Sigue el blog por Email

viernes, 31 de mayo de 2013

¿Ana Mató a Rajoy? No.



No lloran de arrepentimiento, NO

Todos, todos lo anteriores y últimos acontecimientos que se están produciendo en España, donde ni hay reino, ni hay república, ni lo que es peor, Gobierno; tristemente es consecuencia de sentido de la tolerancia de los pobladores.
Alberto Fabra, Pte. por accidente delictivo de la Comunidad Valencia contrata a un experto o que se yo en técnicas de desarrollo personal y dirección de equipos. Ni se lo que es ni algo me importa es por la parte que merma a mi economía. Cuando se ha dado cuenta de que le han pillado en fuera de juego ha prescindido de los servicios de este  artista, por cierto, muy ligado al PP y “opìna, opina que si no opinas lo que yo opino de nada vale lo que tu opines”.   Lo que si tengo claro es que como llegó Fabra al poder y no, precisamente, mediante métodos democráticos. El vuelco que Alberto Fabra y con un solo ojo,  ha tenido que dar en su vida es suficiente para hacer ante él un ejercicio de comprensión. Por desgracia en España para ser político solo se exige que sea “poco inteligente”. De ahí que comprenda su necesidad y quiera hacer un esfuerzo de formación para que un experto le proporcione las cualidades que la naturaleza le había negado.

¿Por qué, Ana Mato, tiene que explicarle a un juez el color del coche de su exmarido o que sus hijos viajasen a Disneylandia, Islandia o Groenlandia con dinero del Erario público; si la anterior Ministra de Sanidad, Leire Pajín,  viajaba donde le salía del coño y no daba explicaciones a nadie? ¿Por ser Ministra? no, no la culpa es nuestra que democráticamente arrasaron.  Ana Mató a Rajoy hay que olvidarse. ¿Qué de malo tiene que la hija de Ana Mato haga la primera comunión dos veces, si mi abuela, madre y chacha-tía la hacían todos los días. Lo indigno es el banquetazo después de la ceremonia de una y la precariedad en las de las otras.   Son estrategias de esos expertos como el que ha fichado Fabra. Ahora se producirá una reacción en cadena contra Sepúlveda que antes del verano recaerá en ella y de donde Rajoy saldrá fortalecido y con avales para aguantar mínimo otro año más. Tiempo suficiente para destruir todas las pruebas que incriminén a PP y PSOE, ni lo dudéis.

No es broma. En una de las preguntas que le hicieron ¿Forma vd. Parte del equipo de Gobierno? Contesto: No recuerdo. ¡Por Dios¡

De ninguna de las maneras tiene crédito que Fabra no sepa  quién pagaba a su entrenador personal, ni de que Ana Mato haya olvidado su estuvo o no en Islandia. Dice: ¨Cuántas veces ha estado vd. En la China? Y contesta: nbo se si una o ninguna.  ? ¿Pensaban que era un regalo que les  venía del cielo, lugar del que nunca vienen los asesores? Ese tipo de argumentos son los que irritan al ciudadano, porque supone que le están mintiendo, y es verdad que le están mintiendo. A veces parece que toman por tontos a los contribuyentes.

El que haya dedicado hoy media hora de mi tiempo a estos energúmenos, solo es para intentar que abran los ojos millones de hipnotizados demócratas.   Porque ahí tenemos la alegría con que se cargan al erario público gastos que son estrictamente personales, y con el agravante de que se dice desconocer quién los paga. Y ahí tenemos la tendencia a considerar beneficio colectivo lo que es estrictamente beneficio particular: la tradicional confusión entre lo público y lo privado, donde siempre pierde lo público. Así se explican tantos dispendios difíciles de justificar. Y la moraleja concreta del caso: a los cargos oficiales hay que llegar formado. Y, si hay huecos en esa formación, que los paguen de su bolsillo. Como hacemos nosotros. Estoy de asesores hasta los mismísimos cojones.
Publicar un comentario