben muy bien -porque lo han estudiado en sus facultades- que nada bueno se puede construir desde la cólera. Y deberían saber también que el resultado puede que sea bueno para ellos y cuantos se les arrimen para aprovecharse arteramente del poder, pero resulta nefasto y suicida para un país que aprecia la libertad, la democracia, la estabilidad y la paz.
Si la casta tiene, ciertamente, muchas cuentas que pagar, la secta tiene mucho juego sucio que desvelar. No solo sus escandalosas connivencias con regímenes antidemocráticos; no solo sus corruptelas económicas, que los acercan a los que critican. También deben aclarar si en ese confuso magma en que se mueven disponen de un proyecto definido y compartido que vaya más allá de las simples enumeraciones infantiles. Si saben cómo casar los términos gastos e ingresos, crecimiento y esfuerzo, libertad y seguridad jurídica, aspiración y obligación. Pero, sobre todo, si pueden prometer a los españoles algo más que humo y algún otro camino que no sea el de la calamidad.
Con todos estos actores políticos que reclaman el voto, más algunas opciones nuevas que pretenden captar la atención con propuestas alternativas, la próxima configuración de los ayuntamientos, y después del poder legislativo y el Gobierno, se presenta como un enigma inquietante.
Concretamente porque, en el ocaso de las mayorías absolutas, ninguno de estos grupos tiene el valor de indicar de antemano qué pactos está dispuesto a hacer. Y, por tanto, resulta imposible saber en qué medida van a desvirtuar sus programas por asegurarse una porción de poder. 

Análoga forma de actuar no deja de ser otra emboscada al electorado, al que se le viene a pedir, en la práctica, que vote a ciegas. Y ya está bien de corromper la democracia. Los partidos, todos, deben cambiar radicalmente su forma de hacer política y empezar a jugar limpio con los votantes. Y los ciudadanos exigírselo, para que su voto sea verdaderamente consciente y plenamente útil, pero de utilidad ciudadana. 

Curiosidad
Como que van a cambiar el algoritmo para sacar la letra del DNI y el Gobierno es superdotado -gastan más en asesores que las dificultades económicas que dice tener Montse, la secretaria y novia de Wert. 

En cada uno de los casos podemos ver que finaliza con una letra. Esa letra no es asignada al libre albedrío, sino que depende del número representado en los dígitos anteriores.

A pesar de lo que muchos piensan, la letra es fácil de calcular conociendo el número. Para ello basta con obtener el resto de dividirlo entre 23 (si tu calculadora no da el resto, lo divides cinco veces y valen los dos últimos números de la derecha)  y según el resultado obtenido la letra será: A partir de ahora el 0 = T, pasará a ser el 14 = Z y en el mismo orden solo se altera la C por la L. ¿sabéis? Como que unos asesores tienen más sueldo que otros, los que menos ganan filtran las noticias.  



RestoLetraRestoLetraRestoLetraRestoLetra
0T6Y12N18H
1R7F13J19L
2W8P14Z20C
3A9D15S21K
4G10X16Q22E
5M11B17V

domingo, 22 de febrero de 2015

Monedero enseña la factura que le pagarón los bolivarianos, pero no el contenido ni el contrato


