domingo, 30 de marzo de 2014

Los que más confunden a España son sus votantes y, también, los más confundidos





España tiene mejores científicos que políticos. Y mejores futbolistas. Y mejores fontaneros. Y mejores ganaderos. Y mejores electricistas. También son mejores los parados, los payasos

de circo, los profesores de instituto y los picapedreros, los barrenderos y los jardineros. Gente  que se levanta por la mañana y embellece el país. Admito que los políticos son una prolongación de la sociedad y admito también que muchos de ellos son tipos comprometidos y respetables; aunque cómplices de los primeros, o sea, vividores de la mamandurria sin opinión.. Acepto que generalizar es injusto y me disculpo por no excluir con nombre y apellido  a ninguno, TODOS, TODOS merecen un escupitajo como buenos días y algunos un pitido multitudinario.

Ellos, si pueden; los ciudadanos que les votasteis, Creo que ha llegado la hora de decir: BASTA CABRONES, EL PUEBLO ESTÁ HASTA LOS COJONES.

¿Recordáis aquellos lamidos cerebrales que hacían los obreros del PP o fachas desconsolados cuando el gilipollas de Marinaleda robaba en los supermercados para dar de comer a los pobres? Booooooooooooooom de repente se llenaron las redes de…………Comunista, ladrón eres un cabrón. Ahora resulta que aquellos dueños de “aquellos supermercados” eran y son la fuente de financiación del PPSOE y por añadidura IU/PSOE, UPyD/VOX/PP y unos cuantos más. Es más, los políticos les han excluido de IBI. ¿Sabéis que el caso FILESA aun no se ha juzgado, ni se juzgará. ¿Sabéis que el caso Gurtel, no se juzgará nunca. ¿Sabéis que la Juez Alaya, la juez de los eres, es otra política malévola y socialista. No quiere ayuda, cada día se abre más el abanico y, además, se autoadjudica el caso del Betis y el de Merca Sevilla, y el de ….Una juez, no gana para vestirse con un traje diferente cada día ¿verdad? Dilatar, Alaya, dilatar…….Si quieres vestir bien……dilata, dale tiempo, no tengas prisa por PRISA ya se “cepilló a un juez honrado.
  .
A estos bichos políticos, no se si se les aplica la presunción de inocencia o la de indecencia para no actuar. Pero que se mezclen los tiempos judiciales con los políticos; que se censuren en privado comportamientos que se defienden en público; que se aproveche la indecente tasa de paro –este mes no os vais a enterar, han liado más las cifras que el recibo de la luz.- para disimular el clientelismo; que nos traten por memos cuando argumentan que una empresa concesionaria es una empresa privada que contrata a quien quiere; que nadie, ninguno de ellos, de ningún partido haya dado un paso al frente, nos haya mirado a la cara y haya proclamado: perdón, lo hemos hecho mal. Que todavía no tengamos un pacto de todos ellos con medidas radicales que nos permitirían despegarnos para siempre de la corrupción, en todas sus manifestaciones. En fin... Hoy, ahora, la culpa es nuestra, Por qué? Porque les votasteis para que os marginaran y emputecieran. Siiiii, ya son casi 40 años de Bipartido ¿No lo recuerdas? ¡Ojo al dato, sus partidos satélites ahí están   por lo que valen, una telefonista (UPyD) Un funcionario de prisiones (Vox) y un gañan de los sindicatos (IU).

Os recomiendo leer este artículo, hasta el Rey vende droga, a través de la Web oficial de la casa real. De ahí vienen los miles de millones que tenía “el gachón de las estampas” en Suiza.






Recibo de la luz. Abuso y estafa con autorización del Gobierno.



Como se temía, la determinación del precio de la luz para el primer trimestre de 2014 ha sido un dislate, un abuso, un despropósito que pone en evidencia todo el sistema de fijación del precio de la luz, en vigor desde 1997, con el primer Gobierno Aznar, y que después ni PSOE ni PP se han mostrado interesados en arreglar. La sospecha de que el sector eléctrico condiciona sus decisiones por ser un retiro dorado para decenas de políticos de ambos partidos crece día a día. En todo caso, el de la luz es un tema complicado. Aquí van una serie de claves que explican lo que está pasando.
La estructura del recibo. El coste de la factura de la luz se divide en dos. Una es la parte regulada o peaje, que es la que depende del Gobierno y con la cual se pagan a las eléctricas todas las decisiones políticas tomadas en las últimas décadas sobre la energía: la moratoria nuclear, las ayudas para quemar carbón nacional, las ayudas para producir luz asequible en las islas, las subvenciones a las renovables y el déficit de tarifa. La otra parte del recibo es la que debería reflejar el aumento o descenso reales de los costes de generar luz en este momento y se fija en una subasta. De cara al primer trimestre de 2014, el gobierno decidió que la primera parte del recibo subiera el 0,8%, mientras que en el caso de la segunda, la famosa subasta de ayer, ha determinado un incremento del precio de referencia del 25,6%, lo que supone un 10,5% en el recibo final.


El coste de la energía eléctrica se ha disparado un 26% en la última subasta del sector. Esto se traducirá en un fuerte incremento del 10,5% en el recibo de la luz a partir de enero. Pero hay más, a esta cifra habrá sumarle otro 0,7% impuesto por el Gobierno.En total, la factura que llega al consumidor se disparará un mínimo del 11% para 18 millones de hogaresespañoles. Por eso estos consejos te serán de gran ayuda.


¿Qué es el déficit de tarifa? Es la diferencia entre todos esos derechos de cobro reconocidos a las compañías eléctricas y lo ingresado de verdad a través de las tarifas de la luz, es decir, que lo que los consumidores españoles pagan hoy en el recibo de la luz no alcanza para cubrir lo que cuesta a las eléctricas proporcionar la energía que se consume en hogares y empresas. Y las eléctricas tienen por ley reconocido que se les tiene que compensar ese coste. Ese déficit acumulado durante años asciende a 30.000 millones y como se ha pagado con dinero prestado genera intereses que también tenemos que pagar a través del recibo de la luz.


