Sigue el blog por Email

jueves, 31 de octubre de 2013

Guerra abierta en el PP por abuso en los impuestos





Puerta del Sol en la sombra.......
Ignacio González,  presidente de la CA de Madrid, creo que vende humo, pero ha  planteado una rebaja fiscal generalizada para 2014. El Impuesto de la Renta conocerá un descenso del 1,6%, beneficiando especialmente a todos los contribuyentes que tengan unos ingresos inferiores a los 32.000 euros, cuya contribución a las arcas comunes descenderá en 1.000 euros al año. Transmisiones Patrimoniales también tendrá una merma de un punto porcentual. El Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados bajará un 25%. Las medidas fiscales supondrán, en conjunto, un ahorro de 360 millones de euros para los madrileños. 

Después de intentos y maquinaciones realizados por otros líderes políticos, por fin, nos topamos con la primera rebaja fiscal generalizada desde el inicio de la crisis económica. Recordemos que Zapatero y Rajoy fueron los presidentes de gobierno que más castigaron la cartera de los contribuyentes desde el inicio de la democracia. El anuncio del mandatario madrileño lleva el sello inequívoco de la forma de hacer política de Esperanza Aguirre, anterior presidenta de la CA de Madrid y actual presidenta de la organización.

¿Se pueden bajar los impuestos? El interrogante ya tiene respuesta, aunque sean los madrileños los únicos que se beneficiarán con la medida. Mientras catalanes o asturianos, por citar a sufridos contribuyentes de las dos comunidades que tienen más alto el tramo autonómico del IRPF, ven cómo sus ingresos quedan menguados, los seis millones de madrileños contarán con más de 1.000 euros al año para comprar comida o pagar el plazo de la hipoteca. Los teóricos del Estado del Bienestar son partidarios de la imposición fiscal alta, pero los teóricos del bienestar de la sociedad prefieren que sufra recortes la Administración para darle más margen al ciudadano que, al final, nunca se le da.


No hay duda de que la revolución fiscal madrileña es continuación de  la exigencia de Aznar -realizada en entrevista televisiva de primavera- al exhortar a cumplir el programa del PP bajando los impuestos. La política fiscal, la política penitenciaria y la política hacia el desafío catalán, constituyen los tres ejes con los que la oposición interna a Rajoy va a dar la batalla por cambiar de líder. El sector más duro del PP considera que llegó el momento de moverle la silla a Rajoy. Para hacer frente a la conjura, Rajoy tiene el aparato del partido y la décima de crecimiento del PIB. Todo esto sería lo idóneo, pero la CA de Madrid es la más endeudada del mundo ¿Cómo se come  esta fábula?  Las fábulas, no se comen.
Publicar un comentario