Sigue el blog por Email

viernes, 30 de enero de 2015

PODEMOS convierte la manifestación en un mitin. El tic-tac, no funciona.

Traduci in italiano.   Traduire au français.  Übersetzen auf DeutschTranslate to English
Nada de nada. ¡Ya empiezan¡. Podemos ha convertido este sábado la movilización convocada en Madrid en un multitudinario mitin para intentar afianzar uno de sus principales mensajes políticos: “El cambio es posible”. Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Juan Carlos Monedero, Irene Montero y Luis Alegre se han dirigido a los miles de ciudadanos que abarrotaban la Puerta del Sol después de un recorrido de menos de un kilómetro, entre Cibeles y la plaza que simboliza los entusiasmos del 15-M. Según la delegación del Gobierno, el número de manifestantes alcanzó los 100.000. Los organizadores los elevaron a 300.000, mientras que los cálculos más objetivos sostienen que la participación se cifró en 160.000 personas.
No obstante, el ambiente de la llamada Marcha del cambio ha sido menos festivo y más político que aquellas movilizaciones de mayo de 2011. La indignación y el hartazgo han sido dos de las notas dominantes.
Iglesias ha hilado un discurso propio de un mitin, con la vista puesta en las urnas, y reivindicando el derecho al sueño quijotesco. “Hoy soñamos para hacer nuestro sueño realidad en 2015. Este año comenzamos algo nuevo, este año es el año del cambio y vamos a ganar las elecciones al PP”, ha proclamado antes de esgrimir el ejemplo de Alexis Tsipras, líder de Syriza y ganador de las elecciones griegas del domingo pasado.
El secretario general de Podemos ha apelado al patriotismo. “Algunos dicen que España es una marca, creen que se puede comprar y vender. Malditos sean los que quieren convertir nuestra cultura en mercancía”, ha enfatizado. “Somos un país de ciudadanos, soñamos como Quijote pero nos tomamos muy en serio nuestros sueños”, ha agregado. "La soberanía no está en Davos", ha continuado Iglesias para contraponer a los poderosos que "viajen en jets" con los desahuciados, enfermos de hepatitis C,yayoflautas, estafados por las preferentes y otros colectivos que han sufrido de forma especial los embates de la crisis. "Han querido humillar a nuestro país con esa estafa que llaman austeridad", ha indicado al tiempo que ha abogado por "desplegar un plan de rescate ciudadano". También ha abordado el problema de la corrupción, un fenómeno que no ha limitado a quienes meten la mano en la caja: "Corrupción es que el 1% más rico tiene lo mismo que el 73% de los españoles" y que desde que comenzó la crisis "el número de ricos ha crecido al mismo ritmo que el de los ciudadanos en riesgo de pobreza".
Íñigo Errejón, número dos de la formación, ha resumido la filosofía de la marcha. “Demasiado hemos protestado sin que nadie escuchara. Venimos a celebrar que en el año 2015 la gente va a recuperar la soberanía y la gente va a recuperar nuestro país”. La idea era que los ciudadanos fueran los protagonistas, y por esta razón los líderes del partido no han encabezado la manifestación. Pero el peso político de los mensajes lanzados ha centrado el foco en el escenario. Juan Carlos Monedero, responsable del programa de Podemos, ha llamado a romper “los candados de la vieja política” y se ha dirigido a los simpatizantes. “La democracia no la trajo el Rey, no la trajo Suárez, no la trajo Fraga, la trajisteis vosotros. Hay que rescatar a la gente, no a los bancos. Tenemos la prueba de que este pueblo está despierto”, ha clamado.

Podemos ha medido sus fuerzas en las calles de Madrid con una movilización "por el cambio" que buscaba ser el primer hito de la formación de Iglesias en un año electoral que comienza el 22 de marzo con las elecciones autonómicas en Andalucía. En el acto con el que se ha cerrado la marcha, Iglesias ha destacado que ha llegado el momento del "cambio, porque el cambio es democracia" y ha puesto como ejemplo a Grecia: "Que ha hecho más en seis días" que los Gobiernos que hasta ahora había habido en Europa durante los últimos seis años.
Banderas republicanas y griegas y pancartas en las que se podían leer lemas como "políticos, el pueblo está despertando" o "se os acaba el tiempo ppsoe" han acompañado a los manifestantes, que también han coreado el "es ahora" que servía de lema de la marcha. "Tic, tac", ha sido otro de los lemas más sonado, en referencia a la cuenta atrás hasta un posible cambio de Gobierno.
Más de 260 autobuses han viajado a Madrid financiados por los círculos y los simpatizantes con la ayuda de un crowdfunding específico que anoche, según la organización, había recolectado 4.600 euros. Alrededor de 100 miembros de las asambleas locales han ofrecido, además, su coche particular para desplazarse a la capital y participar, en palabras de Iglesias, en un acontecimiento “histórico”, tal como lo definió al convocarla. 

La marcha, anunciada semanas después de su constitución como partido político organizado, no tenía ningún objetivo instrumental declarado. No era una protesta ni estaba convocada para reclamar algo concreto al Gobierno. La dirección del partido había invitado a ciudadanos, simpatizantes y miembros de otras organizaciones políticas a manifestarse para demostrar que el cambio político es posible. Con la marcha, los dirigentes de Podemos pretendían lograr una fotografía que escenifique el protagonismo de los asistentes frente al de los responsables políticos.
Publicar un comentario