La sospechosa subasta. Para fijar ese parte del recibo condicionada por la situación real del mercado de la electricidad, el Gobierno usa como referencia una subasta, donde se cierran contratos mayoristas a futuro –tres meses- de suministro eléctrico. Se celebra poco antes de que empiece cada trimestre. El precio se fija en un solo día, con lo cual no es representativa del precio medio de la luz a lo largo de un periodo razonable de tiempo. El elegir un día puntual facilita más las manipulaciones. Tras el escándalo que ha generado la subasta de ayer el Gobierno la ha anulado y se ha dado 48 horas para decidir.

Las cinco peores empresas de España.



Facua a Blog de Juan Pardo.

Desde el 13 de enero, los consumidores han podido plantear sus propuestas de nominación a la peor empresa del año en España a través de la web de Facua. En esa categoría principal han sugerido decenas de firmas por haber desarrollado las actuaciones irresponsables, abusivas o fraudulentas para hacer negocio a riesgo de vulnerar los derechos de los consumidores.
Con los votos recabados, la organización de defensa de los consumidores ha seleccionado como nominadas a la Peor Empresa del Año a Endesa, Iberdrola, Movistar, Vodafone y Bankia. Ahora desde el sábado 15 de marzo, Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, se abre el plazo para que los consumidores voten en la web de FACUA. Los premios tienen dos categorías más: la Peor Práctica Empresarial y el Peor Anuncio de los últimos doce meses. La respuesta, en breve.
En la selección FACUA ha tenido en cuenta en esta polémica selección tanto propuestas planteadas por los consumidores como las consultas y reclamaciones tramitadas por la asociación durante el último año.
[También de interés:Las claves del abuso en los precios de la luz]
Por primera vez, las cinco nominadas a la Peor Empresa del Año son las mismas que en la convocatoria anterior. Movistar, la más votada por los consumidores en las tres primeras ediciones, se enfrenta a Bankia, que obtuvo el premio el año pasado. Vodafone ha estado presente en todas las ediciones, y Endesa e Iberdrola, aparecen por segunda vez entre las cinco candidatas a La Peor Empresa del Año.
En la categoría de La Peor Práctica Empresarial del Año han sido nominadas las altas fraudulentas en luz y gas, las comisiones bancarias por descubiertos, el spam telefónico, los teléfonos 902 para la atención al cliente y las multas por retrasarse en pagar recibos de telecomunicaciones.
La primera hace referencia a los comerciales de las compañías de luz y gas que nos visitan en nuestros domicilios para ofertarnos descuentos que en realidad encarecen las facturas. Un enorme fraude en el que muchos usuarios también están siendo víctimas de altas no autorizadas mediante falsificaciones de contratos.
En cuanto a las comisiones bancarias por descubiertos, Facua se refiere a los bancos que nos cobran elevadas cantidades por quedarnos unos pocos euros, incluso céntimos, en números rojos. Cifras que además se multiplican por el mero hecho de notificarnos que estamos en números rojos. Es una de las comisiones abusivas que está aplicando el sector.
El tercer abuso son las llamadas continuas a las horas más molestas para vender servicios de telecomunicaciones, préstamos, seguros y todo tipo de productos y servicios. Hacen caso omiso a nuestras peticiones de que no vuelvan a hacerlo y utilizan números ocultos para que no podamos reconocer el origen de las llamadas.
Las líneas 902 de atención al cliente son el cuarto abuso más denunciado. Muchas empresas y organismos públicos cuentan con estos carísimos teléfonos, que no están incluidos en los bonos y tarifas planas de las operadoras. Incluso hay empresas de telecomunicaciones que utilizan 902 para la atención de las consultas y quejas, lucrándose a costa de sus propias incidencias y averías.
Las multas por retrasarnos en el pago de recibos son la quinta práctica en cuestión. Numerosascompañías de telecomunicaciones imponen elevadas multas si nos retrasamos unos días en pagar un recibo o el banco lo rechaza. Una práctica ilegal según la asociación que se está convirtiendo en un lucrativo negocio ante la pasividad de las autoridades competentes.

En cuanto a los cinco nominados para Facua a El Peor Anuncio del Año son: la campaña "dar cuerda" de Bankia, la del "móvil gratis" de Ono, las que considera falsas "tarifas planas" de Gas Natural Fenosa, la de Movistar Fusión 4G protagonizada por niños y el sorteo de un engañoso "100 años de luz gratis" de Endesa.

viernes, 28 de marzo de 2014

La reforma tributaria que nunca aplicará el Gobierno.


View live/free  Football / Premier , BBVA, Calcio , Bundesliga , champions , ets . Click here .

Use translator ( language flags to the right margin )