Juan Carlos Monedero, en teoría, número tres de Podemos, pero en la práctica, número 1.  no aporta ni los trabajos ni los contratos por los que cobró 425.000 euros. Afirma que por una cláusula de "confidencialidad" no puede aportar los informes.
Afirmando que facturó esos trabajos a nombre de su empresa 'Caja de Resistencia Motiva 2 Produciones' en 2013. Sin embargo, comenzó a realizar esos trabajos en 2010 cuando la empresa todavía no estaba creada.
Registro: 04/11/2013, sin actividad.
Actividad: desde Marzo del 2014. Sociedad limitada unipersonal, SLU: Madrid/Anuncio, 471022 (Borme) Capital Social 3.000 Euros
Constitución. Comienzo de operaciones: 23.10.13. Objeto social: LA CONSULTORIA POLITICA Y ECONOMICA. LA PRODUCCION AUDIOVISUAL. Y LA REALIZACION DE ESTUDIOS Y PROYECTOS VINCULADOS A LAS CIENCIAS SOCIALES. Domicilio: C/ CALVO ASENSIO 8 (MADRID). Capital: 3.000,00 Euros. Declaración de unipersonalidad. Socio único: MONEDERO FERNANDEZ, JUAN CARLOS. Nombramientos. Adm. Único: MONEDERO FERNANDEZ.  JUAN CARLOS. Datos registrales. T 31544 , F 172, S 8, H M 567711, I/A 1 (28.10.13).
Tras dos semanas sin aparecer, el número tres de 'Podemos', Juan Carlos Monedero da la cara para justificar los trabajos de consultoría que realizó para varios gobiernos latinoamericanos, por los que ingresó 425.150 euros.
Monedero repartió un dossier entre los periodistas para desmentir las informaciones que han publicado el diario 'El Mundo' y 'El País' (Todos contra Podemos) A buen seguro que no publican las subvenciones que recibirán este año con 4 elecciones -El Mundo ya ha negociado más de 4.5 millones de euros, los datos de el País, en unos días, al final pasará de los 15 millones de euros -algunos en B, ya con lo de Bárcenas...) sobre que ingresó 425.000 euros de Venezuela en su cuenta personal; que ingresara otro millón de este país desde una fundación; que falseara la mayor parte de su CV y que pagara 69.000 euros a unos venezolanos por un informe similar al que le encargaron.
Ante todo ello, Monedero aporta a la prensa un informe sobre compatibilidad con la universidad realizado por una abogada en el cual explica que no era necesario realizar una solicitud de compatibilidad a la universidad de la que es profesor para realizar ese trabajo externo de consultoría. Sin embargo, el número tres de 'Podemos' no aporta ningún documento oficial de la universidad en la que trabaja ni aparece ninguna firma de su rector, José Carrillo, para exponer el acuerdo de la parte contraria.
Monedero también aporta una de las pruebas cruciales, la factura del Banco del ALBA (Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América) por la que asegura cobró (sin IVA) los 425.000 euros por los trabajos de consultoría. Aquí cabe también exponer otro 'pero', ya que el secretario de Proceso Constituyente y Programa de 'Podemos' no adjunta ni su trabajo realizado ni presenta los contratos que sustentan esa relación de colaboración supuestamente empezada en 2010.
Sobre el contenido, tan solo ha detallado que los trabajos realizados consisten, en términos generales, en un informe "muy voluminoso" y en varias consultorías a lo largo de 2014.
Monedero ha justificado la creación de una empresa porque la necesita para desarrollar sus contratos profesionales: "Necesito una empresa para poder contratar y desarrollar profesionalmente un proyecto comunicativo". También ha relatado que presentó una declaración de la renta complementaria de manera voluntaria, "no para subsanar ninguna irregularidad porque no la hay, sino para evitar las interpretaciones interesadas". "No ha habido ánimo de ocultación", ha manifestado.

La gran duda del discurso de Monedero

El fundador de 'Podemos' sembró la duda entre los periodistas al afirmar que facturó esos trabajos a nombre de su empresa 'Caja de Resistencia Motiva 2 Produciones' en 2013. Cuando meses atrás la mayoría de informaciones publicadas afirman que Monedero comenzó a realizar esos trabajos en 2010 cuando la empresa todavía no estaba creada. Lo que puede dar pie a numerosas interpretaciones.
El profesor de Políticas de la Universidad Complutense se escuda en la confidencialidad entre las partes para no mostrar ni los trabajos ni con los contratos, además negó una y otra vez que ese dinero haya sido empleado para financiar de manera irregular al partido unos meses antes de su creación. "No ha habido ni un euro de financiación de 'Caja de Resistencia' a 'Podemos'", ha asegurado. Esos 425.000 euros, ha recalcado, fueron destinados a la 'Tuerka', la tertulia política que dirige Pablo Iglesias. Sin embargo, no detalló las partidas de gasto de ese programa que justifiquen los cobros.

