Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

domingo, 27 de abril de 2014

Cinco de las diferencias de la investigación que quiere Cs y la que admite el PP para evitar la caída de Cifuentes





La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, con Ignacio Aguado (Cs). Á. NAVARRETE

El PP no ha aceptado los términos en los que Ciudadanos planteaba hacer una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid sobre la polémica del máster de Cristina Cifuentes. Para que sus 48 diputados se sumaran a la solicitud de creación, había exigido por escrito a su socio de investidura que asumiera un texto alternativo con algunas diferencias sustanciales, como la inclusión en la lista de comparecientes de tres cargos del PSOE, incluido su secretario general, Pedro Sánchez.

Sin embargo, en la formación naranja no están de acuerdo con los requisitos que quería imponer el partido que gobierna en la Puerta del Sol porque consideran que «desvirtúan desde la primera letra hasta la última» el objetivo de este organismo fiscalizador. Por eso, este lunes pidieron formalmente la dimisión de la presidenta regional.
1. Eliminación de las alusiones a "presuntas irregularidades"
En el texto enviado por Cs a PP para que asumiera el compromiso de apoyar la constitución de una comisión de investigación se mencionan las «presuntas irregularidades» producidas en torno al famoso Máster en Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos y que, «de confirmarse, habrían supuesto un manifiesto e injustificable trato de favor en beneficio de la hoy presidenta de la Comunidad de Madrid, doña Cristina Cifuentes Cuencas, sin perjuicio de que pudieran ser constitutivas de ilícitos penales de los que, en su caso, se daría traslado al Ministerio Fiscal».
La alternativa de los populares suprimía este párrafo y toda alusión explícita a la jefa del Ejecutivo autonómico con el argumento de que «adelanta ya las conclusiones». También eliminaba la referencia a la posibilidad de que tanto por parte del Gobierno regional como en el propio centro público donde se expidió el polémico título de posgrado se hubieran producido actuaciones «que pudiesen haber tenido como finalidad presionar a autoridades académicas, profesores o personal universitario (...) para realizar actuaciones presuntamente delictivas para ocultar las irregularidades», según la versión del partido 'naranja'.
2. Incluir en los comparecientes a cargos del PSOE y periodistas
El PP también pedía que se ampliara la lista de comparecientes, además de con Sánchez, con el portavoz y el secretario general del PSOE en Madrid, Ángel Gabilondo y José Manuel Franco, y el periodista de EL MUNDO Javier Negre, después de que este periódico publicara que el profesor de la Rey Juan Carlos que filtró la noticia es militante socialista. En cambio, no se incluía a redactores de otros medios, como 'eldiario.es', que destapó esta polémica, porque, según el portavoz del partido en la Asamblea regional, no se les había "ocurrido".
3. Restringir la asistencia de la presidenta
Además, los populares querían eliminar la coletilla de que las personas llamadas a declarar pudieran ser requeridas «cuantas veces fuese preciso». En su lugar sustituían este criterio por el de que «sólo con carácter excepcional y por necesidades justificadas de los trabajos una persona podrá comparecer en dos ocasiones», para evitar que Cifuentes fuera citada en reiteradas sesiones de este organismo, cuya asistencia es obligatoria.
4. Veto a César Zafra, de la formación 'naranja
Además, el PP imponía que el diputado de Cs César Zafra no pudiera formar parte de dicha comisión de investigación por «las dudas existentes sobre la veracidad del currículo que entregó a la Asamblea de Madrid». Cifuentes se quitaría así la espina que lleva clavada desde que el portavoz adjunto del grupo naranja la tratara como a «una delincuente» -según el entorno de la presidenta- cuando declaró en la comisión de investigación de la corrupción política por las posibles irregularidades en la adjudicación de la explotación de la cafetería del Parlamento regional.
5. Duración de las comparecencias
Finalmente, los todavía socios de investidura en el Gobierno de la Puerta del Sol no se han puesto de acuerdo ni en la duración de las comparecencias. Mientras el partido minoritario de la oposición establecía este límite en una hora y 45 minutos, la formación mayoritaria en la Asamblea regional lo rebajaba a una hora y 20 minutos.
Publicar un comentario