El Miércoles pasado se presentaron los resultados de la Comisión de Expertos en materia fiscal nombrada por Montoro para buscar mejoras aplicables al sistema tributario español, y supongo que no nos dejará indiferente a  ninguno de los contribuyentes que mantenemos vivo el sistema. El trabajo es serio, complejo y extenso. Sin lugar a dudas, ahí radica una de las debilidades del informe: es tan extenso que casi nadie lo leerá completo, es más, ni los mismos políticos de la comisión. Pero si opinarán en sentido contrario a la realidad, seguro.
En verdad soy bastante pesimista al respecto, es más, para ahorra tiempo al lector que haya llegado hasta aquí puedo anticipar mis conclusiones personales, derivadas de este experimento, que no del trabajo de los expertos en sí mismo: se quitarán las pocas desgravaciones que quedan en algunos impuestos; se reducirán ligeramente los tramos más bajos del IRPF; se presionará a las Comunidades Autónomas que han apostado por reducir la presión fiscal en aquellos impuestos que gestionan, para que los suban, con el argumento de igualar (al alza, aunque no se diga) el terreno de juego fiscal de los contribuyentes; subirá el IVA;  subirán los impuestos especiales; y surgirán nuevos impuestos en terrenos insospechados para la despistada imaginación del contribuyente.
De ninguna manera son conclusiones a la ligera, sino resultado de la observación de lo que está pasando desde el inicio de la crisis, de las primeras declaraciones políticas tras la publicación del informe, y de los parámetros esenciales del encargo que han recibido los expertos. Me estoy refiriendo a la premisa fundamental del mandato “la reforma fiscal deberá ser compatible con las influencias de déficit público en la Actualización del Programa de Estabilidad del Reino de España de 2013, donde se establecía que la ratio de ingresos públicos sobre PIB se mantendría constante en el entorno del 37% – 38% en el horizonte de 2016, mientras que los gastos públicos se reducirían desde el 43,3% de 2013 hasta un 39,7% para 2016, es decir 3,6 puntos de porcentaje sobre el PIB en tres años”. Sin lógica, pero…..
Los técnicos/expertos han analizado las cifras reales de recaudación, concluyendo “que la ratio de ingresos públicos sobre PIB se ha reducido sustancialmente en España durante la crisis, situándose ahora entre las más bajas de la Unión Europea. Sin embargo, el peso relativo de las cotizaciones sociales es superior y, además, recae sobre los empresarios en mayor medida que en otros países”; es decir, como muchos analistas han advertido,  cuanta más presión impositiva se carga sobre los (pocos) contribuyentes que sobreviven a la crisis, particulares y empresas, la recaudación cae; además, las empresas y los autónomos soportan más cargas sociales conforme disminuye el número de cotizantes a la Seguridad Social por el aumento del paro. No hay razón alguna para que unos soporten errores ajenos.
Con cierta candidez, los técnicos señalan (que el esfuerzo de consolidación fiscal se concentrará especialmente en el ámbito del gasto público; y además, subrayan que “el mantenimiento de la ratio de ingresos fiscales sobre PIB en el entorno del 37,5%  constituye de por sí un importante reto, porque el proceso de consolidación fiscal y de reducción del endeudamiento presionará sobre la demanda interna limitando, por tanto, su capacidad recaudatoria”. En línea con ese argumento, indican que “aunque la mejoría del ciclo económico impulse el crecimiento de la recaudación, ese crecimiento difícilmente supondrá la vuelta a los elevados ingresos impositivos ligados de modo muy directo al bombazo de la construcción”.
A su vez, la Comisión ha tratado con sus propuestas de desplazar la carga tributaria desde la imposición directa hacia la indirecta, porque de ese modo la reforma intensificará sus efectos positivos sobre la eficiencia, la capacidad de competir y el crecimiento y el nivel de empleo de la economía española a largo plazo, habría que decir. Además, consideran que la mayor carga fiscal que proponen para algunos hechos imponibles, como el taconeado tema del IVA, debería servir “para reducir las cargas sociales que soporta el empleo asalariado”; en este tema, creo que se mezclan conceptos que a muchos contribuyentes no les importa y, en mi modesta opinión, no hay razón para mezclar la imposición con las cotizaciones sociales.
Los técnicos han realizado un trabajo encomiable para un encargo difícil en un contexto muy complicado; han apuntado algunas líneas razonables de mejora del sistema impositivo pero han olvidado que la realidad es la que es, no la que nos gustaría que fuese; y esa realidad muestra claramente que no hay suficiente voluntad política para atacar el tema del gasto público y mucho menos el concepto eficiencia. Les han pedido que, para cumplir el compromiso de saneamiento de las finanzas públicas que los gobiernos de España incumplen desde el primer año,  revisen el sistema tributario manteniendo el peso relativo de los ingresos fiscales, dando por hecho que disminuirá apreciablemente el peso del gasto público; como ya he comentado en otras ocasiones, el esfuerzo de reducción del gasto, que sin duda existe en muchos niveles de la Administración, es imperceptible en la economía, así que la maquinaria pública necesita mucho combustible para seguir funcionando. Y ese combustible no es otro que la recaudación impositiva. ¿Harán caso a los expertos? 

miércoles, 26 de marzo de 2014

El Gobierno independentista catalán ganará la batalla, no la guerra, al débil PP.


Con toda seguridad, el Govern independentista de Cataluña, tiene como última baza “en su juego” solicitar una investigación sobre el vínculo de determinados miembros del Tribunal Constitucional con el  Partido Popular y la Fundación Faes.  Que podría y debería, razón y pruebas  no les faltan,  dar pie a su impugnación como miembros de la instancia que ha de dirimir el recurso contra el Estatut aprobado en las cortes catalanas y estatales, así como emitir dictamen en la causa de inconstitucionalidad de "la consulta" autodeterminista, procedimientos ambos promovidos desde las filas populares. Tal parece como si los órganos de la Generalitat, persuadidos de que ambos fallos les serán desfavorables, quisieran ponerse la venda antes de la herida con la deslegitimación previa del alto tribunal o, al menos, con una cuestión de fondo que enrede aun más el “lío”l
El asunto es tan complejo como grave. Complejo, porque la supuesta tendencia de algunos juzgadores no invalida su naturaleza democrática ni pone en cuestión su apertura pluralista a la hora de resolver. La mayor conveniencia estética no conlleva necesariamente la incorrección ética ni sería argumento ante tribunales supranacionales, por cuanto las interpretaciones constitucionales son materia exclusiva de los estados y sus órganos "ad hoc". Y grave porque significa un paso más en la progresión subjetiva  de las instituciones cuando son tantos los llamamientos formales a un proceso de regeneración que consolide las bases de la convivencia sobre el vector de la confianza social. La iniciativa del Parlament, respaldada por el Govern, antepone intereses minoritarios a la voluntad de la mayoría española, incrementando un cisma que ha crecido con invocaciones artificiosas en lo histórico y manifiestamente falsas en el plano de la realidad, con el "España nos roba" como banderín de enganche.
Con una política debilitada por la corrupción, poco  o nada se puede avanzar con la judicialización de todos los conflictos es una política débil y mala, conclusión tan aplicable a los órganos catalanes como a los estatales. Aun rechazando con toda la fuerza de la razón y la emoción la hipótesis secesionista, es obvio que los recursos políticos para evitarla no han sido agotados ni podrán serlo en la ausencia de cualquier diálogo de esencia netamente política. No es sensato mezclar en todo a los altos tribunales del Estado y mucho menos tratar de enredarlos en sospechas para eludir sus decisiones o, simplemente, salvar la cara. Aunque no fuesen modelos incontaminados, están para tutelar las últimas garantías de la seguridad jurídica de todos los ciudadanos. En alguna parte ha de estar la línea roja que nos separe de la selva, y es de esperar que todos la respeten desde el día después de las elecciones europeas del  25M.
Las rebeliones más violentas y los desórdenes más graves han tenido lugar allí donde la justicia y la Ley discrepan en casi todo.