"El precio lo pagan quienes lo contratan"

Al ser preguntado sobre las "ingentes" cantidades que cobró por esos trabajos, Monedero aseguró que "el precio lo pagan quienes contratan". El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez afirmó hace una semana que él también había cobrado por trabajos de consultoría y nunca ha visto esa cantidad.
"Quienes hacen la petición son quienes ponen el precio. A mí me parece un disparate pagarle 600.000 euros a Aznar por tres libros o lo que cobró Ana Botella por su discurso del 'relaxing cup of café con leche'", ha arremetido el número tres de 'Podemos', refugiándose en el "y tú más". "La vicepresidenta (Soraya Sáenz de Santamaría) y el ministro de Hacienda (Cristóbal Montoro) no han estado a la altura de este país", ha insistido.

Presentan dos denuncias y acusan de responsable a Montoro

Monedero ha anunciado que este mismo viernes por la mañana el partido ha presentado ante el Ministerio Fiscal y la Agencia de Protección de Datos dos denuncias contra la violación de su intimidad y la revelación de secretos que se ha producido, según defiende, contra su persona, y de la que "el responsable en última instancia" es el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.
A este respecto, el fundador de Podemos ha denunciado que se ha llevado a cabo una "caza de brujas" y un "acosos desproporcional" contra su persona y ha aseverado que nunca ha habido "caso Monedero".
"El régimen del 78 ha sacado su batería contra mí. Es una caza de brujas", ha declarado el secretario de Proceso Constituyente y Programa de Podemos.
Monedero ha afirmado que se ha sentido perseguido y que siente perplejidad al no querer entender "que hacer política en España da el derecho a que te acuchillen". Así, ha explicado que una de las causas de su tardanza en salir a dar a la cara a los medios ha sido su "enorme consternación". "Yo que no soy ministro ni soy nada...", comentó.
¿Quién coño es Montoro para ordenar una inspección, si el mismo hizo una a los Pujol y les dio un diploma de “honradez”? El profesor no olvida y ha contado que a su casa llamaron varios agentes de Aduanas para hacerle una notificación que "el señor Montoro se dió el lujo de mandar", en lugar de dos miembros de la Agencia Tributaria, como debiera haber sido. "Me gustaría que Montoro actuara de oficio contra toda la gente de la lista Falciani; le pido que lo hago con garantías y no cometa con nadie las tropelías que ha cometido conmigo", ha señalado. Además, indicó que "el proceder me parece raro que vengan los agentes que actúan en caso de violencia".

 Seguirá en 'Podemos' pero... ¿en primera fila?

 Monedero contestó a la pregunta hasta tres veces, pero no quedó claro si pasará a un segundo plano en el partido. Nunca se planteó dimitir y le encanta su puesto de secretario de Proceso Constituyente y Programa. Sin embargo, ha deslizado un deseo hacia los suyos, sentados arropándole en primera fila, le encantaría volver a viajar por España y hablar con los militantes como hizo, según explicó, al comienzo de fundar el partido.
"Encontrar tiempo para estar en la calle”, dijo. Afirmó que necesita “un poco de tiempo” para dedicarse más a fondo a la construcción de su partido político y a ayudar a elaborar el programa electoral de 'Podemos' de cara a las próximas citas electorales.
En este sentido, indicó que dedicará todo su tiempo en las próximas semanas “a visitar España” y a “todos los círculos”, es decir, las agrupaciones territoriales de Podemos. “Tengo mucho interés en encontrar tiempo para estar en la calle”, insistió.
Al ser preguntado directamente si eso significaría que va a apartarse de 'Podemos', contestó con un rotundo “no”. “Nadie me ha pedido dimitir. Para dimitir tendría que haber un ‘caso Monedero’, y no lo hay”, agregó.
Agregó que le encantaría tener menos exposición pública. “Me da que voy a tener que seguir siendo una cara conocida. No creáis que me voy a poder librar de vosotros tan sencillamente”, ironizó.


sábado, 21 de febrero de 2015

El PSOE agoniza. Andaluces en Madrid.


