Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

martes, 27 de septiembre de 2011

Mucha tensión y nervios, por la muerte de bebes, en el Hospital Comarcal de Huércal Overa


Las cifras de los bebes muertos en el Hospital Comarcal de Huércal Overa pueden ser muy superiores a las, en principio, estimadas. El mero hecho de que la Consejera de Salud, María Jesús Montero Cuadrado esté maquinando los datos ya es más que significativo e incluso puede ser prueba determinante. HAY QUE DENUNCIAR TODOS LOS CASOS, TODOS, TODOS el defensor del paciente del Hospital Virgen del Rocío ha sacado dos de ellos con una mera denuncia ante el juzgado de uno de los familiares.  Estos hechos, no prescriben tan rápido como os lo quieren hacer ver.  ¿Qué interés tienen en hacer ver a la comarca que no es verdad mi acusación? ¿No es más que raro que toda la prensa haya dado las espaldas a la asociación de padres? ¿Qué tiene que ver el silencio de los perjudicados con las actuaciones judiciales? Todo lo contrario, sin presión caso archivado, SEGURO. No, los medios de comunicación están esperando publicidad a cambio de silenciar la brutal actuación del Hospital y sus doctos habilitados. No tengo nada contra los profesionales del servicio, supongo que ellos tampoco con los bebes; ahora bien que es el hospital más politizado del sistema solar, nilo dudo.  No temáis por mis amenazas, me da igual ser muerto que matao, además, los cobardes son igual que los perros…………..
HAY QUE DENUNCIAR TODOS LOS CASOS.
Sentencia del día 27.
El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Sevilla ha condenado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a indemnizar a los padres de un bebé que falleció por una negligencia durante el parto a las pocos días de nacer en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, al pago de104.251 euros, según el fallo por la asociación de El Defensor del Paciente, que ofreció servicios jurídicos a la familia, argumentó que se había producido una negligencia por falta de rapidez en los servicios médicos.
Según la sentencia, contra la que cabe interponer recurso de apelación ante la sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA, los hechos tuvieron lugar el 4 de mayo de 2008, cuando la paciente I.P.P., de 29 años de edad, se puso de parto estando de 40 semanas e ingresando en la sala de dilatación sobre las 20,45 horas de ese día.
A las 23 horas, prosigue el relato, los monitores mostraban alteraciones en el estado del bebé, pese a lo cual "no se le hace al niño una prueba protocolizada (ph), que permite conocer si éste se encuentra en una situación de riesgo por estar sufriendo falta de oxígeno".
Junto a ello, la sentencia recoge que se indicó la realización de una cesárea urgente a las 23,35 horas, naciendo el bebé sobre las 00,45 horas por ventosa, un método más invasivo y con un tiempo excesivo en este caso urgente que provocó que el feto, que estaba ya sufriendo, naciera en peores condiciones.
Todo estos condicionamientos provocaron que el bebé falleciera días después (el 12 de mayo), siendo la causa del óbito asfixia perinatal grave.
Según la abogada del Defensor María Jesús Villalpando, estos hechos son merecedores de reproche para el juzgado que condena al SAS, considerando que "si se hubiera actuado correctamente a las 23 horas cuando había datos para pensar que el bebé estaba sufriendo, realizando una cesárea urgente y la prueba del ph,  se podría haber salvado".
Además, la letrada ha reprochado que, "ante este tipo de casos, la consejera de Salud, María Jesús Montero, diga que responden a situaciones excepcionales", en referencia a la reciente condena también contra el SAS por las lesiones producidas a una niña durante el parto en el Hospital Virgen del Rocío "y que ha supuesto una de las mayores condenas, con un millón de euros de indemnización".
Gracias por todas las muestras de apoyo, son más, muchas más que las ofensivas.
Publicar un comentario