El Gobierno y sus lacayos del Estado de 17+1, bien merece una revolución.


Todos y todas se ponen "los pantalones"
Solo "una" esconde las piernas
Por última vez, Adolfo Suárez ha vuelto a unir a los 17 trozos de lo que el siglo pasado se llamaba España y sin el más mínimo atisbo de discrepancia o lo que los políticos, en su juego de palabras, llaman consenso. Las pruebas, el manifiesto de la población han sido más que evidentes.  
Ahora bien, si en dicho acuerdo con unión general de palabra, pensamiento y obra de la ciudadanía  ha predominado el civismo y la cordura en la clase política no predomina, ni de lejos, el patriotismo. Un día sí y el otro también, los políticos, lejos de servir al pueblo, se sirven de él.
Es de sobra conocido que al margen de las encuestas oficiales hay otras oficiosas, pero con mayor credibilidad que las primeras. Por encargo de un ente de control de la UE se hace una encuesta un tanto oficiosa cuyos resultados, entre otros son:
El 75% de la población, no cree en los políticos con independencia de su ideología. Este dato, no sería relevante sino tuviésemos en cuenta que el 30% de los ciudadanos viven activa o pasivamente de la mamandurria que les proporcionan sus dueños o jefes de destacamento político. ¡Ojo al dato¡ prueba irrefutable  de que no se creen ni ellos mismos.
El 68% del conjunto de la antigua España cree que ha fallado el sistema democrático como consecuencia del bipartidismo.
Solo el 2% de la población ha escuchado alguna vez el término TECNOCRACIA y de ellos, más de la mitad, piensan que es una dictadura encubierta.
En unos días, solo que manipulado de acuerdo al consenso del consenso derivado del pacto PPSOE, aparecerá dicho informe solo que con la autoría de Sondaxe – “gente vividora al servicio de la cantinela gubernamental-“ como siempre, dirán  “a petición” del CIS que, sencillamente, es tan innecesario como subjetivo, oscuro y favorecedor de los intereses del Gobierno, nunca del pueblo.  
Cada uno que saque sus propias conclusiones. Pero, al menos, deberíamos tener -un poco- en cuenta el interés general. En la España de los 17 + 1 hay millones de personas pasando verdadero estado de necesidad y hasta brotes de hambruna, niños marginados “del comer”, familias destrozadas por la corrupción, más de un millón de hogares con el suministro de agua corriente “cortado” ¡Por Dios¡ y ya, ni se sabe el de hogares que carecen de electricidad. Qué jugada política pensará hacer el Gobierno con el recibo de la luz que ni el mismo Ministro sabe explicar los baremos a tener en cuenta a la hora de confeccionar el mismo o determinar el importe a pagar. Solo como anécdota, varias cías eléctricas han pedido al Gobierno un aplazamiento de la entrada en vigor -1 de Abril- porque sus departamentos de informática ni tienen datos suficientes, ni saben cómo programar los ordenadores para joder más al ya demasiado jodido usuario final. Si algo tengo muy claro y ya es difícil, cortando el suministro de agua y electricidad al necesitado, lejos de mejorar la situación económica del país, se deteriora. Decía mi padre: “la víbora solo ataca si le atacas y el perro ataca aunque no le ataques.  En cambio y con mucha lógica a la víbora la matamos y al perro, con menos lógica,  le llaman animal de compañía. En definitiva ha llegado el momento de saber  quienes son víboras y quienes perros. Si el agua y la luz son servicios de primera necesidad, las barricadas,
escracher, escupitajos, tortazos, rebeldías; también son derechos de manifestar la demanda de los primeros.  

No hay tiranía más cruel que la que se perpetra bajo el escudo de la ley y en nombre de la justicia. La Ley dice que TODOS los políticos y banqueros deberían estar en la cárcel y la tirana justicia les protege de dicha privación de libertad. 

lunes, 24 de marzo de 2014

Adolfo Suárez, un misterio.


Una familia, pocos milagros
No quiero ser menos que nadie, pero creo que se ha escrito TODO y algo más sobre Adolfo Suárez. Algunos con honestidad objetiva y otros con desvergüenza subjetiva. Por eso quisiera detenerme no en el político, sino en la persona oculta bajo la armadura impenetrable. Todos tenemos nuestro Adolfo Suárez en la cabeza y creemos saber quién era. Pero yo intuyo que detrás de esa sonrisa de medio lado y ese eterno pitillo, de esos ojos vivaces pero también muy tristes, habita un misterio insondable repleto de demonios interiores que nadie, ni sus más allegados, llegaron a rozar jamás como nunca.
La  figura es tan radicalmente distinta a todo lo que ha dado la política española en el último medio siglo que uno llega a pensar que alguien lo puso allí con el único objetivo de que hiciera lo que hizo. Hagan el ejercicio de imaginar a cualquier otro político español, de antes o de ahora, en el lugar que ocupó Adolfo Suárez, y comprenderán que con cualquier otro el destino de España habría sido sin duda el naufragio. Unos por soberbia, otros por intolerancia, los más por incompetencia y casi todos por falta de valor, habrían sido incapaces de obrar el milagro de convertir dictadura en democracia sin ruptura.
 El quid no está en el hecho de que tuviera un especial talento político, una vasta cultura o una gran formación. Hoy sabemos que nada de eso tenía. La clave está en la persona. Algo había en ese hombre que exhalaba credibilidad y empatía, pero también necesidad de afecto. Resulta imposible comparar a Suárez con ningún otro político español. El ejemplo habría que buscarlo fuera. Y seguramente sería Kennedy el referente. El español de origen humilde y hecho a sí mismo no comparte casta con el patricio norteamericano, pero sí, entre otras cosas, el hecho de que le bastaran muy pocos años de Gobierno para cambiar radicalmente su país y dejar una huella imborrable que trasciende su legado político. Y con Kennedy comparte también Suárez la permanente tragedia familiar y la leyenda de eterno fascinador.