El PSOE ha muerto, sencillamente,  por dejar de ser socialista. No obstante, La elección del Secretario General  por votación directa de sus militantes es un paso positivo en la renovación del partido socialista. Más allá de las críticas al proceso, especialmente a la influencia que pudo tener la estructura del partido en la toma de la decisión por las bases, las elecciones primarias son una primera respuesta a la demanda de la ciudadanía de transparencia y democratización de los partidos políticos que todos deberían tomar buena nota. Todo esto tiene un valor añadido, el pucherazo de la lozana andaluza, Susana Díaz y la ya más que sobrada imputación de sus vacas sagradas, Chaves y Griñán.


Aunque no deberían perder demasiado tiempo en conmemoraciones. Solo ha hecho lo fácil. Lo difícil viene ahora: presentar un proyecto ilusionante y creíble a su base social, recuperar la confianza de sus votantes, en especial a los que ha ido perdiendo en los últimos años, cambiar la percepción negativa que dejó su gestión de la crisis. Después de el traspiés de Pedro Sánchez en la CM, con el cese de Tomás Gómez, que ha divido, no en dos, sino en tres el electorado, su agonía es evidente.

Va a resultar difícil olvidar el giro copernicano  del 2010, cuando Zp rompió con sus compromisos y empezó a aplicar la política de austeridad impuesta por la UE a las órdenes de  Ángela Merkel. La socialdemocracia europea en su conjunto, y la de los países del sur en particular, han sido incapaces de ofrecer una alternativa de gestión de la crisis diferente a la de los conservadores. Han compartido un único discurso, el de los recortes de los derechos laborales y sociales, aunque con acentos diferentes


Primero hay que reconocer dicho error y después presentar una propuesta diferente y creíble tiene que ser el primer paso para reconstruir un proyecto político que está gravemente amenazado. No son estos tiempos fáciles para nadie y menos para el PSOE. Las legitimidades históricas se han roto y ahora cada partido, cada organización, cada institución, se la tiene que ganar día a día, acertando con sus decisiones.

Deben de tener en cuenta  que si se vuelven a equivocar no hay más maniobras posibles. Ya hemos visto como en Grecia un Partido Socialista lleno de historia se ha convertido en poco más que una comunidad de vecinos. Lo mismo que en Cataluña donde el PSC, prácticamente no existe en el mapa político.  La nueva dirección del PSOE ofrece pocas garantías, mediocres y confundidos. Al que le parezca esta idea un exageración sin sentido, que piense en un más que posible escenario en las próximas elecciones municipales y autonómicas. Por ejemplo en Madrid, con el PP como primera lista y una candidatura de Izquierda Unida? Podemos con más diputados o concejales que el PSOE. ¿A quién le daría Pedro Sánchez el gobierno de la comunidad o del ayuntamiento, al PP o  a la izquierda bolivariana que lo acaba de derrotar?

Estamos en un cambio de ciclo político, en una nueva época. Tiempos atrás en el  PSOE era habitual que gobernase con el apoyo de los votos de la izquierda, pero eso ya es historia, ahora la izquierda es su rival político.

viernes, 20 de febrero de 2015

Reforma de las pensiones. Primer acto solidario PP/PSOE.

