Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

miércoles, 26 de marzo de 2014

El Gobierno y sus lacayos del Estado de 17+1, bien merece una revolución.


Todos y todas se ponen "los pantalones"
Solo "una" esconde las piernas
Por última vez, Adolfo Suárez ha vuelto a unir a los 17 trozos de lo que el siglo pasado se llamaba España y sin el más mínimo atisbo de discrepancia o lo que los políticos, en su juego de palabras, llaman consenso. Las pruebas, el manifiesto de la población han sido más que evidentes.  
Ahora bien, si en dicho acuerdo con unión general de palabra, pensamiento y obra de la ciudadanía  ha predominado el civismo y la cordura en la clase política no predomina, ni de lejos, el patriotismo. Un día sí y el otro también, los políticos, lejos de servir al pueblo, se sirven de él.
Es de sobra conocido que al margen de las encuestas oficiales hay otras oficiosas, pero con mayor credibilidad que las primeras. Por encargo de un ente de control de la UE se hace una encuesta un tanto oficiosa cuyos resultados, entre otros son:
El 75% de la población, no cree en los políticos con independencia de su ideología. Este dato, no sería relevante sino tuviésemos en cuenta que el 30% de los ciudadanos viven activa o pasivamente de la mamandurria que les proporcionan sus dueños o jefes de destacamento político. ¡Ojo al dato¡ prueba irrefutable  de que no se creen ni ellos mismos.
El 68% del conjunto de la antigua España cree que ha fallado el sistema democrático como consecuencia del bipartidismo.
Solo el 2% de la población ha escuchado alguna vez el término TECNOCRACIA y de ellos, más de la mitad, piensan que es una dictadura encubierta.
En unos días, solo que manipulado de acuerdo al consenso del consenso derivado del pacto PPSOE, aparecerá dicho informe solo que con la autoría de Sondaxe – “gente vividora al servicio de la cantinela gubernamental-“ como siempre, dirán  “a petición” del CIS que, sencillamente, es tan innecesario como subjetivo, oscuro y favorecedor de los intereses del Gobierno, nunca del pueblo.  
Cada uno que saque sus propias conclusiones. Pero, al menos, deberíamos tener -un poco- en cuenta el interés general. En la España de los 17 + 1 hay millones de personas pasando verdadero estado de necesidad y hasta brotes de hambruna, niños marginados “del comer”, familias destrozadas por la corrupción, más de un millón de hogares con el suministro de agua corriente “cortado” ¡Por Dios¡ y ya, ni se sabe el de hogares que carecen de electricidad. Qué jugada política pensará hacer el Gobierno con el recibo de la luz que ni el mismo Ministro sabe explicar los baremos a tener en cuenta a la hora de confeccionar el mismo o determinar el importe a pagar. Solo como anécdota, varias cías eléctricas han pedido al Gobierno un aplazamiento de la entrada en vigor -1 de Abril- porque sus departamentos de informática ni tienen datos suficientes, ni saben cómo programar los ordenadores para joder más al ya demasiado jodido usuario final. Si algo tengo muy claro y ya es difícil, cortando el suministro de agua y electricidad al necesitado, lejos de mejorar la situación económica del país, se deteriora. Decía mi padre: “la víbora solo ataca si le atacas y el perro ataca aunque no le ataques.  En cambio y con mucha lógica a la víbora la matamos y al perro, con menos lógica,  le llaman animal de compañía. En definitiva ha llegado el momento de saber  quienes son víboras y quienes perros. Si el agua y la luz son servicios de primera necesidad, las barricadas,
escracher, escupitajos, tortazos, rebeldías; también son derechos de manifestar la demanda de los primeros.  

No hay tiranía más cruel que la que se perpetra bajo el escudo de la ley y en nombre de la justicia. La Ley dice que TODOS los políticos y banqueros deberían estar en la cárcel y la tirana justicia les protege de dicha privación de libertad. 
Publicar un comentario