Adolfo Suárez aparece como el político más moderno que ha dado España, por más que su obra se llevara a cabo en un país en blanco y negro. Destilaba nobleza mucho antes de que el rey lo convirtiera en duque. Y su atractivo y elegancia resultan una rareza en un país que siempre parió políticos carpetovetónicos. El enigma de Suárez se agranda porque prefirió el silencio frente a la permanente afrenta, en lugar de ladrar su rencor y tratar de justificarse, como hacen otros. Que treinta y tres años después de su dimisión como presidente del Gobierno sigamos discutiendo los motivos últimos que le llevaron a dar ese paso tan poco común en la historia de España.

domingo, 23 de marzo de 2014

Políticos, corruptos; banqueros, ladrones. ¡NO¡


Los españoles estamos muy equivocados cuando malinterpretamos el significado de corrupto con ladrón. Ser político es una profesión “”noble”” como otra cualquiera, siempre y cuando el desarrollo de su actividad sea la de servir al pueblo y mezquina si se sirve del pueblo. Desde el preciso momento que un vividor de la política ejerce su  actividad con subjetividad, oscurantismo o favoritismo, deja de ser corrupto y es un “”otro”” delincuente más que debe ser inhabilitado, mientras dure la fase de instrucción y una vez juzgado, si resulta “culpable”, no le pueden imponer condenas de risa. Solo por haberse valido de su poder dominante ya son tres años –mínimo- de prisión más lo que le corresponda por el acto delictivo que ha llevado a ese proceso.   A la vista de lo que hemos ido conociendo en los últimos meses, parece que ganan razón los que sostienen que la primera premisa ha caído en desuso. Porque nada más que mezquindad e intereses espurios aparecen cuando empiezan a levantarse las alfombras. Aunque como estamos viendo, las condenas, repito, son de risa.
Si los jueces que investigan están en lo cierto, el panorama que nos presentan no puede ser más vergonzoso para la clase política, ni más desolador para quien se tenga por civilizado y demócrata. No con eso quiera decir que la democracia es una mierda, tampoco lo contrario.
Estamos viendo grabaciones, escuchas, pruebas irrefutables de verdadera delincuencia entre banqueros y políticos. Solo hay que leer cuando se levanta “esos” secretos del sumario de la operación que de por si solos  muestran el verdadero pobre estado en que vive nuestra democracia. El espacio público, donde se gestiona en teoría el interés común, aparece colonizado por una multitud de indeseables que se dedican casi en exclusiva a sacar cada cual su tajada. Partidos políticos, organizaciones empresariales y sindicatos, órganos fundamentales para la sociedad, han traicionado su vocación y se dedican a exprimir en su provecho el dinero público. Los contratos de servicios y obras se disfrazan de legalidad, pero se diseñan para que quienes deciden adjudicarlos y quienes los obtienen irregularmente se enriquezcan a costa de los impuestos de todos, incluidos los pobre/pobres, los últimos del estado democrático.
Poco o nada puede haber de sano en una sociedad en la que se han implantado como algo habitual y cotidiano el cohecho, el soborno, la prevaricación, la malversación, la falsedad y el tráfico de influencias. Donde los principios de igualdad y legalidad se subvierten a diario con tanta ligereza que ya ni se disimula en las conversaciones telefónicas, como ha venido a poner en evidencia el trabajo pertinaz de algunos jueces que poca o ninguna lógica tiene.
La Justicia hace a los países libres, al menos, esa es su finalidad. Podemos achacarle muchos defectos y rémoras, porque los tiene, y de ellos el principal es, sin duda, los largos e inasumibles plazos con los que trabaja. Tanto, que por eso mismo en muchas ocasiones se vuelve injusta, irracional y extemporánea. Se hace necesario no solo exigir urgencia en estos casos, sino atender a la dotación de medios para instaurar definitivamente la justicia rápida, que es la única verdaderamente eficaz, sin lugar a dudas.
Aun con ese defecto en los tiempos, no puede haber reproche en que saque a la luz las miserias que grupos corrompidos quieren ocultar. Al contrario. La Justicia ejerce su función cuando, en lugar de mirar para otro lado, pide explicaciones, registra dependencias oficiales y persigue los delitos. Como se ha visto, ha aparecido ante la opinión pública tal maraña de intereses que en un solo sumario se cuentan ya casi un centenar de imputados. Independientemente de cual sea el resultado final del proceso, tal cifra muestra a las claras la permeabilidad de buena parte de las corporaciones municipales al amaño, al complot y al favoritismo.
Si, es cierto y verdad de Ley que las indagaciones en la fase de instrucción no predeterminan culpabilidad. Y que la palabra imputado ha adquirido un valor que la norma jurídica no le da. Pero ni una cosa ni otra son argumentos de peso suficiente para tratar de imponer el silencio. Todos los acusados tienen el derecho a defenderse. Y a la presunción de inocencia, que en nuestro ordenamiento jurídico no quiere decir otra cosa que la garantía de que cualquier acusación ha de ser probada. Pero no es posible soslayar el derecho de la sociedad a poner freno a las prácticas corruptas. Y a exigir responsabilidades a quienes las hayan perpetrado.
De ahí que no se entienda como grupos políticos se muestran indulgentes y persistan en amparar con su inacción a quienes han hecho gala de comportamientos incompatibles con la gestión pública. Basta ver la zozobra en que ha entrado la corporación Santiago de Compostela o la pérdida de credibilidad de otros alcaldes y concejales para entender cuál es la principal causa de desafección de la sociedad con la clase política.
Los ciudadanos no solo han sido las víctimas de recortes en ámbitos tan sensibles como la sanidad y la educación; no solo han padecido una drástica caída de su poder adquisitivo, sino que han añadido a ello más empobrecimiento, con subidas de impuestos exagerados, pese a todas las promesas que se habían hecho de aligerar la carga social.
En España, la evolución del gasto de la administración central en los dos últimos años es un verdadero desastre de mala fe por parte del Gobierno. Más de la mitad de los ajustes han recaído sobre cuatro políticas de gastos: fomento del empleo, prestaciones y subsidios de paro, infraestructuras e investigación. Y las comunidades autónomas han retirado fondos también de algunas de estas partidas, pero han añadido al cadalso del Estado de bienestar nada menos que reducciones en sanidad y educación. Justo donde más necesario es dedicar recursos para atender las carencias que la crisis ha generado en la población. Tengo la sensación de que, los políticos, piensas que los únicos culpables de la crisis somos los ciudadanos y, en parte, llevan razón “NOSOTROS LES HEMOS VOTADO”
A la vez que el gasto superfluo se incrementa en toda España. Las comunidades autónomas mantienen costosas estructuras ineficaces. Las 38 diputaciones de régimen común distribuyen un presupuesto que se acerca a los 7.000 millones; es decir, más de un billón de las antiguas pesetas. Y se producen duplicidades inexplicables, como once defensores del pueblo, doce consejos de cuentas, 132 oficinas autonómicas en el exterior, varios consejos consultivos a imitación del Consejo de Estado, cámaras sin función, como el Senado, y numerosos organismos que ejercen tareas redundantes con las del Estado.
Tenemos elecciones a la vista que con toda seguridad van a ser un fracaso en cuando a índices de votantes y destinatarios del sufragio pasivo. Lo único bueno que apuntan es que hasta bien pasadas dichas elecciones se dará carpetazo a la racionalización de la Administración, puesto que las fuerzas políticas prefieren entregarse al populismo. Tanto, que ni siquiera se planteará en la campaña el verdadero debate sobre Europa, pese a que son muchos los que ven que el proyecto común, tal como está enfocado, va camino de un fracaso estrepitoso. Pero, pero, después hay elecciones municipales, o sea, no hay margen de maniobra malévola, al menos durante un año.
Quizá sea la obsesión por los resultados electorales lo que hace a los políticos huir de medidas racionales. De otro modo, resulta imposible entender por qué no actúan ante problemas tan visibles y constatables.
Ni de recibo es que, en España, las televisiones autonómicas arrastren un déficit de más de mil millones de euros  en un solo año para emitir programas a imagen y semejanza del capataz o presidente de la comunidad. Bien, ¡primicia¡ el Gobierno va a admitir un 2% más de endeudamiento a las autonómicas y el 50% de la publicidad electoral; ya, ya es de ellas.   
No se entiende que se regateen los euros en los servicios indispensables de la comunidad, y se empobrezcan los servicios sociales mientras asistimos a la demanda desesperada de miles de familias que no pueden atender mínimamente la alimentación y el cobijo.
No se entiende que las empresas se vean forzadas a encarar el peor de los escenarios posibles con sacrificios impensables, o incluso sean impelidas a la liquidación, por el cierre de los mercados y las obligaciones fiscales, mientras endeudados clubes de fútbol se saltan alegremente las imposiciones tributarias y se permiten reclamar trato de favor para una gestión quizá acreedora a la responsabilidad penal.
No se entiende por qué miles de jóvenes tienen que abandonar su tierra a la fuerza, por falta de expectativas.
No se entiende cómo los ciudadanos llenan todos los días páginas informativas y programas de televisión con sus preocupaciones reales y los elegidos para atenderlas se dedican a convertir la sede parlamentaria en un indecoroso gallinero.
No se entiende que las ocupaciones de los representantes políticos se hayan alejado tanto de las reclamaciones de la gente de la calle.
Pero aún es tiempo de poner fin a la huida hacia delante.
Se requiere el coraje de cortar de raíz cualquier atisbo de corrupción y devolver la limpieza a los ámbitos políticos.
Se requiere la determinación de repensar el funcionamiento de la Administración y encauzarla hacia el dinamismo de la sociedad, en lugar de a coartar sus iniciativas.
Y se requiere abandonar el debate pueril basado en el menosprecio del rival y concentrar algún esfuerzo en la búsqueda de consensos para apoyar los sectores que son y serán durante muchos años el sostén de la economía.
Se requiere, sobre todo, talla política y altura en los principios, que es lo que parece haber desaparecido de la escena.