Nueva Reforma de las pensiones: El Gobierno ha remitido un documento informativo a los grupos parlamentarios, en el que apunta las líneas de la reforma de las pensiones que ha puesto en marcha. Entre ellas, una revisión de los elementos que se tienen en cuenta para calcular la jubilación o para actualizar las prestaciones, para evitar los "comportamientos perversos" que se han producido hasta ahora. La de las pensiones es una de las reformas pendientes que exige la Comisión Europea. Pregunto: ¿Por qué no se toma como referente el cálculo de  Dinamarca, Holanda, Alemania, Francia, Inglaterra, Suecia, etc?

En dicho documento, el Ejecutivo admite que el factor de sostenibilidad, que tendrá que definir en apenas un mes un comité de expertos creado a tal efecto, puede retrasar la edad de jubilación más allá de los 67 años fijados a partir del año 2027, según el documento sobre dicho parámetro que ayer entregó el secretario general de Seguridad Social, Tomás Burgos, a la Comisión del Pacto de Toledo. Aclaro: Un Gobierno con una tasa de empleo medio entre jóvenes menores de 35 años superior al 50%, tomar esa decisión, sería condenarles a muerte pasiva y por descontado la tasa de delincuencia se dispararía a esto ya le denominaron “cuello de embudo del primer empleo” y lo descartaron.

Al hilo de esto, el documento del Ministerio de Empleo indica que en la última década se han producido "comportamientos perversos que el propio sistema de Seguridad Social origina y que no se deben perpetuar en el tiempo", como el hecho de que la pensión media del sistema haya crecido en este periodo más que los salarios y más que la variación de los precios, así como la "insuficiencia" de las cotizaciones en relación con algunas prestaciones devengadas o las altas tasas teóricas de reemplazo de las prestaciones en España en comparación con las de otros países europeos. ¿Cómo es posible que el pueblo español haya votado masivamente a un Gobierno tan perverso y tirano? Sencillamente, porque este gobierno –el que informa y documenta- ha obligado a bajar los salarios con respecto a Gobiernos anteriores. Si la reforma laboral permite que una empresa de nueva creación pague salarios en precario, por efecto dominó, las empresas de la competencia tienen que aminorar los mismos. Pero en el caso de España ha hecho efecto lavadora, no solo han bajado los salarios, también, se han desprendido de personal mayor de 55 años que ahora o tiene que prejubilar o pagar el 100% de la base reguladora.  

También reconoce el Gobierno que el factor de sostenibilidad puede tener efectos sobre la fórmula de cálculo de la pensión, al aumentar el número de años cotizados para alcanzar el 100% de la base reguladora y/o modificar la fórmula de cálculo de dicha base reguladora. Junto con los efectos que el factor puede tener sobre las pensiones futuras, el Gobierno destaca en el documento algunos aspectos del sistema que, en su opinión, el comité de expertos debería tener en cuenta a la hora de definir dicho factor. En concreto, menciona la evolución de la esperanza de vida y las relaciones de índices demográficos y económicos. Ya le han advertido en tres ocasiones que no se puede aplicar la Ley con carácter retroactivo……

Además, el documento detalla los procesos de reforma de los sistemas de pensiones en otros países de la UE y destaca que las principales tendencias en la mayoría de ellos es considerar toda la vida laboral en el cálculo de la pensión, no aumentar los tipos de cotización, rebajar los índices de actualización tanto de las pensiones como de las cotizaciones tenidas en cuenta en el cálculo de la pensión y exigir un número mayor de años cotizados para tener derecho al 100% de la pensión. No siempre quien la sigue la consigue, el PP tiene “in mente corrupta” tomar como base la media de los 10 últimos años “”””cotizados”””” sin tener en cuenta los últimos 5, o sea, el 10º, 9º, 8º, 7º y 6º, volvemos a lo mismo, -son medidas anticonstitucionales- los pactos de Toledo están dentro de la Constitución…..animales de dos patas con instinto asesino.

