Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

viernes, 29 de agosto de 2014

¿Por qué ha entrado en erupción el volcán Bardabunga?


La oficina de meteorología de Islandia elevó a nivel naranja el riesgo de erupción para el volcán Bardarbunga, por repentino aumento de la actividad sísmica.

Ha habido una elevada actividad sísmica en Bardarbunga desde el 16 de agosto, aunque no ha habido muestras aún de erupción.

Bardarbunga es el sistema volcánico más grande de Islandia, localizado bajo la capa de hielo del glaciar Vatnajokull en el sudoeste del país. Esta en una cadena diferente a Eyjafjallajokull.

Los volcanes son una imponente demostración del inmenso poder de las fuerzas de la naturaleza.

La tierra es una bola de magma (roca fundida) de 4.5 millones de años, con un centro de hierro y una corteza fría.

La corteza está conformada por placas tectónicas que se mueven a una velocidad aproximada de 10 centímetros por año. Las corrientes de convección del manto hacen que las placas tectónicas se muevan.

Las zonas ubicadas en los bordes de las placas son más susceptibles a los movimientos geológicos. El magma se abre camino desde el centro de la tierra. Si alcanza la superficie, se transforma en un volcan.

 
Las erupciones ocurren cuando aumenta la presión de los gases disueltos que se acumulan en el magma. Cuando la presión es muy alta, la superficie no puede resistirla y entonces, el volcan entra en erupción.

Bombas: grandes fragmentos de roca expulsados durante una erupción. Se rompen en pedazos y prenden fuego a todo lo que tocan.

Actividad piroplástica: avalancha en extremo caliente de rocas y ceniza. Cubre todo lo que encuentra a su paso con una capa de densa ceniza.

Nube ardiente: cenizas y gases tóxicos (como el dióxido se azufre) contaminan la atmósfera sobre un área considerable y pueden contribuir a la formación de lluvias ácidas.

Lava: la roca fundida fluye lentamente, pero es muy dañina. Quema todo lo que tiene a su paso y bloquea las rutas de escape.

Lahar: los rios de barro pueden ser veloces, silenciosos y letales, llegando a cubrir superficies y casas que se encuentran muy lejos del volcán. No todos los volcanes son estratovolcanes. Existen tambien otras clases.

Caldera: esta clase de volcán se forma cuando la cima de un estratovolcán colapsa, formando un cráter ancho.

Volcán en escudo: éstos se forman con las erupciones de lava basáltica líquida, que se desliza velozmente y por tanto no llegan a formar un cono.

Mas de 550 volcanes activos se hallan en los límites de las placas tectónicas de la tierra.

Más de la mitad de los volcanes bordean el Océano Pacífico, en lo que se llama el "Anillo del Fuego".

Para decirlo de una forma bien clara y simple, las erupciones volcánicas ocurren cuando el magma, algo así como roca líquida hirviendo a nivel subterráneo, encuentra un punto débil o una salida por la cual atravesar la corteza de la Tierra y así salir despedida a la superficie.

El magma es una combinación de roca fundida, compuestos sólidos y volátiles. Esta mezcla se encuentra bajo la superficie terrestre y tiene temperaturas sumamente elevadas que alcanzan entre 700 y 1300 grados Celcius. Mientras más cerca del núcleo se encuentra, más temperatura registra.

Las altas temperaturas hacen que algunas partes del manto superior de la corteza terrestre se vayan destruyendo en forma gradual y terminen derritiéndose, lo que resulta en la formación del magma. Como ya hemos hablado en oportunidades anteriores, un volcán contiene magma y diversos gases en su interior.

Cuando el magma alcanza la superficie a través del volcán, pasa a llamarse lava. Cuando la lava se enfría, vuelve a solidificarse y se convierte en lo que damos en llamar una roca volcánica. Esto ocurre como resultado de diversos factores, por lo que detectar cuándo va a ocurrir una erupción volcánica es terriblemente difícil, sin embargo, hay 3 factores que se consideran esenciales:
·         la fluidez o viscosidad del magma
·         la presión de los gases en el magma
·   la inyección de una nueva cantidad de magma en una cámara que ya esta llena

la fuerza de la erupción con frecuencia, es el resultado de estos factores mencionados y en especial de la presión de los gases disueltos que quedan suspendidos en el magma. Es similar a lo que ocurre por ejemplo, en una botella de refresco o gaseosa.

Cuando la botella se agita, burbujas de gas (gases en el magma) quedan suspendidas dentro de la botella (dentro del volcán). Las burbujas tienen menor densidad que lo que hay a su alrededor (lava en el volcán y gaseosa en la botella) y cuando abrimos la botella, las burbujas de gas suben y empujan para salir. Cuando sacas la tapa y suben las burbujas, arrastran una buena cantidad de gaseosa (magma que ahora se convierte en lava).

A su vez, todo esto va a depender del estado del magma, de su fluidez o su viscosidad. Si el magma tiene una viscosidad elevada resiste bien el flujo que provocan las burbujas y si esta es baja, las burbujas de gas se las arreglaran para subir a la superficie de forma más fácil.

Del mismo modo, todo esto también va a depender de la cantidad de gas. Finalmente, la cantidad de gas depende de qué tipo de materiales bajo la superficie se han fundido en la formación del magma.

En síntesis, un volcán hace erupción porque el magma busca salir a la superficie. Los gases, las altas temperaturas y otros factores bajo la superficie inciden de forma directa, provocando una explosión, es decir, una erupción volcánica.

Publicar un comentario