Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

jueves, 21 de noviembre de 2013

Reforma de la Administración Local




Ayuntamiento de Zurgena
Si bien antes hubiese supuesto más control y  vigilancia de ellos contra ellos, me refiero a los Ayuntamiento.  El proyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, pendiente todavía del trámite parlamentario, es fruto de intereses económicos concretos que tienen su origen en los mercados financieros. Estos ya lograron modificar la Constitución española (artículo 135) para conseguir que la carga financiera (intereses más amortizaciones) tenga siempre prioridad absoluta a la hora de ejecutar el gasto presupuestario. Un principio constitucional que posteriormente fue desarrollado por la Ley Orgánica 2/2012, completando la faena en el ámbito local el proyecto de ley que ahora consideramos.
Siempre ha sido así y ahora quieren hacer un "lío" administrativo. Dentro de la Administración Local el municipio es todavía la entidad más relevante -con respaldo constitucional también importante- para atender los intereses de los vecinos y su bienestar social. ¿Cómo conciliar, pues, el interés de los mercados financieros con el interés primario de los ciudadanos? ¿Introduce el proyecto de ley mencionado contradicciones relevantes? Y si así sucede, ¿cómo se resuelve el conflicto? En lo que sigue haremos solo mención de tres contradicciones que, a nuestro juicio, merecen especial atención. Una es el reforzamiento de las diputaciones provinciales, otra es demorar las urgencias para modificar la vigente planta municipal, mientras la tercera es el olvido que reciben los criterios de equidad, redistribución y solidaridad que también inspiran, como la eficacia y la eficiencia, el funcionamiento del sector público local.
Las mas cuestionada por el pueblo eran las diputaciones y son las más beneficiadas en cuanto a competencias, "manejo" de dinero y servicios municipales relevantes utilizando un concepto de «coste efectivo» todavía sin precisar (en Andalucóa afectará al 95 % de los municipios).
No va a ser tarea fácil. Reducir los cambios y las urgencias del mapa municipal a la fusión voluntaria de municipios es eternizar los desequilibrios territoriales y demográficos que ya existen en la actualidad. El municipio precisa siempre base económica sustantiva para financiar con tributos una parte no pequeña de su actividad. Sin ese requisito, el municipio es frágil o imposible.

Para terminar  añadiré que otro objetivo de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local es «fomentar la iniciativa privada, evitando las intervenciones administrativas desproporcionadas». Confiamos que esto signifique tan solo un alivio en la tramitación burocrática que el ciudadano experimenta cuando desea iniciar una actividad económica en el municipio. Porque si esta enigmática expresión significara otra cosa, sus consecuencias serían lamentables. Montoro , para mi que esta vez la ha vuelto a cagar y bien. 
Publicar un comentario