Quizá aún tengan una oportunidad para recuperar la confianza los que creen que es posible, sano y provechoso vivir sin burocracia, sin juego sucio, sin confrontaciones irrelevantes y sin corrupción. Sería otra España. Pero sería aquella España donde queremos vivir, porque somos españoles. Donde tenemos derecho a vivir. Y a ello siempre aspiraremos y, al final, lo conseguiremos. 

sábado, 22 de marzo de 2014

Adolfo Suárez, Presidente de la Concordia y líder, por encargo, de su propio error. Precipitada Democracia Quick.


http://blogdejuanpardo.blogspot.com.es/2014/03/adolfo-suarez-presidente-de-la.html



Desde que dejó la política activa para dedicarse al cuidado de su mejer, Suárez, no existía, pero todos le                                                                        seguíamos viendo como lo que era, UN LÍDER. Como una lámpara que nos alumbró en momentos especialmente difíciles de nuestras vidas. Como un referente de dedicación y servicio desinteresado a la vida pública, ahora que los tiempos están tan revueltos y hemos llenado el país de granujas. Adolfo Suárez es el estandarte de una complicadísima transición; con muchos errores e infinitas torpezas, pero también con los aciertos que nos han permitido vivir el período democrático más longevo.

Hasta quienes, en su día,  fuimos quizás brutalmente críticos con Adolfo Suárez y su gestión porque aspirábamos a una transición más profunda, de lo que por lo visto no estábamos tan errados, le reconocemos el mérito. Él nos sacó de las catacumbas y encendió las primeras luces de la democracia. Fue quien nos confeccionó el primer traje de la transición, que, aunque raquítico, nos permitía poder salir a la calle con alguna dignidad. Suárez fue un político con visión de futuro. El que nos abrió las puertas a las libertades. Conciliador. Sufridor. Leal. Entusiasta. Decente. Valiente. Desinteresado. Zurció, como buenamente pudo y le dejaron, un país que encontró lleno de descosidos y jirones. A Suárez lo podemos acusar de muchos desaciertos, pero nunca le negaremos que fue un servidor público entregado a los demás, en unos tiempos que nos hacen estremecer solo con recordarlos. Y un servidor que se fue a su casa, en silencio y soledad, con el desprecio y rechazo de quienes lo jalearon y, lo que es peor, con el de a quien sirvió con una lealtad y un respeto exquisitos.

