Sigue el blog por Email

miércoles, 26 de septiembre de 2012

A Rajoy le sobra Cataluña.


En política todo no vale. La política seria no consiste en curar sino en prevenir. Mariano Rajoy siempre ha tenido una posición contraria a esta idea. Cree que en la mayor parte de los casos lo mejor es no hacer nada y que el tiempo resuelva las cosas. Se equivoca. Es verdad que en alguna ocasión aislada lo inteligente es dar tiempo al tiempo. En la mayoría de los casos, sin embargo, la solución de los problemas exige anticipación y actividad.
Mariano Rajoy todavía aun no ha movido carta ante el alud desencadenado por Mas. Está a verlas venir. Debería haberse reunido ya una decena de veces con Rubalcaba para formar una alianza constitucional e impedir que el presidente catalán galope a sus anchas. Mas ha tomado la iniciativa, Rajoy va a remolque. Ciertamente tiene grandes problemas para solucionar en Europa y eso lo está haciendo muy bien. Pero el desafío catalán no se puede aplazar. Es necesario trazar de común acuerdo con Rubalcaba un plan estratégico que impida al líder de CiU fracturar la vida nacional y quebrar la unidad de España.
Menuda dejadez qué morrocotudo error permanecer con los brazos cruzados ante lo que se avecina. El Estado de Derecho está en la obligación de desplegar todas sus armas para impedir la secesión de Cataluña y para enviar a Artur Mas a su lugar de descanso.
Publicar un comentario