Sigue el blog por EMAIL. Seguir por EMAIL

lunes, 30 de mayo de 2011

Isabel Presley,una máquina de hacer dinero.

Mas allá de las artes con las que ha logrado conquistar a un cantante de la talla de Julio Iglesias, un político como el ex ministro Miguel Boyer o un intelectual como el premio Nobel Mario Vargas Llosa, el gran enigma de Isabel Preysler es saber de qué vive esta mujer. ¿Cuánto se embolsa la socialité filipina a golpe de exclusivas, apariciones en photocalls y demás colaboraciones publicitarias?




El periodista José Oneto es quien ha puesto cifra a todos estos ingresos de diversa índole. En concreto, asegura que Preysler gana unos 500.000 euros ¡al mes! con este tipo de trabajos. Nosotros no creemos que consiga hacer tanto dinero sin desempeñar una actividad laboral como la de la mayoría de los mortales, aunque puede que se acerque a la quinta parte de dicha cantidad, que sigue siendo una barbaridad. Además, lo necesita porque su casa en la exclusiva zona madrileña de Puerta de Hierro, la llamada Villa Meona, está valorada en 9 millones de euros y cuesta un pastón mantenerla.
Lo único que tiene fijo ahora mismo Isabel es la marca de cosméticos que empezó a comercializar a principios de año con la ayuda de su hija Ana Boyer, que es la que ha demostrado tener más olfato empresarial de toda su prole. Sin embargo, no es que las cremas hayan funcionado tal y como esperaba la filipina, según lo publicado por la periodista María Eugenia.
Pero Preysler sí que es una maquina de hacer dinero con su mera imagen: tiene firmados contratos anuales con varias marcas. Con Porcelanosa puede ganar perfectamente 200.000 euros al año. Luego también colabora con otras firmas de manera ocasional, como con los joyeros Rabat, y su caché puede rondar los 50.000 euros por cada aparición.



Además, la socialité también hace caja de las aventuras y desventuras que experimenta su vida. Lo consigue con ‘Hola’, aunque se desconoce cuánto podría generar con sus declaraciones. ¿40.000 euros por casa vez que abre la boca? Menos no creemos.
Pero, ¿estará sacando dinero de todos los reportajes que aparecen en su revista de cabecera? ¿Cómo se enteran los paparazzi de cada uno de sus movimientos? ¿Hay alguien que da el chivatazo? Porque nosotros, que somos muy bien pensados, confiamos en que Isabel no llama a nadie a cambio de una comisión.
Publicar un comentario