Todos, todos los españoles reconocemos su difícil labor. Con reparos, pero la reconocemos. Aprendimos que en la vida hay ciertas barreras que no se pueden traspasar; que no todo vale en aras del bien colectivo, como ahora nos quieren convencer. Pero, desgraciadamente, nuestra clase política no recogió nada de sus enseñanzas. Ni de su herencia. Estos días vamos a escuchar elogiar sus muchas virtudes a los poquísimos que lo defendieron y a los muchísimos que lo maltrataron y vilipendiaron. Lo colocarán como un maestro, un referente en sus formas de entender el servicio a los demás e incluso se atreverán a decir que los guían sus mismos principios. No hay que tenerles en cuenta..

Si por algo destacó Adolfo Suárez es porque antepuso los intereses colectivos a los propios. Lo que ahora ya no se entiende. Es más, hoy el modelo Suárez resulta molesto. Por eso quizás a medida que pase el tiempo tendremos la necesidad de recordar con más insistencia su labor. Porque Suárez se dejó la piel por abrirnos la persiana de un país al que acabamos llenando de corruptos, golfos y vividores. Esos mismos que estos días lo tomarán como ejemplo, Mañana volverán a ser buitres leonados, ratas de alcantarilla; palomas blancas, no quedan

jueves, 20 de marzo de 2014

El céntimo sanitario y la amenaza de Montoro.



Lo de España ya no es de risa.  Nos estafan, nos engañan y nos amenazan. Durante más de diez años hemos pagado religiosamente el precio de los carburantes. Céntimo a céntimo, a sabiendas de que cometían un acto ilegal, no obraron de buena, el Gobierno nos estafó algo más de 13.000 millones de euros –Según dice la sentencia-. Cada vez que el coche tuvo sed, repostábamos  abonamos el importe de lo repostado, impuestos incluidos y seguía nuestro camino religiosamente la bebida, los impuestos adjuntos -hidrocarburos e IVA- y la sisa: los céntimos sanitarios. Consumaron la estafa, definida por la Real Academia Española como el «delito consistente en provocar un perjuicio patrimonial a alguien mediante engaño y con ánimo de lucro».
Una vez que el Tribunal de Justicia de la UE (TJE) les pilla in fraganti, nuestros gobernantes, se pusieron a cantar el cara al sol, rojos de mierda o que se jodan.  Hallaron dos fórmulas magistrales para conseguirlo. La primera: circunscribir la reparación del daño a solo los últimos cuatro años. Omiten que la responsabilidad patrimonial del Estado no prescribe y se pasan por el forro el fallo de los jueces: «No procede limitar en el tiempo los efectos de esta sentencia». La segunda: exigirnos las facturas de cuando llevamos el automóvil a abrevar. Una tomadura de pelo. Como la del maestro que, deseoso de sacar tarjeta roja al alumno, le preguntó por el número exacto de habitantes de Madrid. Y como el estudiante respondió con la precisión del padrón municipal, el profesor, airado, repreguntó: ¿Nombres y apellidos?
A menos que padezca el síndrome de Diógenes y hayas convertido tu casa en un basurero de tiques y recibos, olvídese de los reintegros de cualquier índole, en este caso, el céntimo sanitario... Pero el engaño no termina ahí. Nos dicen que los céntimos sanitarios fueron abolidos a finales del 2012. Falso, totalmente, falso. Siguen en más comunidades y más crecidos y robustos que nunca: este año, 2014, los que gravan la gasolina se duplicaron y los que penalizan el gasóleo se multiplicaron por cuatro. A día de hoy, 4,8 céntimos por litro de combustible. Escondidos, eso sí, entre los pliegues del poderoso impuesto especial de hicrocarburos, con el fin de eludir otra reprimenda de los jueces europeos.
No es tarea fácil sortear los impedimentos para recuperar tu dinero, acudes a la oficina del cliente y te reciben con el látigo en la mano. Montoro amenaza con sancionar a quien reclame indebidamente el céntimo sanitario. Lo que no sabe Montoro es que debidamente, el céntimo sanitario nos corresponde a todos.. Lo de este hombre no tiene remedio: parece arrancado de una ópera bufa. Ministro de Hacienda cuando se aprobó el gravamen ilegal y ministro de Hacienda cuando se probó la ilegalidad del gravamen, en vez de entonar el mea culpa y hacer mutis, se permite abroncar y amenazar a sus víctimas.

Y a todo esto, ¿a qué se dedican la Defensora del Pueblo y los once santurrones   autonómicos que viven de la mamandurria y del cuento “”defensor”””?

lunes, 17 de marzo de 2014

Maduro y su duro caballo de batalla.



En Venezuela, hace unos días, miles de estudiantes decidieron mostrar su descontento contra el presidente, Nicolás Maduro.  No les queda otra alternativa ¡Gritad o morir¡. Tienen, deben ser escuchados por el resto del mundo. No pueden ni cagar, hasta el papel higiénico es un artículo de lujo controlado por los Virreyes Castro. Venezuela, no es una provincia de Cuba. Venezuela es el 5º país del mundo con mayor riqueza en recursos propios. Como siempre, manifestarse ante un cruel tirano es jugar a morir y, esta vez, no tenía que ser diferente, estudiantes muertos por doquier.