El aumento de la edad legal de jubilación compatible con una flexibilización de dicha edad, mediante un sistema de incentivos y penalizaciones, y la compatibilidad de la pensión de jubilación con el trabajo son otras de las tendencias que el Ministerio de Hacienda apunta de otros sistemas públicos de pensiones en Europa.
El documento del Gobierno también destaca que la disminución de la tasa de natalidad y el progresivo incremento de la esperanza de vida de las personas mayores hace necesaria la búsqueda de soluciones que garanticen la sostenibilidad del sistema a medio y largo plazo, garantizando a su vez pensiones adecuadas. "Puede concluirse por tanto que son tanto factores exógenos como endógenos al sistema de Seguridad Social español los que justifican la necesidad de regular el factor de sostenibilidad, buscando una definición y estructuración del mismo que no se limite a los factores demográficos sino que considere la realidad social y económica española en su conjunto", reza el documento.


Por último, el Gobierno justifica el adelanto del factor de sostenibilidad, que no estaba previsto que se definiera hasta el año 2027, a la crisis económica que, entre otras cosas, está originando "altas" tasas de desempleo, así como "el no crecimiento o incluso bajada" de los salarios, circunstancias que están provocando una disminución en los ingresos por cotizaciones, "haciendo necesario incluso la utilización del Fondo de Reserva en el corto plazo". No merece la pena ni comentar esa barbaridad. No todos sabréis, de ahí que informe: “El Gobierno TIENE que comunicar a los ciudadanos que da por perdido la totalidad de ayudas a la banca, es más, VOLVERÁN A AYUDAR A LA BANCA que tan saneada estaba y que superaba con bastante éxito las pruebas de estrés de la UE. El Gobierno hace la vista gorda, mientras bancos y cajas está cobrando intereses superiores al 35%, ellos empeñados en sacar las piel a tiras a los jubilados, aquellos que honradamente se han ganado una vejez digna y sin sobresaltos. Canallas del PP y bandoleros del PSOE, el pueblo español nunca se arrodillará a vuestras órdenes, pero ¡ojo¡ pagaréis con creces lo que habéis robado.  

jueves, 19 de febrero de 2015

CKirchner estorba en Argentina.


Por todas las razones habidas y por haber, el kirchneirismo ha terminado. Algunos piensan que por suicidio y están, totalmente, equivocados. La Fernández de Kirchner, no es que sea un prodigio en inteligencia, pero el poder, la supremacía le ayudan a salir de la demencia. Como que la Constitución argentina no permite más de dos presidencias consecutivas, ella pensaba poner un morrocotudo de presidente y volver a La Casa Rosada en 2019. En el peor de los casos, no tiene oposición que sea igual  o menos corrupta que ella, hoy por hoy, en Argentina se puede gobernar con romanticismo social. Pienso que en países de habla hispana, solo España les supera en corrupción.
Después de haber estado jugando con fuego desde sus inicios en política, estafando a medio mundo, enrocándose a las leyes internacionales, haciendo demagogia de la lógica, amasando una fortuna sin precedentes, dando besos de Judas a Francisco y su corte canóniga; sin otra alternativa que la del cese con parada y fonda en las antípodas de la melancólica Buenos Aires –linda y apasionada-. Nunca jamás el  fin ha justificado tanto al medio. Bien por suicidio o por asesinato, Alberto Nisman, no está entre nosotros. En cambio, el medio “late” en el medio mundo que lee, escucha o ve los medios de comunicación, Cristina negoció habiendo valores humanos, personas que podrían estar vivas ***¡OJO¡ con yihadistas iraníes, la masacre  de la asociación israelita AMIA (1994), donde murieron 85 humanos. Hay hechos de difícil “escondite” Cristina recibió una fuerte suma de dinero, a través de petróleo e Irán le recompraba los cereales que ya se habían subastado en la bolsa de Detroit.

EEUU, no perdona traidores y quien haya dado cobijo o favorecido a los iraníes con el agravante de muerte a israelitas, para ellos, es considerado otro Bin Laden, aunque esta vez en formato femenino. Saecula Saeculorum, ½ de KK.