Sigue el blog por Email

sábado, 20 de octubre de 2012

Ley de Glass-Steagall, única solución para España.

El presidente de los EEUU de América, Franklin D. Roosevel tras el
crack de 1929 en la Bolsa de Nueva York, proclamó una ley llamada
Glass-Steagall (por el senador y congresista que la impulsaron), que
consistía básicamente en la total separación de los bancos de ahorro y
los de inversión. Es decir, los bancos normales no podían especular
con el dinero de los clientes, y los bancos de inversión no podían
actuar como bancos de depósito. De ese modo se garantizaban los
depósitos de los clientes, ya que su dinero no saldría de allí. Roosevelt lo dejó bastante claro: “Prefiero rescatar a los que
producen alimentos que a los que producen miseria”. La ley se aprobóen 1934 y, a partir de ese año, la economía estadounidense comenzó a crecer y desarrollarse para convertirse en la primera economía mundial. Hasta que los bancos empezaron a presionar en los años 60 porque la ley fuera derogada. Incluso la Reserva Federal, bajo las órdenes de Greespan, que había sido director de JP Morgan, presionaba. Hasta 1998 la cosa fue un tira y afloja. Pero en ese año los bancos Travelers y Citibank querían fusionarse para constituir la mayor entidad bancaria del mundo, y se las apañaron para hacer que Bill Clinton derogase la ley Glass-Steagall. A partir de ese año losbancos pudieron especular en los mercados con el dinero de sus clientes y los depósitos de cualquier persona. Fíjense, eso pasó en 1998. Sólo diez años después ya teníamos encima la mayor crisis financiera de la historia. Recordemos que la crisis que azotó fue originada como la
crisis que nos azota, o lo que es lo mismo, por los excesos del sistema bancario”. Más claro el agua. ¿Y en España? Parece que aquí nunca ha existido una ley parecida (aunque es posible que me equivoque). En cualquier caso no existe actualmente y es el origen de desastres como el de Bankia. Al final la codicia es lo que trae, si no existen políticos valientes y leyes que sirvan de freno a la avaricia.De lo primero, políticos valientes, vamos bastantes escasos. Y de lo segundo, leyes que protejan al ciudadano…en fin. No obstante parece que en Estados Unidos hay ya un gran movimiento que pretende volver a decretar la ley Glass-Steagall. Desde congresistas y senadores, hasta
el propio asesor político de Obama, Paul Volcker, abogan por su reinstauración. Y no sólo eso, desde el propio Wall Street se oyen voces en este sentido. Y además hay un movimiento llamado La Rouche Political Action Committee que aboga abiertamente por la vuelta de la ley Glass-Steagall, incluso tienen web en castellano. El movimiento
está impulsado por Lyndon H. La Rouche, que es un personaje curioso. Ha peleado por la nominación demócrata a la presidencia del país en varias ocasiones, y por lo que he podido leer acerca de él, ya antes de 1992 vaticinaba la crisis financiera. Además, fue declarado culpable de conspiración en diciembre de 1988 y encarcelado hasta 1994, en un proceso bastante controvertido.
 En España PP y PSOE compran a periodistas, economistas, talabarteros, encalomadores, rufianes, putas y maricones. Su objetivo no es que no quieran aplicar
la Ley Glass-Steagall, lo importante para ellos es que el pueblo siga aspirando a ver María Belén Esteban, a Messi y si puede ser de Cristiano Ronaldo hasta los huevos. Por cierto pasado mañana, elecciones gallegas y vascas, haced lo que os plazca, pero si puedo ser que vuestro voto sea nulo o no se contabilice. Los políticos ya empiezan a estar preocupados, el pueblo no los quiere, les odia, les maldice y algunos hasta escupen a su paso.

Publicar un comentario