La fala de información en el propio escenario de la matanza, casi siempre, es el mayor verdugo. Mientras los canales locales, en su mayoría manejados por el propio gobierno, mostraban series, como si nada estuviera pasando, las redes sociales se colapsaban pidiendo o dando mayor información. De modo que la incertidumbre “metía” a los estudiantes en la boca del lobo.  
Hoy he leído la prensa nacional e internacional y todo es Putin, Rajoy, Magdalena Álvarez, Belén Esteban o el clásico del Domingo.
Esto actos de represalias informativas por medios manipulados por los gobiernos de turno me hicieron recordar las primaveras musulmanas, Egipto, donde  miles de personas protestaban en la plaza Tahrir, contra del régimen del presidente Mubarak. Enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas del orden, que uno a uno dejaron 846 personas muertas y más de 100.000 heridas. Medios de comunicación cerrados y desesperación.
En cambio hay una gran diferencia. Mientras en las manifestaciones de Venezuela todo es desinterés internacional.  En Egipto, desde que se empezó a fraguar la crisis, todos los medios internacionales se volcaron a transmitir “in situ” lo que estaba ocurriendo en el centro de El Cairo. Estados Unidos, la Unión Europea y los propios países árabes por la parte ilógica de la lógica hicieron duros pronunciamientos. Las organizaciones internacionales condenaron los hechos y prácticamente todo el planeta mostró gran interés por lo que estaba sucediendo. Pero tengo la sensación de que Venezuela, poco o nada importa al mundo.  Si Maduro es cruel, el “mundo” lo es más.

Las redes sociales son lo único que les queda a los venezolanos que piensan diferente al régimen.  Twitter y un poco en Facebook son sus únicos voceros aliados. De modo que a twintear. Yo, ya cominzo. Hay que Retwittear para pasar fronteras. Tanto tiene muerto como matado. 


Imágenes que reflejan la violencia que se vive en dicho país a consecuencia de la represión del gobierno de Nicolás Maduro.

Algunos venezolanos exigen que el presidente Nicolás Maduro de un paso al costado. (EFE)


1. Cronología de la protesta
Manifestaciones que se han llevado a cabo en Venezuela durante febrero.
2. Venezuela en fotos
Video elaborado a partir de las mejores fotografías capturadas por la prensa durante las movilizaciones masivas.
3. Estudiante venezolana conmueve a la Policía
Esta joven emocionó a un grupo de efectivos policiales mediante un discurso sobre la situación por la que atraviesa su país. Algunos de los agentes derramaron lágrimas por las palabras de la estudiante.
4. Mensaje de Leopoldo López
“Si están viendo este video es porque el Estado venezolano emitió una orden de captura en mi contra”. Ese fue el mensaje que Leopoldo López grabó junto a su esposa, Lilian Tintori, antes de entregarse a la Policía de Venezuela.
5. La muerte de Génesis Carmona, la Miss Turismo 2013 Carabobo
La reina de belleza falleció tras recibir un balazo en la cabeza mientras participaba de las marchas masivas en apoyo al líder de la oposición, Leopoldo López.
6. Maduro envía un mensaje a Santos
“¡Ya basta, carajo! ¡Ya basta de que se metan en los asuntos internos de nuestra patria! Los problemas de los venezolanos los resolvemos los venezolanos”, dijo Maduro al presidente colombiano, Juan Manuel Santos.
7. Leopoldo López se entrega a la policía
El líder de la oposición venezolana decidió entregarse a la Policía el 18 de febrero, tras jurar que nunca se iría de su país. “Si mi encarcelamiento sirve para que despierte el pueblo, lo asumo”, declaró en medio de una multitudinaria concentración.
8. Maduro habla sobre la entrega de Leopoldo López
En un tono bastante parecido al de su antecesor, Hugo Chávez, Maduro se dirigió al pueblo venezolano respecto al encarcelamiento del líder de la oposición: “Este jefe político de la derecha fascista venezolana ya está en manos de la justicia, a esta hora, en este momento”.

domingo, 16 de marzo de 2014

Wert y su banda nos recortan hasta el pensamiento.


No deja de sorprenderme el terco/empeño del Ministerio de Educación sobre los recortes  en los nuevos planes de estudio de la educación obligatoria, materias del campo de las humanidades como la Historia de la Filosofía. Esta discutida decisión se ha interpretado desde la oposición en el interés de la derecha de formar ciudadanos a su imagen y semejanza, ya que la filosofía nos enseña a pensar, mientras que desde el Gobierno se ha hecho hincapié en que se trata de adaptar los contenidos educativos a las demandas del mercado laboral que, por cierto, a la vista están los resultados anteriores y venideros.
Estas medidas destruyen la filosofía del sistema educativo. Un sistema que buscaba formar una ciudadanía informada, justa, con valores de justicia, solidaridad cooperación, inclusión. Una educación que ayudara a corregir las desigualdades que había en la sociedad. Todas esos valores y motivaciones desaparecieron en favor de otros y otros muchos más. Aunque suenen bien, están distorsionadas porque ¿Qué profesional no desea que su trabajo sea excelente o de gran calidad? El problema surge con lo que hay debajo de estos conceptos y cómo se está utilizando me ha sorprendido profundamente el empeño del Ministerio de Educación en recortar, en los nuevos planes de estudio de la educación obligatoria, materias del campo de las humanidades como la Historia de la Filosofía. Esta discutida decisión se ha interpretado desde la oposición en el interés de la derecha de formar ciudadanos acríticos, ya que la filosofía nos enseña a pensar, mientras que desde el Gobierno se ha hecho hincapié en que se trata de adaptar los contenidos educativos a las demandas del mercado laboral.
Por más que traten de justificarlo, esta no es una tendencia general en los países civilizados. Muy al contrario, la formación en humanidades, ciencias sociales, etcétera, se han incorporado a todos los ciclos educativos en muchos países. Valga como ejemplo que a partir de ahora seremos prácticamente el único país de la OCDE en que la formación musical no será obligatoria en primaria. Pues bien, empiezo a entender las razones de tal decisión y son bien diferentes.
Seguro que nunca han oído que alguien haya discutido acaloradamente sobre la ley de Boyle-Mariotte, ni que alguien haya asesinado por una discrepancia sobre el ciclo de Calvin. Sin embargo, cualquiera puede liarse a palos opinando sobre la Crítica de la razón pura. Seguro que han oído opiniones encontradas sobre cualquier obra literaria, en prosa o en verso, pero, a pesar de que hay gente muy rara, en ningún bar habrán oído discutir sobre espacios finitos, y no refiero al aforo del local.

Así las cosas, no les extrañe que los genios del ministerio hayan decidido suprimir esas materias no para adecuarnos al mercado laboral, sino para evitar que despertemos del hipnotismo al que nos tienen sometidos